Artículos

Blues en la encrucijada: Bobby Rush reparte amor por doquier

Muchos son los que aseguran que el blues está muerto. Pues desde aquí vamos a demostrar que no. Que está más vivo que nunca, y no solo eso, sino que ha sufrido múltiples mutaciones. Y que blues hay hasta debajo de las piedras. Blues bastardo, quizá. Pero a fin de cuentas, blues.

All my love for you: Bobby rush: Amazon.es: CDs y vinilos}Hay gente que está hecha de otra pasta. Gente que tras décadas y décadas destacando en su disciplina, siguen ahí al pie del cañón con la edad de jubilación desaparecida en el retrovisor desde ni se sabe cuándo. Bobby Rush es de esa gente. Rawer Than Raw, el último disco del mítico bluesman de Louisiana, apareció en 2020 y algunos pensábamos que tal vez -y más tras sucumbir al bicho pandémico- aquella iba a ser su despedida en el estudio. No nos ganaríamos la vida como videntes, desde luego. Con una vitalidad insólita -ochenta y nueve años acaba de cumplir el hombre- y en formato de trío (Dexter Allen al bajo y la guitarra y Joey Robinson tras los tambores y las teclas), el señor Rush rasguea las seis cuerdas a su vez, sopla la armónica y, sobre todo, canta con un savoir faire envidiable en estos diez temas, todos originales.

 

All My Love For You, editado como siempre en su propio sello Deep Rush y distribuido por Thirty Tigers, es una delicia de principio a fin; ya sea estampando de primeras ese Funky blues marca de la casa («I’m Free», «Running In And Out»), ya continuando con números de sabor clásico («One Monkey Can Stop A Show», «I’ll Do Anything For You») hasta atracar su barcaza directamente en la ribera del Delta con «You’re Gonna Need A Man Like Me», todo en este trabajo destila sapiencia, experiencia y buen humor. Porque en este álbum se aprecia una más que perceptible sensación de diversión, de estar escuchando a un icono disfrutando de lo que siempre ha hecho. Tal confesaba en una reciente entrevista, el verano pasado, hablando de su convalecencia y su estado de ánimo actual: “Me divierto con todo lo que hago. Me divierto todos los días. Cada día que me levanto de la cama es algo divertido, porque cuando pienso en lo que podría haber sido, estoy muy agradecido por lo que es”.

 

Esa joie de vivre se refleja igualmente en otro de sus puntos fuertes, la lírica. Gran contador de historias, tanto ajenas como propias, sublima estas últimas en «I’m Free» -relato autobiográfico sobre el trabajo en los campos de algodón- y en el que quizás es el mejor tema del disco, ese «I’m The One» en el que nos cuenta cómo se fue de casa a los quince años con una guitarra como único equipaje, rumbo a Chicago. “I’m the One to put the funk in the blues”, apostilla en el mismo, por si a estas alturas alguien todavía no lo tenía del todo claro.

En los últimos años Bobby ha visto su carrera y su trayectoria jalonada de -más que merecidos- reconocimientos, desde un par de Grammys a incontables Blues Music Awards, amén de una autobiografía I Ain’t Studdin’ You: My American Blues Story publicada en 2021, ya recomendada en esta sección en su momento y que, insistimos, es lectura obligada tanto para los estudiosos del blues como para, en general, cualquier aficionado a la música popular americana de los últimos setenta años.

 

Queda ahora especular si la salud -y la propia vida- le seguirá regalando prórrogas para que él, a su vez, nos siga regalando discos de este nivel. El ánimo y la fuerza de espíritu las lleva de serie, así que crucemos los dedos. Porque, muchas veces, no somos hasta cierto punto conscientes del privilegio de seguir siendo coetáneos de leyendas de tal calibre.

 

Eloy Pérez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter