Vivos

Los Zigarros – Razzmatazz (Barcelona)

 

El final del año pasado supuso para los valencianos un antes y después en su trayectoria con la edición de su cuarto trabajo. Acantilados es el paso que necesitaban para ganar espacio vital y profundidad compositiva, dejando la inmediatez que les caracteriza por una carretera con más curvas estilísticas y a juzgar por la aceptación y convocatoria, la jugada ha resultado redonda. Los hermanos Tormo y compañía siguen manteniendo enganchados a sus seguidores roqueros de siempre, habituales de MClan, Fito o Burning, pero ahora también pescan en el caladero de Leiva o Lori Meyers donde están mucho mas atentos a las delicias de su última entrega.

Los Zigarros se subían al escenario de la antigua sala Zeleste ante un insalubre “sold out” con el firme objetivo de presentar sus nuevos temas, iniciando con una tongada compuesta por «Rock Rápido», «No Pain, No Gain» y la pettyniana «Aullando en el Desierto» volviendo a poner de manifiesto que el directo sigue siendo casa, que hacen crecer cualquier composición que se les ponga por delante. «Resaca» generó el primero de los movimientos sísmicos de la noche, con el lunar de algún desequilibrio en el sonido, concretamente en las voces -sin descartar una mala elección por mi parte del puesto en la sala- pero no fue motivo para que el Razz no dejase el estado de constante ebullición.

La ejecución de «Barcelona» nos trajo uno de los momentos más intensos, con un Ovidi al piano, mostrando una emoción especial de poder al fin tocar esa canción en la Ciudad Condal y la guitarra de Álvaro Tormo puso a todo el mundo a bailar con el espejismo dance de «100.000 Bolas de Cristal».

Maika Makovski salía a escena para desgranar el anecdótico efervescente «Si Tú Me Quieres» que ha firmado con el vocalista y para ponerse en modo Little Richard al piano en el tequilazo de «Hablar, Hablar, Hablar». El cuarteto abandonaba las tablas con el tema que da título a su último plástico y volvía un solitario Ovidi defendiendo una ambiental «El Monstruo» para que posteriormente Álvaro, Adrián y Natxo se uniesen con toda la metralla para convertir la audiencia en sudoroso ovillo a base de «Apaga La Radio», «Dentro de la Ley» (con asalto a escena de Peinga Rayo) y la coreada «¿Qué Demonios Hago Yo Aquí?». Los Zigarros pasan por un momento dulce, mirando hacia arriba y en sus shows se acredita.

 

Texto: Vicente Merino

Fotos: Marina Tomás Roch

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter