Encuentros

Entrevista con Marcos García, director de “El Decimosexto Sueño de un Artista”

Marcos García se dio a conocer co-dirigiendo, junto al más consagrado Mikel Insausti, la entrañable película Vinyland. Uno cree que ya tenía la idea de esta primera película como responsable absoluto con antelación. En cualquier caso parece que a Marcos le encanta el cine. Pero también parece un devoto del rock’n’roll. De hecho la historia que nos cuenta en esta nueva película es muy musical y tiene mucho del espíritu más juvenil del rock’n’roll. Ya teníamos motivos para charlar con él de lo que más nos gusta.

Lo primero de todo, Marcos. ¿Cómo te encuentras en estos momentos en los días previos al estreno de El Decimosexto Sueño de un Artista?

Estoy bastante liado con las clases y el curro, así que no estoy pensando mucho en el estreno, pero tengo mucha ilusión de reencontrarme con la gente del equipo. Aunque solo nos hayamos visto durante el rodaje, y en otras pocas ocasiones, son como una gran familia. Hay algo especial. Ya me pondré terriblemente nervioso el fatídico día…

¿Qué expectativas tienes con ella? ¿Cuántas semanas crees que se puede mantener en cartelera una película sobre rock, con actores mayormente amateurs y con la temática que trata?

No suelo pensar mucho en expectativas. La película se proyectará ese día y veremos el resultado. El decimosexto sueño de un artista es una película difícil, para nada es sobre el rock, ni sobre The Lookers. Tiene una forma particular, como una larga canción, con su estribillo, sus pausas, sus momentos instrumentales y su letra. También cuenta con actores no profesionales (y profesionales), con una historia elaborada de manera no convencional, pero al final realizada con mucha libertad.

Queremos también saciar nuestra curiosidad cuanto antes. ¿Tenías esta película en mente anteriormente a la entrega de Vinyland o la idea surgió con posterioridad?

La idea surgió unos meses antes del estreno de Vinyland en el Zinemaldi en 2015. Luego fui desarrollando el guión, durante unos 6 meses para poder rodar en el verano del 2016, el único momento que podía. Una noche, después de un concierto, ya era tarde, pregunté a Mikel y a Nico si querían participar y sorprendentemente me dijeron que sí.

Por cierto. ¿Qué significó para ti el trabajar codo con codo con Mikel Insausti en tu estreno en un largometraje?

El rodaje de Vinyland fue amateur con lo cual disponíamos de una gran libertad. Y como decíamos éramos “profesionales de lo amateur”. Fue una experiencia intensa, de la que aprendí mucho. No me hice muchas preguntas, simplemente lo hice. Fue muy divertido y enriquecedor sumergirse en el mundo de Vinyland. Hay que entender que fue un proyecto artesanal.

 ¿Satisfecho con los resultados de Vinyland tanto a nivel crítico como a nivel de repercusión popular?

Para mí fue un éxito. El éxito no tiene porqué medirse por la cantidad de dinero que aporta una peli, o los cientos de personas que van a verla. El hecho que Vinyland exista ya es una satisfacción.

¿Cuál fue tu primera afición juvenil, el mundo del cine o el mundo del rock’n’roll?

No lo llamaría afición juvenil. En aquella época uno no sabe lo que es una afición, estás más bien expuesto a cosas. Las miras, las escuchas, las sientes. Las entiendes o no. En mi caso estuve expuesto a películas como Las aventuras de Robin Hood con Errol Flynn y Los tres mosqueteros con Gene Kelly y Lana Turner cuando aún estaba en la cuna. Luego vino la música y descubrí la música gracias a mis padres, empezó con el rock’n’roll, pero llegaron otros tipos de música también. Ellos me descubrieron cosas, y yo les descubro otras.

Cartel por Detritus Aramburu Eguizábal

¿Primeros directores y películas y primeros músicos y discos que marcaron a un Marcos adolescente?

Durante mi adolescencia fui expuesto a muchas películas. Los episodios de Alfred Hitchcock presenta llegaron a impactarme. Pero los directores que más me marcaron llegaron mucho más tarde, cuando llegué a Paris y descubrí a Fellini, Bergman, Chaplin. Si tengo que mencionar una película sería La Dolce Vita.

En la música pasó lo mismo, hubo un antes y un después, al descubrir a Nick Cave & The Bad Seeds o Bob Dylan.

¿Qué historia quieres contarnos a través de El Decimosexto Sueño de un Artista?

Con el Sueño me parece que conseguimos crear algo que no se pudiese contar, pero que se pudiese experimentar, vivir. Las palabras reducen el campo de las posibilidades que ofrece la imagen y el sonido. Juntos evocan muchas cosas proyectados en una sala oscura. La película es toda una experiencia, el viaje de un joven músico, de un artista. Hablar más perjudicaría a la peli. Es como una canción, no la puedes contar, la escuchas y la vives. Con El Sueño me salió algo parecido.

Sabemos de tu devoción por el r’n’r y el cine. Pero es que el título de tu película tiene un toque surrealista, que a mí particularmente y aunque esté totalmente equivocado, me ha recordado a Chagall y Dalí. ¿Te interesa también el surrealismo y/o el mundo de la pintura?

No soy un especialista, pero lo que dices me atrae mucho. Es curioso lo mucho que se utiliza la palabra “surrealista”, para calificar algo de extraño o de fuera de lo normal, hasta tiene un encanto el llamarlo surrealista. Pero cuando se hace algo surrealista de verdad (tal y como Breton lo definió) me da la impresión que hay un rechazo o no se le da la misma importancia. Quizás vivamos en un mundo que no acepta el surrealismo, aunque yo creo que lo necesita más que nunca. Si hablamos del surrealismo como lo definió Breton, el Sueño tiene algo de eso.

¿Por qué elegir a unos actores totalmente amateurs como Mikel Toyos y Nicolas Caumont (The Lookers)? ¿Motivos estrictamente económicos y/o de amistad, o realmente veías a ellos como mejores encarnaciones de sus respectivos papeles?

Cuando empecé a imaginarme la primera escena vi a Mikel. Lo apunté rápidamente sin tener una idea concreta de historia. Durante la escritura del guión imaginé el personaje siempre con él en mente. Con Nico pasó lo mismo. Con algunos personajes secundarios fue distinto. Al acabar el guión tuve que pensar en alguien que pudiese hacer el papel. Algunas veces la persona aceptaba, otras no. Había que adaptarse, estar disponible a lo imprevisible, y eso era lo bonito. Fue una especie de desafío también.

Ya de paso, queremos también tu opinión personal en primicia. ¿Qué opinas de The Lookers en general y qué opinión te merece su nuevo disco que aún no hemos podido escuchar?

Todavía tengo el recuerdo de verles en la Tunk, teloneando a Chrome Cranks. La energía que desprendieron era contagiosa. Y desde entonces han ido a mejor. Su nuevo disco es una maravilla. Sus canciones transmiten algo muy especial. Algo frágil, y sobre todo muy real y profundo.

¿Son un soplo de aire fresco para el panorama rockero actual como pensamos más de uno?

Espero que sean más que un soplo. Para mí siempre es agradable ver gente de mi edad haciendo música que me gusta. Les deseo que sigan sacando discos, evolucionando, y siendo ellos mismos. Llevan ya mucho tiempo y no creo que la cosa vaya a parar… y mejor!

La película se estrenó en el IV Festival Cinemística de Granada el 4 Noviembre 2017. ¿Por qué ha tardado más de un año en que se produzca el estreno en salas?

Hay varias razones. La peli fue rechazada en muchos festivales por su carácter experimental, excepto en Cinemística. Luego, cuando nos propusimos a estrenarla en Donosti, pues no recibimos apoyos de las instituciones y otros centros que programan cine o eventos culturales. Los Cines Sade dijeron que sí en seguida. No hubo ningún problema. Sade siempre nos ha apoyado. Desde Vinyland, hasta hoy en día. Les agradecemos mucho lo que han hecho.

Por los apellidos involucrados ya vemos que estamos ante una producción muy familiar. ¿Sin la ayuda de Bloody Mary Producciones, ahora también implicados en cine, hubiera sido también posible que este sueño tuyo llegara a las pantallas?

No lo creo. Al ser un proyecto tan experimental ninguna productora lo habría aceptado. Las productoras lo primero que ven es el guión, tienen que encontrar una historia sólida, personajes que entiendan y a los que puedan identificarse. Hacerlo con la gente a mi alrededor era lo más lógico. Como hicimos con Vinyland. Buscamos equipo, actores, lugares y tiramos para adelante.

Berta, suponemos que hermana tuya, es tu ayudante de dirección y también se encarga de la Música Original. ¿Satisfecho con su trabajo en ambos sentidos?

Supones bien. Berta fue la primera en leer el guión. Ella sola se metió en el estudio de grabación con su cello y las guitarras y creó esa música que vive dentro de la película. No le di muchas indicaciones, ella comprendió mucho, cosas que sólo con la música se pueden transmitir. Durante el rodaje fue una colaboradora fuerte y animada. Y eso que fue difícil y que muchos estaban en un rodaje por primera vez.

The Limiñanas – Foto: Salomé Sagüillo

Supongo que también tendremos canciones a lo largo de la película. ¿Qué podemos escuchar en algunas de sus escenas y quién se ha encargado de elegir dichas canciones?

Hay un tema de Peralta y otro de Limiñanas. Dos grupos imprescindibles de la actualidad, además de ser unas personas encantadoras. El resto es música original compuesta por Berta. Quise elegir muy pocas canciones de otros grupos y tener una música original, única para la peli.

Vivimos tiempos realmente convulsos en todos los ámbitos. A pesar de ello, ¿tú eres de esos que aún piensa que es el amor lo que mueve todavía el mundo?

No sé si lo mueve, pero ayuda a moverlo.

Casi estamos seguros de que esta no será tu última película. ¿Pero tenemos ya alguna idea en mente o es todavía un poco pronto para ello?

Acabo de terminar un Máster de Guión durante el cual escribí un largometraje de ficción que aún tengo que trabajarlo. Y luego tengo varios proyectos de cortometrajes que se están escribiendo.

Desde aquí te recomendamos que apoyes también este tipo de iniciativas cinematográficas y como no queremos hacer demasiado spoiler, nos quedamos solo con las palabras de Marcos, pero te dejamos también con el facebook del film por si quieres conocer esta bonita historia de amor onírico un poco mejor.

Puedes seguir las últimas novedades en: https://www.facebook.com/El-decimosexto-sue%C3%B1o-de-un-artista-1064534836993539/

Texto: Txema Mañeru

Fotos: J.A. Areta Goñi (JUXE)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter