Encuentros — 12 Marzo, 2012 at 0:00

Arenna, El ritmo del Olarizu

Ni ellos mismos esperaban la tremenda acogida que ha obtenido su álbum debut. No solo dentro de nuestras fronteras. No hace falta más que dar un repaso a webs y publicaciones especializadas para comprobar que su nombre está en muchas de las listas internacionales de lo mejor del pasado año. No es para menos. Beats Of Olarizu es un disco inspirado y completo. De un nivel compositivo e interpretativo comparable a cualquier banda foránea del estilo. Y eso siendo benévolo con los guiris.

 

Barriendo para casa es justo decir que superarían a más de una. Finalizada la gira de presentación y con la mente puesta en la preparación de la próxima grabación pillamos a Txus, bajista, para que nos pusiera al día.

Explícanos un poco los orígenes de la banda. Como empieza todo.

Kike (guitarra), Rober (guitarra) y yo (bajo) llevábamos unos años ensayando de forma discontinua con Manix (un amigo que toca la batería), con la única pretensión de disfrutar en el local. Llegó un momento en que el cuerpo nos pedía ir un poco más allá (ensayos más regulares, tocar en directo, …) y como Manix tenía otros proyectos decidimos buscar un batería que le apeteciera la idea y, de paso, un cantante que nos gustara (hasta entonces cantaba Rober, más como obligación que otra cosa). De esta forma, a principios de 2005 encontramos un batería y entró Txus como vocalista, fecha que consideramos el nacimiento de Arenna. Ese mismo año empezamos a hacer conciertos y el siguiente grabamos una demo en el propio local de ensayo. Tras varios cambios de batería (que nos obligaron a estar en el dique seco alguna temporada) finalmente en 2007 entró Guille a las baquetas, formación que ha permanecido hasta la fecha.

Y llega el debut con Beats Of Olarizu. Ha tenido críticas excelentes a nivel nacional e internacional. Figura en un montón de listas entre los mejores discos del 2011. ¿Esperabais la tremenda acogida que ha tenido?

Cuando acabamos el proceso de composición vimos que el conjunto nos gustaba y tras la grabación, el largo proceso de las mezclas (con un enorme trabajo por parte de José López Gil) y la puntilla de la masterización de Billy Anderson, nos sentimos muy satisfechos con el resultado. Pensábamos que podría tener cierta aceptación pero, sinceramente, nunca imaginamos que la acogida fuera tan buena. El que hubiera sellos interesados ya nos hizo “levantar las orejas” y a medida que empezaron a aparecer críticas del disco confirmamos que, además de gustarnos a nosotros (cuestión que, por otra parte, creo que es la más importante), también gustaba a mucha más gente. 

¿Cómo transcurrió el proceso de composición? Por lo visto en los créditos es un trabajo de equipo.

Sí. Nuestra forma de componer es fundamentalmente a partir de improvisaciones en el local. De ahí vamos desarrollando las ideas que más nos convencen y desechando otras. Es un proceso bastante democrático, con lo bueno (la aportación de todos los componentes) y lo malo (suele alargarse en el tiempo el ponernos todos de acuerdo, con no pocas discusiones).

Salvo las letras. Ahí es Txus quien tiene más peso. ¿No?

Efectivamente, la parcela de las letras ha sido labor de Txus. Creó las melodías a la par que surgían las partes instrumentales y posteriormente, con la ayuda de Cameron (amigo del grupo con el inglés como idioma materno) fue adaptando las letras a esas melodías. Personalmente creo que ha hecho un gran trabajo.

Editado con la compañía alemana Nasoni Records. ¿De qué manera surge la posibilidad de trabajar con ellos?

Tras tener la mezcla definitiva, antes de masterizar, y viendo que estábamos satisfechos con el resultado, decidimos enviarla a algunos sellos afines a nuestro estilo (la idea inicial era autoeditarlo). Se interesaron algunos y nos decidimos por Nasoni Records, entre otras cosas porque accedió a editarlo en vinilo doble, algo que nos entusiasmó al ser amantes de este formato, que por nuestros propios medios hubiera sido impensable.

Imagino que beneficioso a nivel internacional estar en una discográfica como esa. ¿Tenéis planes para salir a tocar por Europa?

Sí claro, al ser un sello reconocido y con proyección internacional es como una ventana al mundo para nosotros, con la difusión que ello supone. Nos gustaría mucho poder tocar en Europa. Ahora mismo estamos en conversaciones con una agencia de management para intentar hacer algo en este sentido pero aún no hay nada fijo. Si todo va bien, es posible que este mismo año conozcamos unas cuantas carreteras europeas!

Se pueden apreciar múltiples influencias en vuestras canciones pese a vuestro toque personal. ¿Qué artistas forman el universo musical de los componentes de Arenna?

Todo lo que escuchas te influye de una u otra manera y acaba aflorando de alguna forma. Lo interesante es darle tu propia visión. En el grupo cada uno tiene sus propios gustos e influencias y el total se convierte en una amalgama filtrada por nosotros mismos. En cuanto a gustos comunes podría citar, entre los más evidentes, un bloque de grupos más o menos contemporáneos (Kyuss, Colour Haze, Alice in Chains o Clutch) y otro más añejo (Black Sabbath, Buffalo, Hawkwind o Blue Cheer). En la última reseña que hemos visto del disco (en Cosmic Lava, de Alemania) me ha gustado la comparación que hace, señalando que Arenna sería algo así como el hijo bastardo de Black Sabbath y Hawkwind.

 Otro tema a destacar es el excelente diseño gráfico que acompaña el disco. La edición en doble vinilo es espectacular a nivel visual. ¿Participasteis en su creación o fue todo obra de Koha Le?

Antes de saber que se editaría también en vinilo, teníamos claro que el CD lo queríamos en tríptico. Contactamos con Khoa Le (artista vietnamita) porque conocíamos su obra y aceptó hacer el artwork (algo que nunca había hecho). Le enviamos los temas y le dimos carta blanca para que desarrollara su trabajo en función de lo que la música le sugería, con la idea del formato en CD. A partir de ahí, y tras saber que también se editaría en vinilo doble, adaptó su trabajo a ambos formatos.

¿Qué tal han ido los conciertos de presentación? El de Barcelona, del que fui testigo, estuvo fantástico.

Muy bien. Desde mayo (fecha en la que se editó el disco e hicimos el concierto presentación en Helldorado) hasta final de año hemos dado una veintena, fundamentalmente en la mitad norte de la península. Hemos visto cómo el público ha ido aumentando a medida que hemos ido tocando y supongo, se ha ido dando a conocer el disco (siempre teniendo en cuenta cómo está el panorama y más en estilos como en el que nos movemos). Para este año nos gustaría pasar por alguna zona en la que no hemos estado y, de momento tenemos algunos confirmados como teloneros de Three Seasons (Suecia) y Zach Williams & The Reformation (USA).

Imagino que ya pensando en el siguiente. ¿Ya estáis metidos en faena?

Sí, este mismo mes hemos empezado a trabajar en nuevas ideas con la intención de poder grabar antes de que acabe el año, aunque sin marcarnos fechas porque depende de cómo transcurra el año en cuanto a conciertos. Al igual que con Beats of Olarizu entraremos a grabar cuando sintamos que es el momento adecuado.

¿Repetiréis con Nasoni?

Ellos ya nos han mostrado su interés en editar el siguiente disco, así que en este sentido estamos contentos. No obstante, cuando lo tengamos grabado será cuando realmente decidamos la forma de editarlo, sin descartar nada previamente.

Para acabar. ¿Qué sucede en Vitoria con este tipo de música? Soulbreaker Company, Dixon II, vosotros….

Para ser una ciudad relativamente pequeña tenemos una gran cantidad de grupos de todos los estilos funcionando. Siempre ha habido movimiento en torno al rock, fundamentalmente el llamado “rock radical vasco” de hace ya unos años, pero de un tiempo a esta parte están apareciendo más grupos dentro del estilo en el que nos movemos. Supongo que en parte puede ser fruto de la celebración del Azkena Rock Festival, que tiene un impacto bastante alto en la ciudad. Por otro lado, mi teoría es que el frío clima que tenemos invita a realizar actividades de “interior” y si tienes inquietudes musicales, una opción genial es montar un grupo y pasarlo bien ensayando, lo que lleva a que haya un montón de locales de ensayo en la ciudad y, por tanto, surjan grupos.

Manel Celeiro

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: