Encuentros

Havoc: Pop Crujiente

Para los amantes del pop de guitarras, los sonidos a caballo entre los 80 y 90, y los estribillos que vuelan solos, Havoc es un valor seguro. Desde su reconversión de cantautor anglosajón a formar parte de la gran familia del indie español, el donostiarra Pedro Gracia Pérez de Viñaspre ha publicado un puñado de álbumes, a cada cual mejor. El último se titula Espíritu (Subterfuge, 2020), el más atrevido y ruidoso, aunque sin dejar a un lado su apego por la melodía.

 ¿Espíritu es la confirmación definitiva de que Havoc es un grupo de guitarras? Nunca han sonado tan potentes y altas como hasta ahora…

Havoc es definitivamente un grupo con muchas guitarras en cada canción. Seguramente había más pistas de guitarra por canción en Amado líder, pero creo que en Espíritu hay un mayor interés por el riff.

Entiendo que el pop de guitarras y la búsqueda constante de la melodía están en tu ADN. En ese punto imaginario en el que se cruzan los Smiths, The Jesus and Mary Chain, Ride, pero también el grunge de los 90 o grupos como Alice in Chains.

¡Entiendes perfectamente, pues!

Sin embargo, empezaste tu carrera como cantautor folk cantando en inglés. Visto desde el presente, parece que aquello pertenecía a otro mundo o que tú al menos eras un músico distinto.

Todo el mundo empieza en algún sitio. Ocurre que yo lo hice en solitario, en los bares, y de ahí pasé a grabar para Warner. Ese primer disco fue un reflejo de lo que había sido mi música hasta entonces. Rápidamente tuve claro que si quería seguir haciendo esto mucho tiempo tenía que buscar dentro de mí y no fuera.

¿Cuándo crees que Havoc empezó a coger la forma que querías? ¿En Lo Saben los narvales? (2014)

Havoc empezó a coger forma al fichar por Subterfuge y hacer el EP Ogro y púgil en 2013 y la entrada en el proyecto de Yon Vidaur (productor y guitarrista).

 ¿Havoc no existiría sin Vidaur?

Sin Vidaur… ¡Lo que no existiría es una vida que merezca la pena ser vivida! No lo sé. Sería una cosa completamente distinta y seguramente peor. Él es algo así como mi conciencia.

Quizás los lectores de Ruta 66 no saben que con Rafael Berrio, también donostiarra, te unen muchos lazos afectivos y musicales. Como si de alguna manera os retroalimentaseis.

Cierto. Quiero muchísimo a Rafael. Cuando nos conocimos rápidamente nos unió una relación casi padre/hijo… Todo lo que pueda decir de Rafa como persona o como músico se queda corto. Quizás algún lector recuerde aquel concierto en Heliogàbal. Se suponía que la fecha era mía, pero me lo llevé a Rafa a tocar conmigo. Una vez allí fui yo quien le hizo de telonero. Fue el mejor regalo que le pude hacer a aquella gente que fue a verme.

En Espíritu colaboran artistas donostiarras como Mikel Erentxun, Mikel Aguirre (Amateur) y Javier Sun. ¡Te ha quedado un dream team del pop local!

¡Estos tíos hacen pop universal! Es un pequeño milagro del cual tengo un mérito mínimo. Ya habréis podido escuchar la colaboración con Erentxun. No puedo esperar a que salgan las de Mikel Aguirre y Javier Sun. Ahora ya estoy fantaseando con la presentación del disco en Donostia y subirlos a los tres al escenario. Ojalá.

Las altas y bajas han sido habituales en el grupo a lo largo del tiempo. ¿A qué achacas estos cambios? Los Planetas se justificaban diciendo que son un grupo muy intenso, signifique esto lo que signifique.

Buff, gran pregunta. Voy a optar por la respuesta corta. Porque esto tiene un libro. La respuesta básica es que en el fondo esto es la banda de un cantautor muy personal, el cual llevo y sufro como un proyecto vital. A partir de ahí… Entiendo perfectamente que estar en esta banda se exige demasiado para que los resultados nunca estén al nivel de las expectativas. Aun así, quien ha salido de la banda ha sido porque ha querido.

En directo sales ahora sin guitarra. ¿Te notas más suelto? ¿Así es más fácil romper la barrera que se crea con el público?

Justo eso. Es algo que tenía claro desde hace tiempo. Por ahora me siento un poco raro, pero lo estoy disfrutando. Espero que eso ayude a eso de la comunicación con el público. Con la guitarra me volvía tan hermético que a veces me ponía barreras incluso con mi propia banda.

¿Crees realmente que el pop o el rock han muerto? ¿No crees que tan solo ha dejado de ser mainstream y que pasa a terrenos más minoritarios?

Las canciones no son decretos de ley, y en muy pocas ocasiones reflejan opiniones personales. «El pop murió» es el nombre de una de nuestras canciones. Si escuchas la letra de la canción verás que se trata de algo mucho menos elevado que una sentencia de muerte. Utilizo eso que dices de que el pop ha cambiado al igual que lo hemos hecho todos.

 ¿Cómo es eso de que estás “altamente cualificado” para romper televisiones?

Jaja, ¡lo tengo comprobado! Se me da muy bien romper cosas. Y rompiendo televisiones soy el mejor. Desde aquí reto a cualquiera.

Texto: Jon Pagola

Fotos: Edorta Subijana

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter