Vivos

Barrence Whitfield & The Savages / The Woggles – El Sol (Madrid)

Barrence & The Professor Mighty Manfred (The Woggles)

 

Potente doble cartel para celebrar el 15ª Aniversario de FOLC Records (acrónimo de Friends Of Los Chicos) sello ligado a la banda del mismo nombre, como pistoletazo inicial a la gira conjunta que durante diez días les llevará por varias ciudades de la península. Ambientazo por todo lo alto para disfrutar de la contrastada experiencia de dos bandas que dominan el escenario como para hacerlos arder… y así fue, pues tanto unos como incendiaron son sus guitarras la sala con nombre del luminoso astro.

Primero, The Woggles, tras décadas liderado por el inconmensurable y vehemente The Professor Mighty Manfred, que no paró de moverse de un lado para otro mientras cantaba. Flexible en su contoneo y su edad, se movió más que las de por sí muy animosas primeras filas, lanzando patadas al aire y amagando con dejar caer hacía adelante el pie de micro… y bajar del escenario para darse un buen paseo por el público micro en mano y voz en grito.

 

Aludió recurrentemente en divertidas charlas sobre el día y hora de actuación, pues parecía más un sábado que un miércoles mientras la banda le seguía, no solo con sus instrumentos, sino en su alegre personal espíritu festivo con «Karate Monkey» de Chubby Checker como momento esterar.  Guitarras febriles, beat primitivo y algunos devaneos soul acompañado por el saxo, pero sobre todo sonó garaje de guitarras que sin abusar de fuzz, se alejaron de la crudeza y oscuridad para sonar radiantes.

 

Después apareció Barrence Whitfield acompañado por The Savages, y lo hizo, a sus 68 años, como un  todoterreno para ofrecer un estallido del soul, rhytmanblues, algo de góspel y sonidos del rock añejo y primitivo con un torrente de voz que asusta. Presentó Glory su último disco editado por el sello protagonista de la noche y desde que apreció no dejó de montar también su propio espectáculo escénico de gestos… desafío pugilístico incluido.

Demoledora sección rítmica sobre las que se elevaba una guitarra poderosa, que la doble sección de vientos lograba suavizar, pero sobre todos ellos… se elevaba la voz del demoledor cuerpo de Barrence que trasmitía amigable carisma tras sus gafas negras y mejillas cubiertas por su sudor. Ya de inicio atacó algunos clásicos como «Bloody Mary», «Blackjack» o «Corner Man», para en el tramo final y con la presencia de Los Chicos en primeas filas ante la algarabía del público, alargar la fiesta con «Bip Bop Bip», el clásico que versionara en su primer disco de 1984 y «Walking with Bareence», además de en el bis «Ramblin Rose» (MC5). Menudo fiestón.

 

Texto: Cancho

Fotos: Robbie Ramone

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter