Rutas Inéditas — 22 noviembre, 2017 at 18:14

Bienvenido Mr Waters: le esperamos en abril y mayo

Recientemente hemos tenido la sensacional noticia de que el gran Roger Waters visitará nuestro país el próximo mes de abril y mayo de 2018. Lo hará en el seno del Us + Them Tour, que está alcanzando los más privilegiados escenarios de América, Oceanía y Europa. Estas son las cuatro fechas del tour US + THEM: 13 y 14 de abril Palau Sant Jordi (Barcelona) y 24 y 25 de mayo Wizink Center (Madrid).
En atención a lo que el mismo artista anunció previamente al inicio de la gira, y según las experiencias de los espectáculos que ya han tenido lugar en Estados Unidos y Canadá, los conciertos gozan de un repertorio compuesto en más de la mitad por temas de Pink Floyd, mientras que el resto lo ocupan sus trabajos en solitario, sobre todo los que emanan de su último álbum, Is This the Life We Really Want? Por supuesto, las melodías irán acompañadas de un sublime espectáculo visual, garantía del Sr. Waters, aunque sin alcanzar probablemente el nivel de impacto que consiguió con la gira The Wall Live, que tuvo lugar entre 2010 y 2013. Aquello es insuperable.

Tenemos que ser conscientes y agradecer lo que significa que esta figura nos venga a visitar, a exhibirnos sus habilidades y su arte. Waters es una de las principales mentes de la banda que, en sus inicios, supo entender e importar como nadie la psicodelia en el rock. Una banda que, posteriormente, evolucionó hacia el rock progresivo y sinfónico, y lo hizo con un estilo y unos trabajos que gozaban de un carácter distinto del patrón progresivo que ocupaba el panorama inglés y alemán. Combinando lo clásico y lo más moderno, lo épico y lo cotidiano, lo personal y lo político, para muchos, la discografía de Pink Floyd aún no ha sido superada.

Destacan, como contribuciones de Roger Waters en la discografía de la banda inglesa, los dos álbumes que suponen la mayor representación de sus experiencias y tormentos personales, y la crítica política que de ellos se deriva: The Wall (1979) y The Final Cut (1983). En el primero, Waters crea un alter ego que muestra su visión y neurosis en el contexto de posguerra, con la muerte en combate de su padre en como eje principal. Apesadumbrado por lo que le va rodeando, como sus maestros de escuela – “You! Yes, you behind the bikesheds, stand still laddy!”- o, quizá, la sobreprotección de su madre – “Mother’s gonna keep you right here under her wing. She won’t let you fly, but she might let you sing”- junto con el resto de traumas con los que tiene que hacer frente, suponen para el protagonista los ladrillos de un muro que él mismo se va construyendo y que lo va aislando de la realidad. Todo ello, con una clara referencia también al contexto de un mundo política y socialmente dividido, coetáneo al año de publicación del álbum.

Por su parte, The Final Cut puede entenderse, de hecho, como una continuación de la narrativa de The Wall. Representa el clamor contra la traición de aquellos poderosos que prometían paz y prosperidad para honrar la muerte de los que lucharon para dichos objetivos, como lo hizo el padre de Waters, pero que en realidad sólo han guiado la historia hacia nuevos episodios de guerra y más guerra.
Esperamos con impaciencia el espectáculo de Roger Waters en Barcelona y en Madrid. Los shows serán de todo menos un canto a lo clásico o a la melancolía del pasado, pues el grito de desesperación y el mensaje de Waters está más vivo que nunca, en el mundo actual que nos ha tocado vivir. Con él, entre todos, deberemos ayudarle a derribar el muro, de nuevo.

Puedes comprar tus tickets aquí: https://www.livenation.es/artist/roger-waters-tickets

 

Texto: Ricard Martí Grau

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: