Breves — 12 febrero, 2018 at 11:41

Doblas, “no dejo de mirar hacia adelante”

Pocos músicos de la escena granadina cuentan con el background de Ángel Doblas, activo desde los albores de la década de los setenta, cuando fundó junto con el Pitos (091) los seminales TNT. No siempre esa bulliciosa actividad ha tenido el merecido reconocimiento, siendo en muchos casos ensombrecido por otros que se han apuntado tantos que no les corresponden.

Quizás por eso su última encarnación artística tiene por apelativo su apellido, dejando las cosas bien claras. Su tercer disco bajo ese nombre, ¿Hay Alguien Ahí? (Clifford 2.108) acaba de salir al mercado y sorprende por su capacidad de combinar la solera del rock and roll de estirpe setentera con lúcidas reflexiones sobre el rol del artista en la sociedad contemporánea o la vuelta a las raíces de la madre naturaleza. Ilusionado ante esta nueva coyuntura que afronta con una reforzada banda de apoyo, el mismo nos comenta sus impresiones y anhelos.

Ángel, en este largo periplo has grabado con compañías importantes, has auto editado y ahora vuelves con el sello Clifford, ¿cuáles son tus expectativas en esta nueva tesitura?

 Nada más y nada menos que seguir haciendo cosas, es lo que me mueve, lo que venga bienvenido será, a estas alturas soy escéptico con el futuro. Ahora bien en un plano creativo no paro de mirar hacia delante, siempre he dicho que un disco es un puente que te lleva a otro terreno, y pienso que ¿Hay Alguien Ahí? es un paso adelante muy claro que me conduce hacia donde quiero ir, de hecho tengo muchos temas que en mi mente ya forman parte del próximo disco, algunos podrían haber entrado en este pero pienso encajan mejor en mi siguiente parada.

Una de tus señas de identidad, al menos externas, son lo tremendamente barroco de las portadas de los discos, tanto ahora como con Quasar.

No las veo yo barrocas, yo las veo muy naturales. Dejémoslo en barrocas-naturales (risas)

Y tremendamente colorida, en el caso de este nuevo disco, lo cual choca con el tono un tanto apocalíptico de las letras.

Coincido contigo en que las letras puedan tirar hacia lo tremendista o apocalíptico, pero siempre desde una perspectiva positiva, yo no soy de los que me paso el día pensando de aquí no salgo, siempre dejo una ventana abierta para que entre la luz, el color que la ilumina representa esa esperanza. Me harta ver siempre esas portadas negras y con mucho pose, quizás en un futuro tire por esa línea pero en esta ocasión me apetecía abrir la ventana y que todo se inundara de luz y color.

Eres conocido por tu tendencia Juan Palomo, tú te curras los temas, los videos, la parte gráfica… ¿no das cancha a tus colaboradores o quizás te sientes más cómodo siendo responsable de todo lo que lleva tu nombre?

Realmente estoy abierto a que colabore todo el mundo, lo que ocurre es que soy muy activo, en cuanto me surge una idea me pongo en marcha, si el resultado me gusta continuo, si veo necesario que alguien me dé un empujoncito o colabore estoy encantado de recibir esa ayuda. Pero teniendo el estudio en casa, muchas partes de guitarra, bajo o teclados los he grabado yo, por que el músico en cuestión no podía o no estaba ese día.

En cuanto a colaboradores hay una severa renovación de la banda que ha grabado el disco, ¿en qué ha mejorado el sonido global con las nuevas incorporaciones?

Hombre, pienso que musicalmente ha ganado mucho la banda, que era lo que pretendía, empezamos con un sonido más crudo y áspero, y ahora mi intención es seguir dando pasos y complicarme más, en el sentido de que los temas sean más ricos en matices

Los temas han sido grabados en tu estudio como has comentado, ¿como ha sido todo el proceso?

El proceso de grabación varía mucho de una canción a otra, hay algunas que te surgen a borbotones, la letra y la música de un golpe, sin embargo ahí otras que una vez que tienes la melodía pasan meses hasta que se te presenta el texto que casa bien con la música. En ese sentido soy un músico que le da chance a sus canciones, algunas veces se tiran tiempo en un cajón madurando a la espera de arreglos que las mejoren.

Vayamos con las nuevas canciones, colocas la primera “¿Hay Alguien Ahí?” un grito desesperado que busca una respuesta, ¿cuál exactamente?

La idea de este tema surge hablando con un amigo inglés que compartía una impresión conmigo sobre la escena musical, hace un tiempo tocaba una banda que no conocías y la gente se informaba sobre ella e iba a verla en directo; ahora lo que ocurre es que habiendo gente haciendo cosas muy interesantes van cuatro amigos a verlos, y me parece penoso que esté ocurriendo eso. También es cierto que el apoyo a la cultura se encuentra bajo mínimos ya hace tiempo, estamos hartos de ver nada más que karaokes en la tele, no hay ni un puñetero programa musical, y así que vamos a esperar… el grito de la canción se revela contra esta situación.

Un registro absolutamente distinto toma cuerpo en “Me Hice Árbol”, una llamada desesperada sobre la destrucción del entorno que define a los humanos, visto desde una perspectiva muy original, la de la propia naturaleza

Quizás el mensaje va más hacia una vuelta hacia lo natural, que es lo que se está perdiendo, todo acaba en la naturaleza. La idea me viene cuando leo la noticia de alguien que tuvo la idea de meter las cenizas de un difunto junto a las semillas del árbol favorito del fallecido, plantarlo todo junto y con el tiempo que los restos de esa persona se hagan uno con el árbol, abrazado al tronco, me pareció una idea tan magnífica que la tomé para este tema que surgió muy rápido, tenía tanta fuerza la historia…

Acompañado de un curioso video, ¿cómo te vino la idea para realizarlo?

Como sabes soy artesano, y estaba trabajando con un barro verdoso y muy pegajoso, cuando me vi las manos pringadas me vino al idea de embadurnarme entero, dando la impresión de haberme trasmutado en planta. Creo que ha quedado muy bien, lo más jodido fue luego quitarse el barro (risas)

¿Quiénes son esos olvidados que pueblan “La Isla De Los Olvidados”? uno de tus temas más rotundos, donde afloran tu vena más rocanrolera.

¡Joder, esos son muchos, es una isla superpoblada! Realmente son todos esos que se lo curran y tienen ideas y su trabajo se lo ha llevado otro, y de repente te apartan a la isla de los olvidados y te das cuenta que tu curro se lo ha apuntado alguien, y tus ideas, propias o compartidas se las está apuntando algún fulano y le está sacando partido a eso y a ti te ha dejado en el limbo de los olvidados; hay muchos, mejor no decimos nombres.

Algunas de tus referencias musicales nos van abandonando, Johnny Cash, Rick Parfitt, David Bowie. ¿Encuentras recambios para estos iconos en la música contemporánea?

Que me guste mucha música de décadas pasadas no quiere decir que hoy no se hacen cosas interesantes, pero decir que los setenta fueron mejor que los ochenta, por poner un ejemplo me parece una majadería, siempre hay música excitante que oír, y espero que siga siendo así.

Lo que ocurre es que veneramos a los músicos de los 60´s o los 70´s por que ya se han convertido en clásicos, cuando pasen los años artistas actuales llegarán a ese estatus para las generaciones futuras, es cuestión de tiempo.

 

Texto: Manuel Borrero

Foto portada B/N: Gabinete

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: