Encuentros — 4 mayo, 2012 at 0:00

ESPACIO EXTERIOR: Richard Royuela (Rockzone)

Siempre hemos sido considerados los raritos de la clase. Encerrados en el sótano con nuestras minoritarias aficiones, nuestros grupos escogidos y nuestra peculiar manera de entender el rock & roll. Pero existen otros enfoques, distintos puntos de vista y otras miradas diferentes. Así que hemos decidido asomar la cabecita a ese espacio exterior y  ver lo que opinan de nosotros, y  de otras cosas, compañeros de los medios especializados. Con ustedes Richard Royuela de Rockzone. Un profundo conocedor de las interioridades de la industria musical y veterano crítico musical.

 

 

¿Cómo empezaste a ejercer de crítico rock?

 Supongo que como casi todos, haciendo pequeñas cositas en fanzines. Pero fui bastante afortunado ya que muy pronto se aliaron los astros -bueno, eso y el atrevimiento de Jordi Meya llamando a la revista- y me vi escribiendo en Popular 1, que era mi revista de referencia por entonces. ¡Empezando nada menos que con Red Kross! Me lo pase pipa porque de golpe y porrazo me vi entrevistando a gente de la que era fan y gané un montón de experiencia. Anda, que si en aquel momento me llegan a decir que dos décadas después estaría con Jordi haciendo nuestra propia revista…

¿Has hecho de ello tú medio de vida?

No específicamente de escribir. Pero empezar a hacerlo me abrió las puertas para hacer diferentes cosas dentro del mundo de la música y hacer de ello mi medio de vida. Por muy complicadas que están las cosas no cambiaría por nada trabajar en la industria musical.

Te felicitamos. Eres de los pocos afortunados que lo pueden hacer. Si no, olvida las felicitaciones y vamos a otra pregunta. ¿Qué futuro le auguras a la prensa musical en papel? ¿Acabaremos todos en una URL de internet?

Tengo que creer que no, sino no estaría luchando cada día para tirar esto adelante. Se está llegando a una situación límite, pero siempre nos quedará algo de papel para poder disfrutar. Hay todavía cosas con las que una web nunca podrá competir y siempre habrá una pequeña parte de público que en algún momento –aunque no sea con regularidad- le apetecerá pillar una revista. Además, ¿Quién sabe? Igual de aquí unos años el papel se pone de moda de nuevo y todo el mundo se lanzará como locos a los quioscos.

Lo mismo pero referido a la industria. Que el negocio está cambiando es una realidad. Internet, las descargas, el soporte digital… ¿Cuál será en tu opinión el camino a seguir en los próximos años por las discográficas y los artistas?

He pasado tantas horas hablando y teorizando sobre esto –he trabajado muchos años en la industria del disco- que la conclusión a la que he llegado es que nadie sabe lo que pasará. Creo que el formato seguirá –siempre habrá músicos que aunque sea para su conciertos tendrán soporte físico-, que las descargas se acabaran regulando de alguna manera –que no erradicando- y en general la música se volverá más artesanal. Los músicos se lo harán y guisarán todo porque es lo más rentable para ellos. Las discográficas llevan ya camino en convertirse más en una empresa de servicios que en una editora de discos en el sentido tradicional de la palabra. Y las majors seguirán haciendo pasta vendiendo politonos de Pitbull, sangrando a los artistas noveles que fichen con ellos y exprimiendo sus fondos de catalogo hasta que no den gota.

En cambio las ventas de vinilo no dejan de aumentar. ¿Nostalgia? ¿Fetichismo? ¿Llevar la contraria?

El vinilo es el mejor formato para disfrutar música. Teniendo en cuenta que la gente que ahora mismo consume música, es ya gente que de verdad aprecia lo que significa esta, es lógico que la quieran escucharla en ese formato, porque es el que más placer aporta y se dejen el dinero en algo que les de un extra. A veces ya hay muy poca diferencia entre escuchar un buen MP3 y un CD, sí que lo único que aporta algo realmente diferente –tanto a nivel estético como de sonido- es el vinilo.

Venga, a bote pronto…Dinos un disco si el que no podrías vivir.

Hombre si me dijeran que no puedo escuchar durante el resto de mis días cualquier disco de AC/DC hasta Flick Of The Switch me jodería mucho.

Y uno que si no existiera la vida sería mucho mejor para todos.

Para todos no sé, pero te aseguro que no echaría en falta no escuchar nunca más Hotel California. Ni ver a Carlos Jean y Pablo Motos juntos.

El artista más agradable y simpático que te has encontrado.

Soy muy fan de Ministry. Tuve la suerte de trabajar un par de discos con la banda y fue una experiencia acojonante. Fue una locura pasar unos días al lado de Al Jourgensen. Loco como un cabra, pero auténtico y apasionado como pocos. No soy muy fetichista con el tema músicos, pero me regaló un sombrero –que nunca uso- pero que guardo como oro en paño. 

Por otro lado fue una gran experiencia pasar un día entero con Slash. Cuando estas con un personaje de esa magnitud, te das cuenta de lo agobiante que es ser una estrella del rock en el sentido literal de la palabra. Ya puedes ir a dormir a tu hotel, a cenar tapas a un restaurante, a un estudio de televisión o comprar unas pilas, que siempre hay alguien que te reconocerá y te pedirá una foto. Me sorprendió que no tuvo ni un solo no para nadie, a pesar de llevar un jet lag de caballo. La verdad es que es un pro como la copa de un pino y puedes llegar a entender ciertas cosas que en un principio pueden parecer excéntricas, como no pillar taxis o llevar una persona que le hace de ayudante/guardaespaldas. Definitivamente lo necesita. ¡Y totalmente cierto que ya ni fuma ni bebe! 

El más arisco y difícil.

Habría unos cuantos pero siempre me viene a la memoria una entrevista que hice con los dos jefes de Anthrax Scott Ian y Charlie Benante. Un buen par de gilipollas. Así les ha ido.

Hablemos un poco de nosotros…

Ok…Adelante…

¿Qué disco debería salir pero crees que nunca saldrá comentado en Ruta 66?

Creo que muchos lectores de ruta se llevarían una buena sorpresa si escucharan un disco de Deftones. Tampoco creo que salgan nunca críticas de bandas como Thursday o Touché Amoré que podrían conectar con bastante gente que lee la revista. Personalmente me encantaría ver a Jaime Gonzalo haciendo una crítica de Iron Maiden. Sería increíble como un disco de Maiden desafía la pluma de Don Jaime.

¿Qué es lo mejor y lo peor de Ruta 66?

Los artículos de fondo son el gran activo de la Revista. Es la única revista en la que me puedo leer un artículo de fondo sobre algo que no me interesa y disfrutarlo viendo lo que controla el redactor sobre el tema y la pasión que muchas veces transmite, sin caer en fanatismos. Los de soul y rock 50’s son los que más me divierten. En lo negativo, hay entrevistas que no están a la altura y poquito de pedantería en algunas cosas. Lo que no sale en el Ruta es una mierda, y tampoco es eso la verdad.

¿Por qué razón escribirías en Ruta 66?

Ya lo he hecho en algunas ocasiones en el pasado y de hecho una entrevista que hice con Bob Log III para Ruta 66 fue de las más divertidas y surrealistas que he hecho nunca.

¿Por qué razón no lo harías?

La verdad es que no se me ocurre nada. Supongo que por algo tan sencillo que si tuviera que hacerlo de algo que no me gusta o que sencillamente no se lo suficiente.

Define en pocas palabras a Ruta 66

Una revista amiga si lo digo desde el punto de vista de Rockzone. Y a nivel persona una revista donde escriben muchos amigos y, ahora mismo, la revista con la que aún puedo descubrir artistas. JD McPherson ha sido el último. Pero ya está bien de peloteo, ¡que tenéis la mayoría un ego que no os cabe dentro y os lo creéis mucho!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: