Sin categoría, Vivos — 6 julio, 2015 at 16:44

7 Kilos/Kain, la sociedad hard-rock club, Salamanca

4baja

Semana de obligado barbecho para el que suscribe tras el, ya me disculparán no se me ocurre otro palabro, inolvidable e histórico apocalipsis del Sabbath anterior. Y vuelvo con un órdago de cuidado que se esperaba con muchas ganas, en un local legendario con una programación impecable, pues la banda llevaba meses (desde el ultimo Farinato Rock, si no me falla la memoria) sin tocar en la ciudad. Máxima expectación y todo el papel agotado, estaba cantado, para una cita en la que se hicieron acompañar de los medinenses Kain, en un doble cartel atómico.

Banda curtida en mil batallas, con un bagaje espectacular de discos y conciertos,  los de Valladolid no se arrugaron ni un minuto. Salieron a por todas con “Cicatrices” y “Loco”, impecable la versatilidad de Terre en la voz, y de ahí al final no dieron ni un minuto de respiro. Aprovecharon para presentar temas de su nuevo álbum por aparecer, me gustó especialmente “Golpe a Golpe “y por el medio tuvieron tiempo de tributar al tremendo “Cualquier Día” de Piperrak. Después de acabar y cuando Hashman se puso tras sus platos, preludio de lo que se preveía, no hubo marcha atrás.

De acuerdo no lo negaré. Tenía curiosidad por ver lo que el fin del recorrido de “La Jaula”, las nuevas están a punto me consta, nos tenia preparado. Primera de las seis fechas veraniegas, no se entretienen en ponerse a ello. “Venimos en Serio” abre la noche con toda la banda brillando al máximo, duros y compactos. Comandados por El Chico de la Barraka, general en jefe de este ejercito al que vi mas maduro y todo clase, y con la segunda voz de Nini, reclamando desde ya su inclusión entre los mejores Mc´s de la ciudad, no me sorprende la rabia y las ganas que le ponen. Me congratulo en mirarlos, he podido verles desde el principio en ocho o diez ocasiones, y esa suerte de Body Count menos-hardcore que practican, con el permiso de House Of Pain o Narco, se me antoja ahora infalible. Y si no me creen, revisen la BSO de “Judgment Night”. Exacto.

Es casi imposible fallar cuando atesoras un tema como “Phobia”, vuelvo a decirlo, con Jorge Sierra increíble en su guitarra que pone al personal a sus pies. Pero es que la cosa sigue con “Déjame Entrar (Messuga) y con “Hangar Torbellino” con la base rítmica termo-nuclear de Víctor Cifuentes y Alberto Matías que, luego, cuando la brutalidad de “Versos de Acero” nos apabulla, no falla de nuevo. “Cheque Prestado” y “Bertochondo” nos lo ponen fácil (y dulce) para el final abrumador de “Hora Voodoo” y la tremebunda “La Jaula”, que echa el cierre, sin bises la banda lo decide así, a una noche sencillamente sin macula. No se los pierdan si tienen ocasión, se harán un favor créanme.

 

Texto: Paco Jiménez

Foto: Javier Queizán

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: