Encuentros

Marc Rockenberg, tendiendo puentes hacia una melancolía gratificante

 

 

Wounded Animals es el último trabajo de Marc Rockenberg, un barcelonés conocido en el circuito stoner, rock y grunge de la ciudad, por su papel al frente de la promotora de conciertos Red Sun Barcelona, además de ser el baterista de Fuzz Forward, una de las bandas locales más prometedoras dentro del género. Pero, como ese objeto brillante en noches oscuras, Marc esconde otra cara, donde lejos de ocultarse se muestra como un animal herido, tan honesto como vulnerable.

En lugar de la distorsión, aquí se arma de su guitarra acústica y de canciones que él mismo compone e interpreta íntegramente en el álbum, para hablarnos sobre la soledad, la distancia, los errores del pasado… Prolífico como pocos, éste es su tercer elepé desde 2022. Y ya avisa con regresar muy pronto con otro puñado de canciones nuevas… Hasta entonces, disfrutemos de este Wounded Animals en directo con la compañía de los Elephant Ears: a falta de próximas fechas por confirmar, será el 14 de enero en Rock & Blues, Zaragoza, y el 9 de marzo en El Perro, Madrid.

El título del álbum y la portada van de la mano… Sin intención de invadir tu espacio íntimo y personal, ¿qué ha inspirado este Wounded Animals?

No tenía título para el álbum, pero mi pareja, María de Vedruna, que se encargó de la foto de la portada de este álbum y los anteriores, propuso la idea de una foto mía con cicatrices. Me gustó el concepto y enseguida me vino el título a la cabeza. Además, el anterior álbum se titulaba Closure y simbolizaba el cierre de una etapa. Así que el concepto de las heridas tras un cierre doloroso, tenía mucho significado para mí. Sonará a cliché, pero la vida es lo que ha inspirado este Wounded Animals

El amor, el desamor, la distancia, el reencuentro, la soledad… son todo ello temas que tratas en tus canciones. Wounded Animals parece un álbum muy honesto. ¿Cómo abordas esta exposición del artista? ¿Te ha hecho sentir incómodo alguna vez?

Gracias. Sin duda es un álbum honesto, como los anteriores. Entiendo que cada artista elige un camino en lo lírico. Hay quien canta sobre dragones y mazmorras, sobre política… No es mi caso. A mí me gusta cantar sobre las cosas que pasan por mi cabeza y sobre cómo me siento. Me gustan los artistas que se desnudan e intentan mostrar sentimientos puros. Me siento cómodo así, y por ahora no planteo cambiar mi forma de trabajar en ese aspecto.

Por la letra de «Million Times», parece que Marc Rockenberg no aprende. ¿Qué has aprendido después de dos EP’s y tres LP’s publicados en solitario?

«Million Times» habla de haber cometido el mismo error una y otra vez en el pasado, y del sentimiento que le queda a uno al darse cuenta de ello pasado el tiempo. Pero son errores a nivel personal, no en lo musical. En el apartado musical creo que he aprendido varias cosas desde mi primer EP: cada vez me gusta más lo que compongo, cómo y por qué. Sí he aprendido a pensar en la grabación mientras escribo. Eso facilita mucho el trabajo en el estudio.

Tus publicaciones en solitario han sido en los últimos tres años. ¿Cómo lo haces para ser tan prolífico? ¿Tienes una rutina de composición o te dedicas a ello en ataques de inspiración?

Lo que más me gusta es componer. Siempre tengo la esperanza y motivación de intentar escribir una canción mejor que las anteriores. Cada vez que cojo la guitarra intento componer. Hay que tener la guitarra en la mano cuando venga la inspiración. Hay que «forzarla» un poco. Me gusta tener muchas canciones de donde elegir antes de entrar al estudio. Sin ir más lejos, hace un par de semanas entré en el estudio. Tengo cincuenta canciones nuevas, de las que grabé dieciocho demos para el cuarto disco. Es importante filtrar, buscar cierta variedad…

Canciones como «Down N Blue» contrastan con cortes optimistas como «Reach for the Sky»… ¿En la vida, eres más optimista que melancólico, o viceversa? ¿Y en tus canciones?

Tiendo a la melancolía, no hay duda sobre eso. Por eso mismo he intentado que en Wounded Animals haya variedad en lo lírico. Quería una obra dinámica, musical y líricamente. Creo que eso lo hace más real y orgánico. Hay días de felicidad y días de tristeza, quería plasmar eso mismo.

¿Cómo llegó la influencia de la americana, el folk-rock o el country hasta ti?

A finales de los noventa, cayó en mis manos Tomorrow The Green Grass de The Jayhawks. Inmediatamente me enamoré del disco y de la banda. Ahí empecé a investigar y rápidamente di con artistas que me marcaron profundamente como Neil Young, Tom Petty, Lucinda Williams, Ryan Adams, Josh Rouse, Steve Earle…

Siempre que escucho música de la que formas parte, la influencia del MTV
Unplugged
de Alice In Chains me parece muy presente, y a tus discos en solitario sumo la del Freedom de Neil Young. ¿Estás de acuerdo con esta afirmación? ¿Qué álbumes escuchas para encontrar inspiración?

Sí, estoy de acuerdo. El Unplugged de Alice In Chains es uno de los discos que más me han marcado y que más he escuchado en mi vida, tanto que creo que forma parte de mi ADN. Soy muy fan del grunge y el acústico de AIC me parece mágico; bello y desgarrador a partes iguales.

El Freedom de Neil Young me encanta, es un disco que merece mucho más reconocimiento y que ofrece mucho más que el mega hit «Rockin’ In The Free World». Temas como «Too Far Gone», «Don’t Cry», «Wrecking Ball» o «Hangin’ On A Limb» valen su peso en oro. Sin embargo, hay otras obras de Young que me han marcado más; Zuma, After The Gold Rush, On The Beach…

Algunos de los álbumes a los que recurro para encontrar inspiración son Easy Tiger de Ryan Adams, Tiny Music de Stone Temple Pilots, Rattlin’ Bones de Kasey Chambers, Scarecrow de John Mellencamp, You’re Gonna Get It de Tom Petty…

Sigues trabajando con Dani Salat, ¿qué te aporta él a diferencia de otros?

Dani tiene muy buen oído y entiende muy rápidamente las ideas que tengo en la cabeza. Además, me gusta su forma de trabajar y las ideas que aporta. Creo que hacemos un buen equipo.

¿Cómo abordas la composición y la grabación, enfrentándote solo a todos los instrumentos?

Compongo siempre con la acústica, hago demos caseras solo con guitarra y voz pero a la vez voy pensando las baterías, líneas de bajo y arreglos. De todas formas, me gusta entrar en el estudio con cierto margen para la improvisación en los solos, detalles de la batería e ideas para arreglos que surgen en el momento.

¿Cómo surgió la participación de Aaron Feeder al pedal steel?

Hace unos años tocaba en The Easy Wind, una banda de versiones de Grateful Dead. Aaron es un apasionado de los Dead y coincidimos en varias ocasiones, incluso hizo alguna colaboración con nosotros. Cuando grabé Wounded Animals pensé que el pedal steel encajaría estupendamente en varios de los temas, se lo propuse y enseguida se animó.

¿Puedes presentarnos a los Elephant Ears, los miembros que te acompañan en directo?

Al bajo está Marc Arnas, amigo desde el instituto y con quien ya toqué en Easy Wind. Miguel Lezcano, de Madrid, a la guitarra; nos conocemos de hace muchos años. Arnas le pasó mis canciones en solitario, se las sacó por diversión y le propuse entrar en la banda. A la batería actualmente tenemos a James Vieco, con quien había tocado también en Easy Wind y con quien he colaborado en varios proyectos, como el homenaje al Unplugged de Alice In Chains el año pasado o el homenaje al Purple de Stone Temple Pilots a principios del próximo 2024.

¿Qué planes hay de presentar Wounded Animals? ¿Qué fechas tienes confirmadas que podamos compartir?

Me gustaría presentarlo por toda la península. Por ahora hay fechas en Zaragoza (14 de enero), Madrid (9 de marzo) y alguna por confirmar en Barcelona, San Sebastián… Estoy trabajando en más fechas y las anunciaré cuando me sea posible.

Para terminar, ¿en qué punto están tus otros proyectos? Fuzz Forward u otras bandas, la agencia de conciertos Red Sun Barcelona, el sello Red Sun Records…

Fuzz Forward lanzamos nuestro segundo trabajo Parasites a finales de enero. Por ahora puedo avanzar que lo estaremos presentando en directo en Barcelona el 9 de febrero y en Madrid el 10 de febrero. Estamos trabajando en más fechas.

Con la agencia Red Sun Barcelona estamos trabajando en varias giras y conciertos para 2024. Puedo avanzarte que el año que viene nos visitarán bandas como Earthless, Nick Oliveri, Belzebong, Mondo Generator, Acid Mammoth…
El sello lo tengo muy parado, no tengo tiempo para dedicarle así que lo utilizo únicamente para lanzar mis proyectos en formato digital.

Texto: Borja Figuerola

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter