Rutas Inéditas — 12 septiembre, 2014 at 11:12

Circus of Power, biker rock & roll…

cop_8x10_promo

 

Corría la última parte de los años ochenta. Las calles de Los Angeles se llenaban de cardados imposibles, mallas de cebra, fulares y rimel. Como decía Steven Tyler..”Tio, pareces una chica..”. El hair metal se adueñaba del mercado del rock, caldo de cultivo del que se aprovecharon combos como Guns & Roses y la movida sleazy, gracias a Motley Crüe, Poison y demás compañeros de sombrero y botella de Jack Daniels. Ah! El glamour de la meca del cine y la industria del entretenimiento, de la soleada California, de las chicas guapas en bikini.

Pero siempre podemos encontrar la otra cara de la moneda, la de las calles sucias y peligrosas, la de la gran urbe devoradora y violenta. La de aquellos que encaran la vida sabiendo que pocas son las oportunidades de la que van a gozar. Antes que músicos eran moteros, pandilleros urbanos con los que es mejor no cruzarse por si acaso tienen un mal día. Dieron sus primeros guitarrazos hacia la mitad de 1986 en New York. Unos pocos bolos y ya eran la banda favorita de los Hells Angels de la ciudad gracias a su actitud punk, su potente hard rock de macizos riffs y pétrea sección de ritmo y el carisma de su frontman Alex Mitchell.

Pronto se ganan un nombre en el circuito y consiguen captar la atención de tipos como Daniel Rey (productor de Ramones, guitarista de los Wild Kingdom de Manitoba) e Iggy Pop. El propio Rey produjo su álbum debut y la iguana les escribió una canción, «Crazy», para el mismo. Toda una andanada de testosterona escupida con rabia a través de himnos sobre dos ruedas. «Motor», «White Trash Queen», «Call Of The Wild», la crudeza de «Needles», el viento en la cara azotando en «In The Wind», la entrada guitarrera de «Heart Attack», el guiño a los Stones que se esconde en «Letters Home», “Backseat Mama” y, como no, la elegía final en la machacona «Machine». Uno de mis álbumes favoritos en su momento, descubierto a través de las ondas del programa radiofónico de Jordi Tardá.

Tras un E.P. en directo, Still Alive, editaron Vices también producido por Daniel Rey. Trabajo que incidía en la misma propuesta con alguna composición destacada, «Two River Highway», «Don’t Drag Me Down», «Last Call Rosie», y la misma pegada. Otro directo más y el cierre a su discografía con Magic & Madness. Una grabación notable que contaba en nómina con cameos de Jerry Cantrell (Alice In Chains) e Ian Astbury (The Cult) con quien Mitchell siempre ha guardado parecido en el tono de voz y la manera de cantar. En el 96 tiran la toalla hasta el 2006 donde dieron dos conciertos, en Austin y New York, para celebrar el veinte aniversario de su formación. Vuelven a aparecer en dos concentraciones, Texas Biker Rally y Sturgis Biker Rally, en el 2008 yahora se reunen esporádicamente para sacar el polvo a los amplis.  Motorrrrrrrrr!!!!!!!

Manel Celeiro

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: