Encuentros — 24 octubre, 2012 at 0:00

Kentucky Bridgeburners, Jesús es grande

Lean, lean el listado de conciertos del último experimento de ese entrañable outsider llamado Blaine Cartwright (el mismo que empuña guitarra en Nashville Pussy y que nos dejó medio majaras con sus de-mo-le-do-res Nine Pound Hammer: 31/10/2012 Granada – Booga Club; 1/11Estepona – Louie Louie; 2/11 Jerez de La Frontera- Serie Z Festival; 3/11 Madrid – Gruta 77; 4/11 Santa Maria del Paramo – Taberna Belfast; 6/11 Cangas – Salason; 7/11 A Coruña – Mardi Gras; 8/11 Burgos – Estudio 27; 9/11 Vitoria – Helldorado; 10/11 Bilbao – Azkena; 11/11/2012 Zaragoza – La Ley Seca; 13/11/2012 Monzon – Zona Rock; 14/11/2012 Castellón – Pub D’Ley; 16/11/2012 Elda – Texola y 17/11/2012 Barcelona – Rocksound) y digan que miente cuando afirma que España es su país favorito. Imposible. Su fiel parroquia esperan una nueva dosis de su rock’n’roll, que ahora llega cargado de gospel. Hablamos con el siervo de Jesús, bendecidas sus palabras por un magnífico, y espiritual, homónimo primer álbum.

 

 

 

-Eres un músico muy activo. Llevas meses en la carretera, combinando a Nashville Pussy con tu nuevo proyecto, Kentucky Bridgeburners. ¿Fácil de llevar?

-Yeah, especialmente cuando llegamos a España, nuestro país favorito.

-Háblanos de este nuevo proyecto. El primer disco es espectacular…

-Bueno, yo siempre he querido hacer un disco gospel. Y tras hacer una gira con Nine Pound Hammer donde tenía que cantar en lugar de Scott, supe que tenía que hacer un proyecto con Rob y Earl. Todo coincidió en el tiempo, en el momento adecuado.

-Sorprende la temática, el enfoque sobre lo religioso que une a la mayoría de canciones. ¿Por qué escogiste este tema?

– Creo que Jesús es grande. Y su imagen provoca shock… o risas. Me parece que él es muy inspirador. Es un tema complicado, que puede ser desalentador, pero la gran música que inspira es muy sencilla y sorprendente. Sería un honor incluso formar una pequeña parte de esa tradición.

-¿Qué puedes contarnos de la canción que da título al álbum, «Hail Jesus»?

La música fue robada de una canción inédita de Bruce Springsteen, «Chain Lightning» que he oído de un pirata. Siempre pensé que era puro rock and roll sacudió y quería versionearla. Su versión no tenía letra, sólo un montón de gruñidos rock n ‘roll y gemidos en lugar de palabras. Obviamente, fue un trabajo que no llegué a terminar. Otras fueron tomadas de Bob Dylan. Como yo ya estaba robando a Bruce, también podría arrebatar algunas cosas de Bob. Espero que no me demanden. Voy a decir una cosa, a diferencia de los Stones y Zeppelin, que robaban a negros pobres, hasta el momento nuestra banda roba únicamente a ricos tíos blancos.

-Sin perder la potencia de los Hammer o N. Pussy, presentas magníficas canciones que recuerdan a los Rolling Stones de los 70. Precisamente tocas «You Got To Move» y recuerdas que la canción es de Fred McDowell y Rev. Gary Davis. Jagger y Richards se la atribuyeron en Sticky Fingers

– Es de lo que te hablaba. Si nos fijamos en las primeras versiones de Sticky Fingers, la canción se acredita a los Stones. Les demandaron y tuvieron que poner los créditos adecuados en las versiones posteriores. Pateamos el culo a ese tema, pero es básicamente la versión Stones mezclada con «When The Levee Breaks» de Zeppelin. Ya ves, ¡estafando a los chicos blancos ricos de nuevo!

-Versiones de Black Oak Arkansas, Woody Guthrie, Staples Singers… ¿Cómo escogiste las canciones adecuadas para acompañar a tus nuevas composiciones?

– Eran todas bastante obvias, en realidad. Pero tuve que escuchar un montón de gospel y ver qué canciones podían encajar con nuestro grupo.

-Divertida, tu decisión de llamar a la discográfica Slinging Pig Records. Supongo que es un homenaje a Swinging Pig o Blind Pig Records, no?

– Si, The Mark Of Quality, la Marca de Calidad. La primera vez que vi el logo fue en un disco pirata en casa de Tim Warren en Hamburgo. Él siempre tenía cosas interesantes, nada de mierda. Ruyter y yo conocimos al hombre que dirigía el sello. Él vivió en Norfolk, Virginia, y tenía una tienda de discos. Mis amigos, The Candy Snatchers, crecieron junto a ella. Después nuestro buen amigo Matt, el guitarrista, murió hace poco, y nos pareció un ajuste perfecto.

-¿Es este un proyecto pensado para tener una larga vida o es algo que tiene fecha de finalización ya proyectada?

– Ha adquirido una vida propia. Vamos a montar a este cerdo ganador hasta el final de la feria estatal… y más allá.

 

Alfred Crespo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: