Vivos

Tarque & La Asociación del Riff – Apolo (Barcelona)

La segunda escaramuza en solitario, con marcado acento roquero, de Carlos Tarque volvía a congregar a una sala Apolo que rozaba el “todo vendido” con un ecosistema que mezclaba a fans completistas del Clan Murciélago con nostálgicos de los primeros álbumes de los murcianos y decenas de militantes del rock duro a los que la efectividad del cuarteto les había despertado la curiosidad.

Los primeros compases del recital ya dejaban entrever de que no había intención de dar tregua prendiendo la mecha con «Bombas en son de paz», la coreada «Heartbreaker» de su primer larga duración y con el segundo sencillo de su nuevo trabajo «Escapa del Amor», nos abrían la puerta a uno de los riffs -valga la redundancia- más setenteros de la noche del maestro Carlos Raya, protagonista absoluto, que en un formato desencorsetado como este, nos muestra esa faceta de hard rockero deslumbrado por el blues que con dos notas es capaz de llenar el escenario y marcar el pulso del show.

La acertada idea de defender la propuesta del proyecto Tarque se tradujo en la ejecución casi íntegra del nuevo trabajo (Vol.2), sin tener que echar mano a demasiadas covers para estirar el repertorio: si no contamos como tal la abrasiva adaptación del «Evil» que popularizó Cactus -rebautizada como «Maldigo»-, el Apolo se vino abajo con la brutal revisión del «Helter Skelter» y sin dejar el espíritu Beatles, el momento más intermitente fue el «Jealous Guy» de John Lennon en clave Black Crowes.

Para cerrar el set, un recuerdo a la banda matriz con el «Calle sin Luz» de M Clan y el aclamado bombazo de «Ahora y en la hora» que los retiraba del escenario dejando dos punto significativos: Si el show va como la seda, suena engrasado y crece, es por la nunca  suficientemente bien ponderada labor en la base rítmica de Chapo González y Coki Giménez que cimentan cada composición, dotándola de la fuerza necesaria y el engrase correcto; la segunda: que nos hayamos acostumbrado a ver las capacidades Carlos Tarque, no quiere decir que dejen de ser extraordinarias, sigue con la voz intacta, con una puesta en escena única y realmente sigue disfrutando en el escenario como demostró en los bises con «He vuelto para veros arder» y el himno «Donde nace el Rock n´Roll» que hacía prever que algunos y algunas iban a presentarse a los compromisos navideños con una ligera afonía. Probablemente el mejor show de rock duro en castellano de la actualidad y es que la dupla Tarque – Raya es imbatible.

Texto: Vicente Merino

Fotos: Marina Tomás Roch

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter