Encuentros — 27 febrero, 2018 at 19:33

Danny & The Champions of the World, el verdadero latido del corazón del rock & roll

Hablar con Danny George Wilson es como reencontrarse con un viejo amigo. Simpático y apasionado hasta el tuétano de los huesos, pasión que exhibe sin reparos en cada respuesta. Lo que llamamos uno de los nuestros, un miembro más de esa etérea hermandad unida por el rock & roll. En pocos días estará de gira por la piel de toro para interpretar las canciones contenidas en su último lanzamiento,  Brilliant Light (Loose, 2017),  una hermosa alianza entre el soul y el rock que ha colmado de gozo a los que se emocionan, nos emocionamos, con el resplandeciente sonido de las guitarras protegiendo la integridad de melodías luminosas.

Desde aquel ya lejano primer disco el grupo ha ido evolucionando y cambiando. ¿Cómo valoras la trayectoria que habéis protagonizado desde que empezasteis hasta ahora?

Bueno, cuando empezamos con The Champs era solo un proyecto paralelo, no sabíamos dónde podíamos llegar… Algo divertido después de que Grand Drive, la banda que tenía con mi hermano, se hubiera tomado un descanso. Era muy relajado, más un grupo de amigos que una banda propia. Un grupo de músicos de diferentes bandas que se juntaban para grabar algunas canciones que habían escrito en un verano. El primer álbum fue grabado en una granja, me quedé a dormir en mi camioneta y nos quedamos despiertos toda la noche tocando y bebiendo. Todo fue inspirado por Ronnie Lane…. Realmente no tenía muchas expectativas, pero a la gente comenzó a gustarle el disco y a venir a los conciertos. Hicimos otro disco, Streets of Our Time, en el mismo sitio y con las mismas intenciones pero, como te decía, la cosa fue creciendo y muy pronto se hizo obvio que teníamos que convertirnos en una banda un poco más regular para darle a la gente lo que quería. Con el paso de los años, la formación ha cambiado mucho y, aunque ahora tenemos una alineación estable, seguimos buscando las sensaciones y conservamos la misma dedicación en capturar el alma de la música… Seis álbumes más tarde creo que hemos seguido fieles al espíritu original. ¡Tan lleno de amor y tan libre como pueda ser!

Pese a que siempre ha estado presente, el soul ha ido ganando protagonismo poco a poco hasta situarse en primer plano. ¿Lo ha hecho de forma natural? ¿Tanta es su influencia sobre tu manera de componer?

Sigo lo que me inspira… Las canciones siempre muestran lo que he estado escuchando desde siempre. Me crié escuchando un montón de ritmo y blues, doo woop y soul y esa es la música a la que siempre sigo volviendo. Nunca pienso como va a ser el estilo de un álbum… Solo dejo que la música me guie  y procuro ser tan fiel a mí mismo como sea posible. El próximo álbum podría ser un álbum de country o un álbum de puro rock & roll… ¡No lo sé todavía! (Risas)

Brilliant Light, el último disco, es doble. Un proyecto ambicioso. ¿Grabaste todas las canciones que tenías compuestas o algunas se quedaron fuera?

Puede parecerlo pero no lo fue realmente. En cierto modo, te diría que fue todo lo contrario. Quería evitar hacer un álbum excesivamente dirigido y alejado de una mentalidad comercial, así que decidí con Chris Clarke, nuestro bajista y el productor de los álbumes recientes, que grabaríamos un año en la vida de The Champs. Nos juntamos durante una semana cada mes y grabamos las canciones que habíamos escrito en el tiempo transcurrido entre cada sesión y además registradas completamente en vivo. Después las archivamos y no las volvimos a escuchar hasta que nos pusimos a mezclarlas. Y nos entusiasmamos, era como haber encontrado un álbum perdido en el fondo de un baúl. Mantenía la emoción y sonaba muy fresco, fue una gran etapa creativa. Sí, es un doble, pero no pudimos cortarlo más de lo que lo hicimos… Y hay bastantes pistas que quedaron fuera… ¡Dejemos algo para después! (Risas)

Y añadiste un tercer disco totalmente instrumental. ¿Cuál es la razón de ello?

Al principio tenía la intención de mezclar canciones y piezas instrumentales dentro del álbum… Inspirado un poco por Allman Brothers. Realmente nos encanta improvisar como banda y nos sentimos bien al ponernos a grabar algunas jams… Cuando nos dimos cuenta de que todo el material que teníamos daba para editar un álbum triple pensamos que si bien sería divertido no era muy viable. Demasiado caro y demasiado extenso… Así que añadimos el álbum instrumental como disco extra de edición limitada para la primera tirada.

Durante los últimos años habéis visto recompensado vuestro trabajo con nominaciones y premios por parte de la UK Americana Music Asociation. Imagino que muy contentos por recibir esas distinciones. ¿No?

Sí, ha sido muy emocionante. El AMA UK ha hecho un trabajo increíble para potenciar la escena y para honrar a aquellos que han estado tocando música de raíces durante muchos años allanando el camino a los que vinimos detrás. La ceremonia de este año fue una maravilla, actuó Robert Plant junto a otros muchos artistas, la banda soporte fue dirigida por Ethan Johns, una gran celebración. Estamos muy agradecidos, no lo hacemos por eso pero siempre es agradable recibir un impulso de ese tipo. Es bonito recibirlo.

El rock y el pop británico tienen un peso específico en la historia de la música pero es cierto que las influencias provenientes de USA son notables… ¿Qué piensas sobre este tema?

Los músicos del Reino Unido siempre han sabido tomar el rock, el soul, el country y la música folk norteamericana y hacerla suya. Desde los Beatles y los Stones, que adaptaban temas de Arthur Alexander o Chuck Berry, Rod Stewart y los Faces, que canalizaban a Sam Cooke a través de una óptica londinense, hasta John Mayall o Fleetwood Mac reinventando el blues… Eso es lo que hacemos, adaptar ese sonido y convertirlo en la banda sonora del día a día de los británicos…

Siempre has citado a Tom Petty como uno de tus referentes musicales. ¿Cómo recibiste la noticia de su fallecimiento? Una gran pérdida sin duda…

La peor de las noticias. Pude verlo en su última actuación en Hyde Park y fue una noche mágica. Tantos amigos cantando juntos, los Heartbreakers tan vitales, no fue un concierto más, era como verlos en un pequeño club, ese era el espíritu, el verdadero latido del corazón del rock & roll… Lo echaremos mucho de menos. Uno de los realmente grandes.

¿Tienes planes ya para un nuevo disco?

Tengo listo un álbum de un proyecto paralelo que saldrá en abril. Se llama Bennet Wilson Poole y lo he formado junto a unos amigos. Poole produjo Hearts & Arrows (2011) y estaba en un grupo de folk rock de culto, Starry Eyed & Laughing, de los que yo era un gran fan. También está Robin Bennet, que fue miembro de la formación original de los Champions y también en The Dreaming Spires. Es algo muy Petty en algunos momentos, también muy Crosby Stills & Nash y quizás también muy Byrds…Creo que es un muy buen disco y estoy muy contento con el. El sello español You Are the Cosmos va a editar algunas copias en vinilo. También he comenzado a escribir canciones nuevas, quizás un nuevo álbum de los Champs… Ya veremos… Siempre hay un montón de planes… ¡Voy a tope! (Risas)

Llevas tiempo trabajando con Loose Music. Discográfica inglesa pero dedicada a la música de raíces norteamericana. Con un importante listado de artistas. Incluida la catalana Joana Serrat. ¿Has escuchado sus discos? ¿Qué opinión te merece?

¡Me encanta Joana! Creo que sus dos álbumes con Loose son estupendos. Soy un gran admirador suyo y es muy buena en directo. Tengo mucha suerte de seguir trabajando con Loose… ¡Puedo escuchar todos esos maravillosos discos! (Risas) Tom y Julia (los capos de Loose) son grandes amigos y mis mejores aliados. Tengo suerte de tenerlos a mi lado. ¡Me quedaré allí hasta que se aburran de mí! (Risas) Este año es el vigésimo aniversario de Loose y hace veinte años lanzaron el primer álbum de Grand Drive… Habrá que celebrar esa efemérides de alguna manera… ¿No crees? (Risas)

Pronto volvéis a España. Un país en que siempre habéis recibido una cálida acogida.

¡Siempre que venimos lo pasamos genial! Buena gente, grandes clubes… Y esperamos ver a todos los amigos que ya tenemos allí. ¡Tengo que recoger mi copia firmada del libro de mi amigo Joserra Rodrigo! (se refiere a Pasión no es Palabra Cualquiera escrito por el abogado y melómano vasco). Siempre parece que el público esté dispuesto a hacer que cada noche sea especial. Un concierto es algo vivo y tenemos la suerte de conectar con el público español. Viven la música de manera realmente mágica. Tengo muchas ganas de estar de nuevo ahí.

Manel Celeiro

6 de marzo, Helldorado, Vitoria Gasteiz

7 de marzo, Valencia, Loco Club

8 de marzo, Madrid, El Sol

9 de marzo, Bilbao, Antzokia

10 marzo, Piloña, AMC Bocanegra

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: