Encuentros

Calizo, saca al íbero que llevas dentro

 

 

Las culturas ancestrales de la piel de toro resuenan en un nuevo proyecto que combina la melodía de Triana con el rock pétreo y seco de Ty Segall. ¿Es un pájaro? ¿Es un avión? No, es un supergrupo formado por Víctor Frutos ‘Pitu’ a la voz (MamaFunko, Aurora & The Betrayers), Jose Funko’ a la guitarra (MamaFunko , Speak Low, Aurora & The Betrayers, Gipsy Power), Javi Vacas al bajo (Vacazul, 3000 Hombres, Los Reyes del KO, Sex Museum, Los Coronas, Corizonas) y Roberto Lozano ‘Loza’ a la batería y el arte gráfico (Sobrinus, Sex Museum, Los Coronas, Corizonas).

Su proyecto fue testado en un EP titulado Pájaro de agua que vio la luz en marzo del año pasado, y después ha sido sublimado por completo en Soy la Montaña, un disco que presentarán en directo el 12 de enero en la sala El Sol dentro de Inverfest y que, según nos cuentan en una conexión zoom a cuatro bandas, sonará en no pocos festis el próximo verano.

He leído que la banda se formó en 2019, pero vuestra nota de prensa dice 2020. ¿Cuándo fue exactamente? Porque la historia cambia por completo habiendo una pandemia entre medias…

(Javi Vacas) Antes de la pandemia empezamos a componer temas en una onda hard-rock setentero, un estilo que a Pitu se le da muy bien, igual que muchos otros porque es un cantante súper versátil. Queríamos hacer algo en castellano, que fuera diferente, pero a mí las canciones no me convencían del todo porque veía que Pitu no estaba sacando lo que llevaba dentro. Entonces le propuse que buceara en su memoria emocional, para salir del ejercicio de estilo y que sacara algo que le viniese de las entrañas. Para eso tenía que conectar con su infancia, lo cual no es fácil porque hay que remover, buscar…

Cuando ya estábamos en plena pandemia le propuse ir en la dirección de Lole y Manuel y Enrique Morente, y me dijo: “Ningún problema. Yo he estado en casa de Enrique, mi hermana es bailaora y mi padre es tocaor de peña flamenca y un estudioso del folklore castellano”. Y yo flipé, porque le conozco de toda la vida pero no tenía ni idea de todo eso. Lo hizo y le salió de forma tan natural que yo le escuchaba y decía: «Ahora sí te estoy creyendo”. Y empezaron a salir un montón de temas que conectaban con las culturas, los folklores y las tradiciones de este país hasta llegar a los íberos, pero desde una perspectiva rock.

Pitu, ¿cómo viviste ese proceso?

(Pitu) Como yo he cantado tanta música negra, tenía un lenguaje y una serie de bloqueos y prejuicios que hacían que lo que he mamado desde pequeño no pudiera sacarlo yo sólo. Fue todo un autodescubrimiento en el que Javi me ayudó muchísimo, y después sólo fue cuestión de tirar del hilo. Las letras entroncan con el universo poético de conectar con la naturaleza, como el cardo y la flor de ‘Todo es de color’ de Lole y Manuel. Hablan de vivir conectados con el entorno que nos rodea y con nuestra memoria emocional y nuestra identidad local, la nuestra y la de nuestros antepasados, con la raíz profunda de la cultura íbera, manchega y andaluza.

En algunos momentos suenas a un Layne Staley flamenco, que tenía cierto quejío grunge.

(Loza) ¡Es verdad tío, tienes razón! El cantante tiene ese deje flamenco.

(Pitu) Es que en la música anglosajona hay muchas melodías que aunque no lo parezcan, están muy cerca del flamenco. Y ahora que lo dices, Alice in Chains tenían algo de eso.

¿La portada está inspirada en una figura íbera real?

Sí, es una figura de hace seis mil años que se encontró en una excavación en Cuenca. Estuve viendo varias, y esta en concreto es como una sacerdotisa de la fertilidad que ponían en los santuarios, y que a mí me recordó a un personaje de Moebius, uno de los ilustradores que más me han influido. Está hecha de piedra caliza, y de ahí nuestro nombre, que al principio iba a ser Montaña.

 

En resumen, rock retro en fondo, moderno en forma. Se siente la obvia influencia de Triana en cuanto al qué, y la de artistas actuales como Ty Segall o QOTSA en cuanto al cómo.

(Vacas) Eso es. Triana está presente en el espíritu, y a la hora de la producción hemos escuchado y analizado el sonido de esos dos nombres, y también de Black Keys, Black Mountain, Muse, Royal Blood, Cage The Elephant, Wolfmother, Rival Sons, Iggy Pop, el Omega, Shuggie Otis, M. Ward, Bon Iver, Michael Kiwanuka, Free, Pink Floyd, Beatles, Racounters, Jack White, JD McPherson, Lole y Manuel, La Leyenda del Tiempo, Pata Negra, Kiko Veneno…

El proyecto nace en una buena coyuntura, con nombres que han funcionado bien como DMBK, Mohama Saz, Melange…

(Vacas) El más llamativo es Derby Motoreta’s, que siempre me han gustado. Y Melange son una referencia, además de colegas. Ahora hay una gran corriente de integrar tu cultura en las referencias anglosajonas que todos hemos tenido, y en el rock también está ocurriendo.

Texto: Nacho Serrano

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter