Artículos

Blues en la encrucijada: Professor Electric, clases particulares para alumnado especial

Muchos son los que aseguran que el blues está muerto. Pues desde aquí vamos a demostrar que no. Que está más vivo que nunca, y no solo eso, sino que ha sufrido múltiples mutaciones. Y que blues hay hasta debajo de las piedras. Blues bastardo, quizá. Pero a fin de cuentas, blues.

Recuerdo que cuando de niño me llevaron a ver Mary Poppins, una de las secuencias que más me divirtieron fue la del buhonero Bert, interpretado por Dick Van Dyke, ejecutando un número musical cargado de instrumentos. Posiblemente esa primera y feliz aproximación a la figura del hombre orquesta, aún en un entorno eduardiano, propiciara que años después, la figura del one man band en el mundo del blues y del rock volviera a atraerme como antaño. Ese algo, aparatoso y circense, inherente al músico que canta, rasga y aporrea varios instrumentos a la vez, me resulta fascinante. Más cuando los nombres de guerra que muchos adoptan, remiten a espectáculos de feria, a épocas pasadas en las que muchas veces el misterio formaba parte intrínseca de la diversión. Desde la primera encarnación de Paulo Furtado como The Legendary Tigerman hasta Bob Log III, pasando por King Automatic, Reverend Beat-Man, The Fabulous Go-Go Boy from Alabama o Mr. Bonz One Man Band, todo ese nomenclátor evoca una subcultura popular hedonista y desinhibida.

Music | Professor ElectricUna estirpe de freaks a la que sumar al protagonista de esta semana, un tipo que se dedica al blues más básico mezclándolo con el stoner (así, grosso modo) y que con su último trabajo recién editado debería empezar a recibir más atención por estos lares. Porque In Shambles es una pequeña barbaridad que hará las delicias de cualquiera que disfrute del blues bastardo. Temas como «Transition to Villian», «Bounty Hunter» o «Detrimental» –por citar tres de los más destacados- son puro óxido sobre chatarra. La clase de sonido que uno imagina surgiendo tras una duna del desierto, justo en el momento en que el motor de tu coche decide que hasta aquí hemos llegado. Un desierto que viene al caso también a tenor de la procedencia de nuestro hombre, pues tras el apelativo docente se esconde Kyle Hicks Dodel; al que la escasísima información personal que de él pulula por ahí, sitúa en Las Vegas, mientras que su personaje, el Professor Electric, esconde su rostro tras una máscara antigás un tanto tuneada y una chistera accesoria. Como ven, volvemos a las barracas, a las bombillas de colores y al tren de la bruja.

En cualquier caso, el citado álbum es el último de una larga ristra de trabajos inaugurada en 2017 con Gleam of Murder y Professor Electric’s Pandemonium Shadow Show, a los que seguirán Mark of the Serpent (2018), The Akashic Record (2018), Vitriol (2019) y Non Compos Mentis (2019), sexteto lanzado solo en digital hasta que por fin empieza a publicar también en disco compacto empezando por Liquid Courage (2020), tras el que vendrán Emerging Forth Into The Light (2021), Delusions of Grandeur (2022) y Rot Gut (2022). A la vista de todo ello parece obvio que, en caso de interesarse por el profesor y, eventualmente, gustarles su último disco, no les van a faltar deberes atrasados. Déjennos advertirles –aunque ya lo supondrán- que estilísticamente la cosa no varía mucho. Blues descarrilado, en las guías, cargadito de fuzz y aullidos lunáticos.

Pero de todos modos, si en algún momento nos sentimos saturados al respecto, nos permitimos apuntar que el Professor tiene un archi-enemigo apodado Polyester Electric (en realidad, su gemelo malvado del que le separaron al nacer) y que lleva prácticamente el mismo tiempo que su némesis grabando música; solo que en su caso se dedica al funk más trash y julandrón. Un divertimento que con títulos tales que «My Disco Balls» «Hong Kong Phooey» «Untitled Peckinpah Project», «Welcome to Castle Blacula» o I «Was a Teenage Monstrosity», puede ejercer de perfecto desengrasante entre los polvorientos discos del Professor.

 

 

Eloy Pérez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter