Discomático — 12 febrero, 2014 at 16:41

The Soulbreaker Company – Graceless

GRACELESS

Itaca (Alone, 2010) fue el punto culminante de una formación que no ha dejado de progresar y evolucionar desde que empezó a circular su primera maqueta y vio la luz su puesta de largo, Hot Smoke & Heavy Blues (2005), de la mano del sello discográfico de la promotora Last Tour. Maqueta y compacto que contenían una fuerte presencia del hard y el blues pesado y en cuyas canciones se veía venir el potencial creativo del quinteto de Gasteiz. Potencial que desbordó toda expectativa con The Pink Alchemist (2007) y el ya mencionado Itaca. Un disco que llevó casi hasta la perfección su propuesta. Sin perder sus raíces incorporaron grandes dosis de música progresiva, psicodelia, space y rock setentero creando un ente sonoro acorde con las influencias y los gustos personales de todos sus miembros. Resumiendo, llegaron a donde querían llegar. Dejando el listón muy, muy alto para su continuación. Han tardado pero Graceless, disponible el 24 de febrero, es la sucesión lógica de su predecesor. Superan el reto aportando novedades de forma que no afectan al fondo. Suenan mucho más contemporáneos, aportan frescura en las partes vocales, Jony no abusa de tonos altos, y cuidan melodía y estribillos. Dan cuenta de su capacidad con arreglos de calidad, las palmas de «1789», la sección de cuerda en «Dust From The Stars», y componen algunos de los temas más asequibles de toda su carrera como es el caso de «You», «Good Times» o la que fue avance del disco, «How Will We Get By?». Cuidan la imagen, preciosa portada, y la producción, este ha sido grabado en Toe Rag por Liam Watson, con tanto detalle como de costumbre ofreciendo una obra de perfecto acabado. Así que ya sabes, si eres de los que llenan salas para ver a esas bandas anglosajonas o nórdicas que parecen haber descubierto la sopa de ajo de las melenas y los pantalones de pata de elefante deberías escucharlos y si ya les has seguido la pista y sabes de sus andanzas no estaré escribiendo nada que no sepas. Sobresalientes frente a la mesa de grabación y sobre las tablas. Un diez.

MANEL CELEIRO

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: