Artículos

Blues en la encrucijada: Kevin Burt rinde tributo a Bill Withers

Muchos son los que aseguran que el blues está muerto. Pues desde aquí vamos a demostrar que no. Que está más vivo que nunca, y no solo eso, sino que ha sufrido múltiples mutaciones. Y que blues hay hasta debajo de las piedras. Blues bastardo, quizá. Pero a fin de cuentas, blues.

No es precisamente Iowa un lugar en que el soul o el blues tengan un excesivo predicamento. Pero, sorpresas te da la vida, el bueno de Kevin Burt lleva treinta años dedicado al blues desde ese estado del medio oeste. Andaba trabajando para pagarse los estudios universitarios cuando se enroló en la banda del hijo de su jefe. Y ya no hubo vuelta atrás.

Bien como miembro de algunas bandas o llevando adelante su carrera solista es todo un animal de la carretera, con una media de doscientos conciertos anuales, ha ganado varios premios, Iowa Blues Challenge en dos ocasiones, Cigar Box Guitar o Lee Oskar Harmonica, nominaciones al Blues Music Awards, y al mismo tiempo lleva a cabo una actividad paralela como divulgador del género con el programa educativo Blues In The Schools, dando a conocer el blues desde las etapas escolares iniciales hasta la universidad. Y por si todo eso no fuera suficiente, también ha hecho sus pinitos como actor en obras de teatro.

Así que, pese a todo ese tiempo en activo, su discografía es exigua, seguramente por compaginar su carrera como músico con todo el resto de las actividades descritas en el párrafo anterior. Debutó en el 2018 con Heart & Soul, al que siguió Stone Crazy en el 2020 y ahora llega este Thank You Brother Bill, puesto a la venta en enero del presente 2024. Y es con este tercer trabajo -no contamos My Babies Got The Blues como un disco suyo propiamente dicho- con el que un servidor ha llegado a saber de su existencia. Un homenaje a una de sus máximas influencias musicales, el cantante de soul Bill Withers, cuyas canciones han formado parte de la vida de Burt desde hace décadas.

Esa devoción se nota en el cariño y la pasión que brota de los surcos, aportando solera blues, la armónica, la guitarra y la voz de Kevin así lo marcan, a la acertada selección de temas, donde destacan clásicos como «Ain’t No Sunshine», «Just the Two of Us» o «Lean On Me», pero también algunas composiciones más oscuras de la discografía del artista de Virginia (fallecido en Los Angeles en 2020), interpretadas con alma, corazón y vida por Burt y sus acompañantes, Scott Sutherland (bajo), Ken Valdez (guitarra, coros) y Eric Douglas (batería).

Poniendo punto final al álbum con la única composición de su puño y letra, «Thank You Brother Bill», dos minutos y nueve segundos, donde muestra todo su agradecimiento por lo que el citado Withers ha significado para él. Un álbum que, a la chita callando, acaba por llevarte al huerto, y es que Withers era mucho Withers. Y Burt demuestra ser un bluesman de raza.

Manel Celeiro

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter