Breves

EL Último de la Fila presenta «Desbarajuste Piramidal», un álbum donde reviven sus grandes éxitos

La exitosa banda compuesta por Manolo García y Quimi Portet vuelven a grabar sus temas más emblemáticos, pero descartan que esto sea un regreso.

Hace 25 años que El Último de la Fila decidió disolverse porque “no podían seguir escurriendo el plato”. Una decisión que llevó a Manolo García y Quimi Portet a comenzar unas carreras en solitario que les han otorgado un inmenso éxito. Un éxito por separado que, a pesar de lo que muchos pensaron, jamás afectó a la buena relación que los dos líderes del grupo siempre han mantenido.

Como muestra de ello, ambos decidieron meterse en el estudio y, lo que empezó siendo un reencuentro para improvisar y recordar buenos momentos, ha acabado convirtiéndose en un álbum donde el dúo catalán ha regrabado veiticuatro de sus temas más memorables. Un álbum titulado Desbarajuste Piramidal (Warner Music) que García y Portet han presentado esta mañana a los medios en la sala Galileo Galilei.

Aunque allá por 2016 Manolo García aseguraba que no era posible una reunión, el hecho de volver al estudio para tocar canciones de Los Rápidos y Los Burros -bandas germinales de lo que luego fue ese monstruo llamado El Último de la Fila- llevaron a uno y a otro a ver dónde llevaban esas sesiones. Tras dos años en los que, de manera intermitente, las horas de estudio daban sus frutos, ambos decidieron sacar un álbum que “no representa para nada un regreso ni quiere decir que vayamos a comenzar una gira”, como bien han afirmado los dos artistas.

Un disco que, si bien contiene himnos como “Insurrección”, “Sara”, “Como un burro amarrado a la puerta del baile” o “Mar antiguo”, representa un verso libre en una trayectoria tan brillante como singular. Desbarajuste Piramidal no es un álbum recopilatorio ni tampoco el anuncio de un regreso, aunque, en palabras de Manolo García, “es mucho más probable que nos metamos en el estudio a grabar a que salgamos de gira conjunta”.

“Esto es simple y llanamente un disco. No representa el principio ni el final de nada. Las puertas están del mismo modo abiertas que cerradas”, aseguraba Quimi Portet, quién afirmaba que “ahora ha sido un momento fantástico, porque esas horas en el estudio nos aireaban de nuestras preocupaciones habituales, de la disciplina familiar y de la de nuestras carreras en solitario; para nosotros eran momentos de recreo y trabajando con un material contrastado comercialmente».

Texto: Borja Morais

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter