Imagen — 19 agosto, 2017 at 8:53

The End, Live In Los Angeles – Mötley Crüe (Eagle/Universal)

Hace algo más de dos años Motley Crue en una rueda de prensa con notario y abogados se despedían de su público. Había llegado la hora de dejar a la banda descansar en paz y dedicarse a otros proyectos que no conllevaran la presión de conducir una banda que se había convertido en algo monstruoso. Aquella comparecencia sirvió también para presentar la gigantesca gira con la que se despedirían de su audiencia, dos años de tour que les llevaría por casi todo el globo y que por supuesto prometía ser espectacular. El último show estaba reservado para su ciudad, el Staples Center de Los Angeles, sería el último escenario a donde los cuatro Crüe se subirían en la noche vieja del 2015. Viendo el concierto hay momentos para todo, desde la espectacularidad del solo de Tommy Lee con su célebre batería voladora hasta ese emocionante momento en que la banda unida en un pequeño anexo de su espectacular escenario interpreta “Home Sweet Home” de una manera tan visceral que es casi imposible que no se te salten las lagrimas. Y si, ahí está el fuego, las explosiones, las chicas en bikini y toda la escenografía que les ha hecho conocidos y señalados como una de las  bandas más espectaculares que haya dado nunca América, pero amigos, ahí está su repertorio, su incontestable set list para demostrar que este grupo era mucho más que una hair band más. “Girls, Girls, Girls”, “Wild Side”, “Live Wire”, “Looks That Kill”, ”Same Ol´Situation”, “Shout At The Devil”, “Dr.Feelgood”, “Kickstart My Heart”… Estas canciones fueron la banda Sonora del Sunset Strip y de medio mundo durante largo tiempo y sin duda han pasado ya a ser clásicos atemporales, como lo es la propia banda que ya  ha superado con mucho cualquier etiqueta que se les pueda colgar, Se les echará de menos.

ANDRÉS MARTÍNEZ

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: