Artículos — 6 marzo, 2012 at 0:00

Pura Fe, el ritmo del latido del corazón

Pura Fe Antonia Crescioni. Un nombre extraño, curioso. Que denota algún antepasado indígena, aunque también quizá italiano. Una mezcla de culturas que acaban dando una forma de blues única que veremos el 28 de marzo en el Blues & Ritmes en una velada que promete ser inolvidable. Prescindiendo de lo innecesario, esta blueswoman, activista política y poeta se presenta bajo un su nombre. Simplemente. Pero con él lo dice todo. Pura Fe.

 

 

Esta mujer con una fuerza que asusta tiene el honor de haber sido uno de los principales exponentes de la música nativa norteamericana en las listas de ventas, Lo hizo al frente del trío Ulali, durante cerca de veinte años. Nacida en Nueva York, Pura Fe es hija de una integrante de la tribu Tuscarora que había llegado a la ciudad de los rascacielos desde North Carolina. Su madre era cantante de ópera y su padre, un puertorriqueño también hijo de indígenas, en este caso de la tribu de los taínos y descendiente de italianos. Gracias a la pasión de su padre por la música y a la profesión de su padre, Pura Fe empieza a estudiar canto mientras trabaja de camarera en diversos bares de Nueva York, incluido el Max’s Kansas City donde conoció a gente como los Talking Heads o Blondie.

Poco a poco irá haciéndose un nombre en la escena local para finalmente acabar tocando con gente como Chuck Berry o Taj Mahal. Así acaba formando el grupo Ulali con el que empezará a girar por todo el país realizando cantos indígenas a cappella. Su espaldarazo definitivo se producirá cuando Robbie Robertson se fije en ella para incluir su voz en su disco étnico Music For The Native Americans. Así conseguirá grabar su primer disco en solitario en 1995, con el que llegará a ser número 1 curiosamente en Italia, tierra de sus antepasados paternos.

Pero Pura Fe necesita algo más. El éxito (relativo) no es suficiente. Siente la llamada de sus antepasados, de la música de verdad. Por eso a finales de los 90 se muda a su North Carolina de origen y enfoca su carrera hacia un blues marcado por el color rojizo de su piel. “Los tuscarora siempre cantan o tocan instrumentos. De alguna manera todos son músicos” aseguraba en una entrevista radiofónica. Y añade “claro que me influyeron los músicos del punk desde la actitud que tenían. Creo que esa actitud me ayudó a responder preguntas sobre qué quería entonces, pero no acerca de quién era realmente. Eso llegó después, una vez que me mudé lejos de la ciudad y encontré en Carolina del Norte el ritmo del latido de mi corazón”.

En 2009 se publicaba su cuarto y hasta ahora último disco en estudio, Full Moon Rising, y en 2011 se publicaba un espectacular disco en directo, Pura Fe’ Trio Live!: A Blues Night in North Carolina. Ambos tendrán seguro presencia destacada en su concierto del próximo 28 de marzo en Badalona. Razón de sobras para no dejarlo escapar.

 

Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: