Artículos

Listas «lo mejor de 2019»: Los mejores discos de Americana (puestos del 50 al 31)

El año pasado ya confeccioné esta lista para Ruta 66, con los mejores discos del año de un género al que pueden llamar como quieran. Al final no dejan de ser discos de música eminentemente americana, influida por el country, el blues, el folk o el jazz. Me da igual si lo llaman americana, rock americano, country alternativo o como quieran. Entenderse es cosa de dos, y la mayoría de ustedes y yo, ya nos entendemos. Empezamos con los puestos del 50 al 31, aunque primero no está de más hacer mención a los que han quedado fuera por los pelos. Los que han estado más cerca de entrar y al final no lo han hecho han sido Ben Dickey, JS Ondara, Daniel Meade, Jason ringenberg, Midland, Doug Seegers y Trapper Schoepp.  Sí meto, en cambio, a los Teskey Brothers porque su manera de entender el soul es muy cercano al género, y su disco casi lo calificaría de country soul. Bueno, al final es mi lista y es como ha quedado. Como siempre decimos los “listeros”, probablemente mañana sería otra.

 

  1. Jason Hawk Harris – Love & The Dark

Grandísimo trabajo de country cargado de ingerencias externas. Harris no le hace ascos a nada y por eso encontramos en sus canciones desde rock and roll a bluegrass o hillbilly. Altamente recommendable.

 

  1. The Steel Wheels – Over The Trees

El clásico disco en el que los instrumentos de cuerda más tradicionales toman el protagonismo. Aquí se juntan bluegrass, rock y el country de los Apalaches en un disco que es un seguro de vida para amantes de esos sonidos.

 

  1. The Steel Woods – Old News

Brillante y largo disco que, no se dejen engañar, va mucho más allá del southern rock, tocando todos los palos del rock americano. Además se cierra con versionaca de «Southern Accents» de Mr. Tom Petty.

 

  1. Dee White – Southern gentleman

Dee White tiene en sus venas el alma de Roy Orbison, y también de los más actuales Ruen Brothers o Joshua Hedley, sin olvidar lo mejor del country de los sesenta y lo setenta. Tras ganar sus primeros dólares compitiendo en campeonatos de pesca decidió dedicar se a su otra gran afición. Para eso utilizó las canciones que compuso cantando a su teléfono móvil mientras esperaba que los peces picaran. No tardó en dejar la Universidad y al mudarse a Tennessee se encontró con un Auerbach que rápidamente se pirró por él.

 

  1. Rod Melancon – Pinkville

Descubierto gracias a José Navas, vaya cañonazo de disco. De esos que es difícil definir. Rock americano y ya está. Entre John Mellencamp y Drive By Truckers, o algo así.

 

  1. The Dead South – Sugar & Joy

Los canadienses parecen tener la fórmula para combinar lo adictivo de sus melodías con un sonido que bebe del country de los Apalaches y el bluegrass. Trece canciones cargadas de personajes enigmáticos, amores rotos, y pantanosos ambientes que, en contra de lo que pueda parecer ideal, no se esconden en sonoridades densas u oscuras, sino en melodías bailables y alegres. Eso los convierte en únicos y diferentes, consiguiendo que disfrutemos mientras cantamos sobre muerte o desesperación, dando la perspectiva necesaria y una buena dosis de sentido del humor a temas trascendentes.

 

  1. The Avett Brothers – Closer Than Together

No es el mejor disco de los hermanísimos, pero son otros que nunca fallan. Un trabajo suyo es garantía de calidad, entendiendo por eso buenas canciones y una ejecución simplemente impecable.

 

  1. Yola – Walk Through Fire

Una muestra continua de solvencia interpretativa y compositiva. Country soul de manual. Con mandolinas, violines o wurlitzer. Nada falta. Todo huele a Aretha, a Ray Charles, a Tony Joe White, a Marvin Gaye, a Dolly Parton y al primer Elton John. Pero huele tan bien. Acogida por la comunidad de Nashville, uno tiene la impresión de que Yola ha venido para quedarse. Veremos si el tiempo me da la razón.

 

  1. Jimbo Mathus – Incinerator

Otro que puede dar mucho más, sin que eso signifique que este sea un mal disco. Todo lo contrario. Mathus no es capaz de hacer trabajos no destacables, pero con un poco más estaría mucho más arriba en esta lista. Sin duda.

 

  1. Charles Wesley Godwin – Seneca

En 2015 decide dedicarse profesionalmente a la música y empieza por curtirse tocando en todos los lugares en los que le dejen, ya sea un bar de carretera, la parte de atrás de un camión o incluso la calle. Entra a formar parte del grupo Union Sound Trearty, pero dura poco. Necesita hacer algo más personal y eso es Seneca. Un disco que no puede dejar indiferente a ningún fan de la roots music, y que hace que su nombre aparezca marcado en rojo en nuestras agendas como personaje a seguir.

 

  1. Emily Duff – Hallelujah Hello

El tercer disco en estudio de la neoyorquina Emily Duff es una maravilla que no puede pasar desapercibida para los amantes de la música de raíces norteamericana. Amiga íntima de nuestro querido Willie Nile, este no duda en declarar que “Emily es una gran artista. Cada vez que la veo tocar en vivo no puedo evitar pensar en lo mucho que a Keith Richards le gustaría si estuviera allí. Ella es verdadera”.

 

  1. Joseph Huber – Moondog

Durante 7 años formó parte de .357 String Band, y luego se lanzó en solitario. Desde entonces solo nos da alegrías. Este también me ha parecido de entrada su mejor disco. Lo toca todo, guitarra, banjo, violín, armónica y pandereta, y todo bien. Además, ha mejorado muchísimo como cantante.

 

  1. Ian Noe – Between the Country

Excelente y maduro letrista, algo que sorprende dado sus 29 años, y notabilísimo cantante con una voz impropia de su edad, Noe hace de las pequeñas historias grandes canciones. Navega en el mundo de las personas de a pie, en los pequeños detalles, en la sutilidad.  Por ello titula su debut Between the Country, porque lo suyo es un viaje, tanto por las raíces de su tierra como por las del propio estilo.

 

  1. Jim Lauderdale – From another world

Este tipo nos ha acostumbrado a uno (o dos) discos al año, y no falla a su cita. Viene a visitarnos discográficamente de manera regular y siempre lo hace sobrado de calidad y clase. A veces brilla más y a veces un poco menos, pero nunca defrauda. Como corresponde a uno de los grandes capos de la música americana de raíces.

 

  1. Cody Jinks – After the Fire

A falta de uno, Buenos son dos. Cody Jinks saca, con una diferencia de días dos discos de genuino country rock que se han convertido, en mi opinión, en lo mejor de su carrera. Nos tiene acostumbrados a estar espléndido a la voz pero es que me da la sensación que esta vez, la colección de canciones, también es superior al resto de sus discos.

 

  1. Dan Bern – Regent Street

Folk, blues, country. Lo toca todo y todo bien. Dan Bern es uno de esos músicos escondidos que me fascina enormemente. Me gusta prácticamente todo en su carrera, y este disco no es una excepción.

 

  1. Will Kimbrough – I Like It Don Here

Habitual secundario de lujo, no contento con ello, se ha marcado ahora su mejor disco en solitario. Un auténtico tratado de música norteamericana en los que caben desde el country al blues del Delta, el jazz, el pop, el swamp o el folk. Mostrando que no solo es un excelente acompañante o miembro de banda, sino que como solista tiene mucho que decir. Componiendo un buen puñado de magníficas canciones que, además, como no podía ser de otra manera, interpreta con su prestancia conocida. Y es que la clase se le cae de los bolsillos ¿Secundario dije? Bórrenlo. Apúntenle, mejor, actor principal.

 

  1. Robert Jon & The Wreck – Take Me Higher

Es su trabajo menos country y el que más se inclina por sonidos negroides, algo cada vez más habitual en su producción. Pero a pesar de eso sigue estando muy, muy bien.

 

  1. Ben Davis Jr. – Suthernahia

Músico que me descubre el amigo Sanfreebird. Rock Americano de toda la vida con una muy Buena voz y espléndidas canciones. Es sota, caballo y rey, pero me gusta. 8Primeras Impresiones)

 

  1. Jake Xerxes Russell – Out Of Sight

Lo de este tipo de North Caroline es country folk cargado de estilo y honestidad. Ël es un folclorista, un buscador de canciones y sonidos a la vieja usanza, y eso se transmite en un disco tan sorprendente como impactante para el que lo oye.

 

Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter