Vivos — 25 octubre, 2018 at 15:17

Bob Wayne & Outlaw Carnies – Rocksound (Barcelona)

Son cuestiones de prioridades posiblemente las que llevan a algunos a querer un camión para ser felices, y a otros a conformarse con acudir sin dudarlo a cada nueva señal de silbato de locomotora a vapor de Wayne a su paso por la ciudad. Y resulta que el pasado martes los segundos tuvimos también camión, porque nos arrolló un diabólico tráiler de triple remolque con toneladas de sonidos campestres y espíritu del cuatro de julio que no dejó títere con cabeza.

Un tipo cada vez más maduro aunque igual de socarrón que cumplía con su cita anual con la sala y que volvía a arengar a su tropa de fieles y sospechosos habituales dispuestos a recibir su dosis necesaria de country punk de boñiga de vaca, habiéndose sumado algún que otro debutante curioso que acabó rendido al credo redneck y decidido a cambiar su coche por una cortadora de césped. No había discarral nuevo bajo el brazo, pero si ganas de reencuentro con la parroquia dando comienzo a la descarga con grito de guerra y declaración de principios -Hell Yeah- y ahí volaron ya los sombreros para desatarse el zapateado en -Till’ the Wheels Fall Off- y no dejar de gastar suela durante la hora y media de repaso de estilos de peto vaquero que duró el pase.

Outlaw Carnies de refresco para la ocasión con guitarrista fino y digitaciones vertiginosas y al que no se despeinó el mullet para lucirse en -Driven by Demons-, las deconstrucciones en clave hillbilly de Zeppelin y Stones, y un -Fuck the Law- en spanglish con selfie coral incluido para recordarnos, a su vuelta el año que viene, lo jóvenes que seguimos por lo bien que nos sienta un rato con este hombre.

Frank Domenech

Foto: Marta Rueda

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: