Vivos

MC50 – Sala Mon (Madrid)

Ayer asistimos, probablemente (al menos para mí), a la última descarga del Brother Wayne Kramer reviviendo a su mítica banda; amenos que la salud y las circunstancias permitan que se saque (innecesariamente) de la manga en un futuro a los MC55 o MC60.

Fue un concierto cargado de buenos y entrañables momentos, pero también de otros que bien se podían haber ahorrado: de verdad, ¿alguien disfrutó de la turra del epatante frikismo de “Starship”? El bajo distorsionado de Billy Gould. (Faith No More, adquisición reciente) fue una auténtica pesadilla para las primeras filas y Brendan Canty no estuvo a la altura. Afortunadamente, Kim Thayil perdió parte de ese respeto referencial que le bloqueó durante el show en el Azkena y Marcus Durant demostró el enorme frontman que es; obligándonos a exigir un retorno inmediato de Zen Guerrilla.

Wayne Kramer demostró su clase y desplegó toda su artillería guitarrera. También recordó a sus fallecidos compañeros e insto a la revuelta, a la resistencia contra las grandes farmaceúticas y el sistema, y atizó al fascismo que gobierna en su país [sic]. Eso sí, volvió a fallar en la elección de un repertorio (que convengamos que debería haber incluido, sin discusión posible, al “Back In The USA” de principio a fin), y fue un detallado que Marcus dedicara “Let Me Try” a “Kike Turmix y Marga”.

Reflexión polémica: Lo de ayer no es en absoluto equiparable al necesario homenaje de MC5 / DKT. Y es que, ahora que está tan de moda atizar a las bandas tributo, ¿no os quedó la sensación de asistir al concierto de una de ellas, pese a la presencia de Wayne Kramer? Y lo digo porque, si dejamos de lado la mitomanía y nos ceñimos a lo estrictamente musical, lo que presencié ayer no fue mejor que los dos shows en los disfruté hace años de los coruñeses Ultracuerpos, travestidos como los Ultra5 y con el refuerzo de Xavi de Señor No en el segundo de los bolos). Y es que todavía recuerdo a un Turmix emocionadísimo, agitando su chaleco con la pantera blanca en la espalda en la primera fila del Gruta 77. Ahí lo dejo.

Texto y fotos: J.F. León

One Comment

  1. Que vuelvan los Zen Guerrilla, POR FAVOR!

Responder a javistonerock Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter