Encuentros — 7 Julio, 2011 at 0:00

Lil’Ed and The Blues Imperials, reivindicando la esencia del blues de Chicago

Se acerca el festival Bluescazorla (21, 22 y 23 de julio, Cazorla, Jaén), con cartel de infarto, en el que destacan Charlie Musselwhite, Holmes Brothers, Nick Curran, Bobby Rush, José Ignacio Lapido y ¡¡Lil’ Ed & The Blues Imperials!!. Jordi del Río, contactó con Ed Williams.

Lil´ Ed And The Blues Imperials son una de esas joyas escondidas a lo largo de la geografía norteamericana. En la más pura tradición del blues surgido de la ciudad más emblemática del estado de Illinois. El cuarteto será una de las próximos alicientes del Festival de Blues de Cazorla.

Sin duda, una formación que no está entre los nombres más concidos del género, pero que nada tiene que envidiar a los grandes nombres.Con una trayectoria de más de más de tres décadas recorriendo escenarios y siete trabajos a sus espaldas de la mano de Alligator Records, este combo de blues de Chicago sobrevive en pleno siglo XXI a todos los problemas de la industria. De su inicial época esplendorosa hasta las crisis internas que propiciaron su temporal separación hasta su renacer a finales de los noventa. De todo ello hablamos con su líder y maestro en el arte del slide, el simpático Ed Williams, que nos atendió amablemente desde su domicilio.

La banda pasó mucho tiempo tocando hasta que consiguió editar su primer disco a mediados de los ochenta. Uno tiene esa sensación de oír al grupo en vivo en vuestros álbumes.

Si, lo que me gusta más es tocar en directo, así que intentamos que los discos de estudio suenen así. Mi hermanastro y yo empezamos a tocar en los 70. El empezó tocando el piano y poco a poco nos fuimos introduciendo en los clubs. Tuve la suerte de aprender de mi tío, JB Hutto, uno de los grandes bluesman de la escena local. El es, obviamente, nuestra mayor influencia. Y no sólo porque fuese mi propio tío, sino porque fue quién realmente me enseñó todo. Así que para nosotros es bastante normal incluir canciones suyas en nuestro repertorio.

Las grabaciones de la banda, me parecen las de un grupo tocando en vivo, lejos de los tecnicismos y postproducciones en el estudio.

Me gusta la manera de trabajar de Alligator. Piensa que nuestro hogar siempre han sido los clubs y es donde hemos pasado la mayor parte del tiempo. Me encanta tocar en directo y sin overdubs. Normalmente usamos muchas de las primeras tomas, así que no solemos pasar mucho tiempo en el estudio de grabación. Es la manera que tiene Bruce Iglauer de hacer las cosas y me parece la mejor manera de registrar cualquier disco de blues. Empezamos así con la elaboración del que sería nuestro primer disco Roughhousin´ en 1986, y hasta día de hoy no hemos trabajado de otra manera.

Con tan sólo tres discos con Alligator, fuisteis seleccionados para participar en el 20th Anniversary tour del sello.

Fue una experiencia maravillosa. Hacía relativamente poco que estábamos en el sello y eso nos dio la oportunidad de conocer y tocar con otros músicos más veteranos que estaban en Alligator-Koko Taylor, Elvin Bishop, Lonnie Brooks y Katie Webster.. Nos divertimos mucho y viajábamos juntos en el autobús de gira. También salimos en la recopilación The New Bluebloods que presentaba a nuevos talentos jóvenes del blues. Así que todo eso era un regalo para una banda joven como la nuestra. En Alligator empezamos trabajando como músicos pero hemos acabado siendo una familia. Nos sentimos como en nuestra casa. Esa gira fue algo muy especial.

Pese a lo bien que os iba, la banda optó por separarse a principios de los años noventa

Bueno, ya sabes… les pasa a muchas bandas. En nuestro caso también fueron la bebida y las drogas. Nos divertimos mucho y lo pasamos genial, pero decidí que había que parar y replantearme las cosas. No es que nos llevásemos mal, pero necesitaba un respiro. Fue cuando hice dos discos para Earwing Records. Tuve la oportunidad de colaborar con mi viejo amigo Dave Weld –que fue el guitarrista original de The Blues Imperials-, así que pude tocar con él y aproveché para tocar con alguno de mis ídolos, como en el caso de Willie Kent. La verdad es que estoy muy orgulloso de esos dos discos, ya que tuve la oportunidad de trabajar con gente que admiro y respeto. Me sirvió para tomarme un respiro y ver qué rumbo iba a seguir.

La banda se volvió a reunir en 1998 con energía renovada y pensando en el futuro

Si, digamos que volvimos con muchas más ganas. Como si fuésemos aún una banda que empieza. Pienso que esta separación temporal ha sido lo mejor para mí, porque he vuelto con más entusiasmo, hemos mejorado bastante como grupo. Intentamos tener las mismas influencias que antes, la base de blues pero sonando actuales. Siempre intento hacer algo diferente en los discos pero partiendo de ese estilo. La música actual es bastante diferente… sabes, no estoy tan interesado en lo que se hace ahora. De hecho pienso en el futuro del blues y es un estilo que creo nos sobrevivirá. Lo veo en mejor estado de forma que otros estilos. La gran mayoría de gente joven no parece importarle mucho un estilo musical tan arraigado a la cultura americana, pero hay un pequeño sector que acaba introduciéndose en él. Un estilo viejo y tan propio de nuestro folklore dudo que pueda extinguirse tan fácilmente.

Una cosa curiosa es que tus seguidores reponden al término “Ed Heads”, en clara referencia a los seguidores de las jambands, pese a no frecuentar audiencias multitudinarias como éstas.

Bueno, somos una banda de blues y muchos de nuestros seguidores son entusiastas de grupos como The Allman Brothers Band, de los cuales también soy seguidor. Más allá de eso, tampoco veo mucha conexión… pero si, tenemos gente que nos sigue a todas partes , jaja.

Full Tilt fue vuestro último trabajo en 2008 ¿Habrá pronto una nueva entrega discográfica?

Si, de hecho ya tenemos algunos temas y estamos trabajando en ello. No puedo decirte si estará listo cuando vengamos a tocar a España. Estoy ansioso por tocar en ese festival.

JORDI DEL RIO

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: