Vivos

C.P.U., Akelarre, Tensö – Sala Starving (Madrid)

Tensö

 

Llevan un tiempo revolucionando la escena a base de entregas tema a tema que acompañan por lo general, del consiguiente videoclip de producción totalmente casera. De este modo totalmente autogestionado, el trío tinerfeño ha logrado transmitir a partes iguales descaro, energía y velocidad, reviviendo mucho del espíritu con el que se vivió el punk en los primeros 80.

Hasta el momento sólo habían editado en formato físico una cinta de cassette que vio la luz en verano de 2021 donde incluían media docena de cortes que han pasado ya a ser auténticos clásicos de su repertorio. Este mes de marzo, concretamente desde el día 11, han aprovechado para volver a la Península y traer su Tour de la Ansiedad, que les llevó por diferentes poblaciones castellanas, vascas y madrileñas. Tuvimos oportunidad de verlos en su parada por la sala Starving de Madrid, en su penúltima actuación antes de emprender de nuevo vuelo de vuelta a Tenerife.

Con la gira ya a punto de terminar, la banda acumulaba una mezcla de euforia por todo lo vivido en estas actuaciones peninsulares, cansancio (no ocultaban las ganas de volver a poder dormir en casa) y expectación provocada por la inminente salida del que será su esperado Lp de debut.

Iniciaron el concierto permaneciendo parados de pie los tres sobre el escenario; en primera línea Elio y Hernan con bajo y guitarra, respectivamente, dispuestos en orientaciones simétricamente especulares al ser uno zurdo y el otro diestro. Por detrás JoC, el batería, oculto tras unas gafas de sol. Aguantaron así un rato hasta el arranque de las hostilidades, que llegó de la mano de «Comemierda», acogida de mil amores por el público que llenaba el piso bajo de la sala situada en el barrio de El Pilar. Tensö se quejan de la inactividad, abogan a los cuatro vientos porque te muevas y hagas cosas, para protestar o sencillamente para sentirte vivo… que no te dejes llevar por el letargo y la apatía Es por ello por lo que no tienen problema alguno en arremeter contra la contemplación, chillando que no quieren más “porreros soñadores”. Lo hicieron además a un ritmo similar al que utilizaban Stiff Little Fingers en su «No sleep ‘til Belfast». Hernan impacta con su presencia añadiendo el punto justo de amenaza ideal para las letras que canta.

Tensö

Media docena de temas interpretaron para terminar con su «Te eliminarán», o al menos lo intentarán dicen, que ejecutan a velocidad de vértigo. Junto a, por ejemplo, «Keja banal», te teletransportan a la intensidad del punk vibrante de toda la vida. Y es que, aunque insisten con toda lógica, que no quieren quedar etiquetados mediante comparaciones con épocas pasadas, lo cierto es que uno sale de sus conciertos con la satisfacción de que, si como en mi caso, no llegaste a tiempo para ver en directo a Eskorbuto, a Tensö no me los he perdido.

La cita madrileña la abrieron, sin embargo, C.P.U., un cuarteto local con componentes que han participado o participan en otras bandas como Obediencia (Mario el batería), Satélite (Waku la cantante y Luna la bajista) o Raw Paw (Waku). Lo suyo es principalmente punk acelerado sin concesiones de la vieja escuela, siendo el único detalle tecnológico que pudiera sugerir el nombre del grupo, el uso del delay. Eso sí, lo llames delay o lo llames reverb, como debatían con el público, en ocasiones se excedieron en su utilización. O al menos esa fue la impresión que dio el comprobar el retardo con el que llegaba la voz de Waku en algún momento, completamente desacoplada de sus maniobras al micrófono. Todo quedó convenientemente arreglado con la llegada efectiva desde la mesa del técnico que puso todo en orden. Aprovecharon sus momentos de interacción con la audiencia para reclamar el espacio para las chicas, sin tener que recurrir a concesiones especiales, sino el que se merecen. Dedicaron canciones a los “babosos de fuera”, a los que no quieren tener que soportar más. C.P.U. presentaba una alineación con cambio de guitarrista, que ya no era Íñigo. En su repertorio hubo sitio para una versión del «Cementerio caliente» de Ultimo Resorte.

Akelarre

Pero la sorpresa del cartel fue la incorporación de Akelarre, banda hermana de Tensö, que había llegado desde Tenerife para acompañar a sus amigos en las últimas actuaciones de la gira de la Ansiedad. Insertados en mitad del programa para la noche, y con JoC a cargo de las baquetas para suplir la ausencia de Javi, el batería titular, aprovecharon el factor sorpresa para hacerse con el público. Cantan contra los violadores, amenazando con la tortura y decapitación como represalia, y de su pasión por transmitir enfermedades pinchando a la gente con chinchetas. En la mesa de venta de material de los grupos se podía hacer uno con un CD en el que han registrado una actuación conjunta de ambas formaciones en La Finca de Tacoronte allá en Tenerife. Un buen botín para recordar el paso de la troupé canaria por Madrid.

Texto: TOMÁS GONZÁLEZ LEZANA

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter