Vivos

Steve Vai – Festival del Mil.enni , Sala Paral-lel 62 (Barcelona)

 

Steve Vai. Excelente. Como siempre. Así se podría resumir esta reseña. Es que Vai nunca defrauda. Pocos artistas han tenido una carrera de 4 décadas tan pareja. Es cierto que hay trabajos que han resonado más con los fans que otros, como la obra maestra de la guitarra instrumental Passion and Warfare (1990) o el más reciente Inviolate (2022), pero como fuerza creativa Steve siempre ha estado al más alto nivel.

Además de su desempeño en la música instrumental, Vai ha sabido ser parte de Whitesnake, Alcatrazz y la banda de David Lee Roth, demostrando que también es capaz de acompañar a un cantante. En esta vena, es muy recomendable el recientemente publicado Vai/Gash (2023).

El foco del setlist de este espectáculo son las canciones de Inviolate. La banda que lo acompaña es pesada y contundente y nuevos temas como «Avalancha», «Little Pretty» y «Candlepower» son muy bien recibidos por el publico. En ellos se exploran las diferentes texturas de las cuales es capaz la guitarra eléctrica.

Para muchos de los que crecimos en la década de los 80’s nuestro primer contacto con Steve Vai fue a través de la película “Crossroads”, haciendo el papel de “guitarrista del diablo”. Es una grata sorpresa cuando en la pantalla aparece una escena de la película y Vai toca junto con las imágenes su recordado solo.

De gratos momentos esta noche está llena. No es fácil lo que Vai hace: casi 2 horas y media de espectáculo, al más alto nivel técnico, entreteniendo al público y que cada segundo sea interesante y especial. Siempre se habla de la conexión del público y los artistas, pero en el caso de Steve Vai hay un verdadero afecto mutuo que lo une con sus fans, basado en un esfuerzo descomunal del guitarrista para que todo el mundo se la pase bien.

La sala está a tope y se puede sentir como la expectativa aumenta cuando la banda se prepara a tocar «Teeth of the Hydra». Este fue el punto más memorable del espectáculo con un Vai compenetrado tocando “The Hydra”, una guitarra de 3 mástiles de su propio diseño. Fue un instante simplemente sublime de puro genio.

Probablemente la razón por la cual volvemos a ver a Vai una y otra vez es que, con el poder de su música y su carisma, sales del show mejor de lo que has entrado, y eso hoy en día ya es todo un logro.

Texto y fotos: Nicolás Coitino

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter