Vivos

Biznaga – Inverfest / La Riviera (Madrid)

La velada comenzó con Sistema de Entretenimiento, un trío barcelonés surgido de las cenizas de Leonor SS, banda que quedó englobada hace ahora una década y media con compañeros de promoción como Pennycocks, Pisando Güevos, Eskroto Roto, Lavavaginas, Ultrahimen, Krapulass en el documental Demasiado Guapos para el Punk (2014) sobre la escena de la Ciudad Condal.

Escena que, por otro lado, establecía puentes con grupos de Madrid como Rumanía, La Stasi o Webeloss. Ana, Víctor y Guixu, aunque con alguna dificultad para cubrir entre los tres todo un escenario tan grande, dieron la impresión de disfrutar de lo lindo de la oportunidad que les habían brindado sus amigos de Biznaga. Su ecosistema habitual es de dimensiones más reducidas, con contacto directo con públicos más reducidos aunque igualmente fogosos. No se dejaron amilanar por la solemnidad de la cita y despacharon a gusto su propuesta a pesar de los problemas que hubo para escuchar bien su guitarra.

Por su parte, auténticos todoterreno que son, Biznaga, han tocado ya a lo largo de los más de diez años de carrera que llevan a sus espaldas, en todo tipo de sitios: desde macrofestivales internacionales hasta centros okupados. Aún así, no dudaron en señalar desde el escenario de La Riviera la trascendencia del momento, sin ocultar lo sobrecogidos que se sentían al haber logrado reunir a tanta gente en una sala tan grande. Y efectivamente, para el final de gira de Bremen no Existe, el disco que han estado presentando todo este tiempo desde su edición en 2022, se dieron un baño de multitudes logrando poner el cartel de “No hay entradas” en la emblemática discoteca de la capital madrileña. Un recinto, eso sí, donde resulta complicado sacar el mejor sonido de los grupos.

 

A lo largo de su actuación, los cuatro, Álvaro, Jorge, Milky y la incorporación a la guitarra desde el 2022, Torete, tuvieron ocasión de dirigirse al respetable para transmitir sus sensaciones: aprovecharon dichos interludios para recordar a todos los que habían hecho posible que Biznaga estuviera ahora de celebración, y hasta para mostrar la veneración del nuevo bajista por Queen.

El repertorio escogido se centraba sí, en su último trabajo, del que creo que acertadamente, reprodujeron el núcleo más sólido: los himnos (porque son varios los que tienen) y las canciones con letras de mayor calado y compromiso. La presencia de sus discos anteriores, Gran Pantalla (2020), Sentido del Espectáculo (2017), Centro Dramático Nacional (2014), consistió en tres temas de cada uno. Un menú ciertamente equilibrado.

Bremen no Existe tiene muchas de las canciones por las que Biznaga serán recordados en el futuro, y que hicieron que el viernes se juntara para escucharlos una audiencia de lo más variopinto: seguidores de toda la vida junto a pandillas de amigos en los que no faltaba quien se había pegado una escucha de urgencia previa de los temas que sus compañeros les habían aconsejado….

Rifirrafes con algunos exaltados por la presencia de un político crearon un ambiente de confusión que no enturbió en absoluto el gran final con su “Madrid nos Pertenece” y poder así denunciar la situación inmobiliaria asfixiante en Madrid.

Concierto intenso que supo a poco.

 

Texto: Tomás González Lezana

Fotos: Salomé Sagüillo

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter