Vivos — 22 abril, 2014 at 9:35

IQ, Music Hall, Barcelona

FOTOS IQ

Tras las suculentas reediciones de sus dos primeros y memorables trabajos (“Tales From the Lush Attic” y “The Wake”) y el retorno del bajista original (Tim Esau), había expectación por ver de nuevo a IQ, supervivientes del rock progresivo británico de los 80 y herederos del sonido de los Genesis de Peter Gabriel. Pero finalmente de estos discos sólo tocaron “The Wake” y un fragmento de “The Last Human Gateway” (y fue para hacer tiempo mientras solventaban un problema con los teclados). A esta decepción hay que añadir que presentaron casi entero el nuevo disco, “The Road of Bones”, que el público no pudo disfrutar plenamente al faltar un mes para su salida. Pero quedémonos con lo bueno: dos piezas magnas de “Ever” (“The Darkest Hour” y “Leap of Faith”), la estupenda “The Seventh House” y la sorpresa de “No Love Lost”. Además, unas logradas proyecciones y el buen hacer de toda la banda, especialmente Peter Nicholls (su voz ha mejorado con el tiempo) y el guitarra Mike Holmes, quien junto a Tim Esau hicieron bastantes coros, supliendo los que hacía el fugado teclista Martin Orford. A este respecto, añadir que su substituto, Neil Durant, cumple, y además demostró su personalidad en la pieza más interesante del nuevo disco, “Until the End”.

 

Texto y Foto: Jordi Planas

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: