Rutas Inéditas — 26 noviembre, 2014 at 15:49

Hacienda Brothers, Oro sonoro de 24 quilates.

hacienda_brothers_band_3

En pocas ocasiones se logra poner de acuerdo a crítica y publico de manera tan unánime. Hacienda Brothers lo consiguieron, formados tras una informal jam entre Chris y Dave en una fiesta de aniversario sus discos fueron acogidos con los brazos abiertos creando unas expectativas y un enorme interés en lo que pudieran ofrecernos. Estos tipos lo tenían, facturaban excelentes canciones con una habilidad y una facilidad insultante, verdaderas delicatesen para los paladares más selectos y exigentes.

Liberaban un torrente de música en estado puro con la garganta de Gaffney como estrella absoluta cautivando con amplios registros, sentimiento  desbordante y un carisma personal abundante en magnetismo, la estilista guitarra de Dave Gonzales (The Paladins) no cobraba excesivo protagonismo solista pero siempre estaba ahí, decorando los temas, punteando con una sencillez y eficacia inusitadas y ejerciendo de soporte de lujo a unas canciones sin mácula tocadas por unos interpretes excepcionales, con mención especial para la pedal steel de David Berzansky. Completando la banda teníamos a Dale Daniel en la batería y a Hank Maninger en el bajo.

Otro detalle era la producción de Dan Penn (al que se puede considerar el padrino y mentor del grupo) que lograba capturar de una forma sencilla y ajustada el ambiente que debía presidir las sesiones de estudio. Los chicos de la hacienda le devolvieron el favor al maestro realizando dos estupendas recreaciones de temas de los que es autor. «If Tears me Up» que compuso junto a Spooner Oldham y en la que consiguen hacer olvidar la versión de Percy Sledge y «Cry Like a Baby» que grabaron Box Tops.

El espíritu del mejor soul sureño reposaba en ellos, fascinante, bordaban el country y seducían en tórridas baladas. Sin olvidar los momentos alegres, el baile en las cantinas o el profundo lamento del blues (la lectura de «Since I Meet You Baby» que aparece en el disco en directo es sencillamente espectacular). Unas grabaciones totalmente atemporales, cocinadas a fuego lento, sazonadas con las especias más adecuadas aplicadas en las cantidades justas, fermentado en barrica de roble, nacido de las calles de Tucson, de los suburbios de Memphis, de la frontera Mejicana, de los cielos de Arizona, del polvo del desierto, del alma, todo corazón y madera, seco y áspero pero reconfortante y con cuerpo, como el mejor whiskey, como debe ser.

La muerte de Chris Gaffney cercenó su carrera de cuajo. Pero nos han dejado, como hermoso legado, la magia sublime de sus composiciones en discos de aquellos que te agarran por la pechera y que no te sueltan hasta que les has sacado todo el jugo posible. Grabaciones que trascienden más allá de etiquetas y géneros, lo que facturaban los Hacienda Brothers era música con mayúsculas, con todas las jodidas letras. Y lo demás son tonterías.

 

Hacienda Brothers (2005)

What’s Wrong With Right (2006)

Music for Ranch & Town / Live (2007)

Arizona Motel (2008)

 

Manel Celeiro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: