Discomático

Leap Day – Treehouse (Oskar)

Treehouse de Leap Day en Amazon Music - Amazon.esEn la mirada neófita, Leap Day podrían pasar por un grupo de prejubilados holandeses de farra en Marina d’Or vaciando tanques de cerveza, esperando turno en el karaoke y enviando selfies a las parientas en alguna brumosa ciudad del norte. Pero para el ojo experto -y desprejuiciado- el ligero sobrepeso, las medias melenas canosas y las holgadas camisas estampadas definen el perfecto uniforme neo prog.

Garantías estéticas que se confirman en cuanto suenan las primeras notas en «Like Icarus», primero de los seis temas de este, su igualmente sexto trabajo. Una canción que funciona como perfecto resumen del disco: protagonismo alterno de los teclados y la guitarra, ambos tan limpios y precisos como procede, sección rítmica prudente y eficaz y una voz (la de Hans Kuypers, sustituto de Jos Harteveld) que suple con timbre y eficacia narrativa su discreta intensidad. Y así, ya sea en los momentos más dinámicos («Clementine», «May 5th») como en las propuestas mayormente más calmadas («Raining», «Autumn»), el disco se disfruta como la notable muestra de género que es. Pero más allá de los hallazgos melódicos, algo que dará por descontado todo aquel que los conozca ya de antes, hay dos aspectos que se reafirman en Treehouse. Uno, el atractivo en lo lírico, escapando de lugares comunes: la suave nostalgia con la que se evoca la infancia en el tema que titula el álbum, o la descripción del trágico incendio que en 2010 acabó con la vida de ocho vagabundos en un almacén abandonado de Nueva Orleans en «Like Icarus», se paladean con el deleite con que se escucha un buen relato.

Y dos, un soterrado sentido del humor que se refleja en pequeñas bromas musicales aquí y allá (la electrónica de juguete al final de «Treehouse», las melodías arábigas a mitad de «May 5th»), aportando frescura y restando trascendencia.

Una nueva pieza en una discografía que, desde aquel magnífico Awaking The Muse en 2009, todavía está por ofrecer un mínimo paso en falso. Y un más que eficaz reemplazo en el plato, atendiendo al prog neerlandés, del igualmente recomendable No Air (2021), debut de unos Perfect Storm a los que se recomienda seguir también la pista.

 

Eloy Pérez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter