Discomático — 8 febrero, 2018 at 7:15

La Bien Querida – Fuego (Elefant)

Premeditación, Nocturnidad y Alevosía fue lo más parecido a un salto en parapente o a  un trabajo gestado en un laboratorio, el disco con el que definitivamente sueña cualquier músico. Es decir, ambicioso y arriesgado, trazó una línea, separando de por vida una primera etapa suya de descubrimiento y una segunda en la que a partir de lo aprendido, desarrolla un universo complejo y propio, fascinante y variable. Porque cada disco de La Bien Querida es un viaje alucinante, en ocasiones te vas al Trópico, después pasas por Reikiavik​ y, finalmente, de vuelta a casa, piensas en comprar billetes para conocer otro destino exótico. Para esta nueva fuga, Ana-Fernández Villaverde sube pasajeros a la tripulación que se quieren sumar a la fiesta, ya sea J de Planetas como gran firma, Muchachito como agitador —ambos presentes en la juerga de «Recompensarte»—, Jordi Montero a las cuerdas, los poemas de Pedro Salinas o Manuel Cabezalí de Havalina a la guitarra para la pócima folk de «Fuerza Mayor». En la brillantísima «7 Días Juntos» y «Permanentemente», sucesión de dubs, de electrónica cachonda, de ritmos sintéticos. Y en «Lo Veo Posible», ella te transporta a los sesenta, cuando las mujeres perdieron el miedo en este país, cogían una guitarra y cantaban lo que sentían —con aire a Jeanette en su voz—, y La Bien Querida cuenta con una ventaja añadida: dispone de técnicas muy vigentes en pleno siglo XXI.

 

TONI CASTARNADO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: