Encuentros — 28 diciembre, 2015 at 9:22

Crooks, el salvaje fuego de Austin

the-crooks-820x546Conocí a esta panda de barbudos y bigotudos de Austin casi por casualidad. Formados por Josh Mazour en 2007, reúnen en sus canciones todo lo que un servidor aprecia en un grupo de raíces: buenas canciones, actitud, originalidad y un toque fronterizo que aporta la figura del trompetista y acordeonista Anthony Ruiz Jr. Wildfire, su último trabajo, es de los mejores del año en el género y digno sucesor de su espléndido debut, The Rain Will Come. Mazour al aparato.

 

Lleváis mucho tiempo juntos. Explícame un poco como empezasteis.

Empezamos en 2007 como dúo. Poco después añadimos un trompetista que también tocaba la guitarra solista. A partir de ahí empezamos a intentar encontrar un estilo propio. Con los años fuimos añadiendo percusionista, acordeonista y contrabajo. Ahora ya llevamos tres años como banda con seis miembros.

Ahora que habéis editado Wildfire ¿cómo ves la evolución desde vuestro debut?
Estoy muy orgulloso de The Rain Will Come, pero Wildfire definitivamente demuestra nuestro crecimiento como músicos y compositores. Creo que en es general un disco mucho más centrado. Sabíamos dónde queríamos poner énfasis y lo hemos hecho. Creo que hemos conseguido ir un poco más allá de las fronteras de la música popular.

 

Eres de Austin pero la música de la frontera está muy presente en tus canciones.

Definitivamente. Me influye mucho el Conjunto y la música Matachi. Además, Anthony Ortiz Jr. nuestro acordeonista viene también de una familia de músicos en la que hay una banda de mariachis. Eso afecta directamente nuestra música, pero yo personalmente adoro esos estilos y somos muy conscientes de cómo nos influyen.

 

Entonces, lo mexicano ¿es cosa básicamente de Anthony?

Creo que ya teníamos esa influencia antes de que Anthony entrara en el grupo. Sam, que ya no está con nosotros y Doug, nuestros trompetistas eran muy del género. Pero Anthony ha sido muy importante, claro. Sobre todo porque también toca el acordeón.

 

Hay una gran cantidad de mexicanos que llegan a Texas especialmente huyendo de la violencia ¿Cómo se integran con los tejanos? El entendimiento musical parece evidente.

No me atrevo a responder eso. Por mucho que me encante el norteño, lo mejor sería que hablaras con alguien dedicado de lleno a ese estilo. Un buen lugar sería un bar de Austin llamado White Horse. Allí hay muchos músicos veteranos que te enseñarán la respuesta en forma de canción (risas). Pregunta por Conjunto Los Pinkys.

El disco parece una carta de amor a Texas. Hablas con fervor de tu estado.

Sí, en cierto sentido sí. Me encanta Texas y como artista me gusta idealizarlo. Es un estado enorme con bosques, cañones, granjas, ranchos, campos petrolíferos, grandes ciudades, pequeños pueblos y, sobre todo, gente de todo tipo. Así que es divertido contar historias sobre lo que puede pasar.
Crooks
El disco fue incluido por The Globe como uno de los 15 que debían escucharse en el verano de 2015 ¿Qué supuso eso para vosotros?

(Risas) Siempre es agradable pero en última instancia no significa mucho. Lo importante es viajar y conocer a tus fans.

Hay quien dice que tocáis todos los palos y todos bien.

(Risas) ¡Sí, lo hacemos! Tenemos muchas influencias hispanas. El country, el Indie y hasta algo cinematográfico. Se trata de tomar un poco de todo y crear tu propio estilo.

 

Me da la sensación de que la música de los Texas Tornados es esencial para vosotros aunque sin olvidar el rock and roll.

Por supuesto. El rock and roll lo conservo de mis años jóvenes.
Escogéis como single del disco «Fork in the Road» ¿Crees que es la canción que mejor os representa?

Sí, probablemente. Es una canción acerca de tomar decisiones difíciles, siguiendo tu instinto y disfrutar de la vida mientras puedas. Para mí representa el momento en el que me comprometí con la banda a tiempo completo. Quería que fuera una canción de motivación con la que todos pudieran identificarse.

 

Finalmente, aunque Austin nunca ha dejado de ser tremendamente musical, detecto un leve repunte ¿es así?

Sí, seguro. Ahí una banda Indie muy interesante llamada Sweet Spirit. También están nuestros amigos de Mike & The Moonpies o Croy & The Boys, que hacen country. Hay muchísimas bandas allí. Austin es mucho más musical de lo que cualquiera podría creer.

Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: