Encuentros

The Grassland Sinners, ¡Encantados de estar de vuelta!

Los barceloneses acaban de editar su segundo álbum, con el que dan un notable salto adelante, tanto con respecto a producción como de interpretación. Goin’ Fat les ha hecho subir varios escalones, el disco suena fetén, rememorando sus raíces con el rock norteamericano de origen sureño, pero también exhibiendo otras caras de su música, como acercamientos al funk y el ritmo y blues, recios momentos hard rock de raigambre clásica y paisajes con sonidos más contemporáneos.

Un gran envite que demuestra su valía como músicos y la fuerza interior de una banda que ha superado las dificultades, cambios de personal, la inactividad y la inseguridad de la pandemia, con entereza. Antes de que pasen por los conciertos de aniversario de la sala Las Vegas de Sant Feliu de Guíxols (Girona), donde estarán el 26 del presente mes de noviembre, charlamos con Aleix Lozano, guitarrista de la banda, para que nos ponga un poco al día de todo lo acontecido a The Grassland Sinners en los últimos tiempos.

Bueno, esto es una vuelta en toda regla después de bastante tiempo. Incluidos algunos cambios en la formación. ¿En qué habéis invertido todo ese tiempo y cuál es el estado actual de la banda?

Los nuevos miembros de la banda (Jacin y Ferran) llegaron a finales de 2018, ¡hace ya cuatro años! Dedicamos gran parte del año 2019 a girar por un montón de ciudades españolas, y gracias a todos esos conciertos y a la publicación del single «Another Flavor», conseguimos terminar el año participando en el Back To School Festival Ibiza y en el Calella Rock Fest (un auténtico lujazo para nosotros). A finales de 2019 decidimos dejar de girar y ponernos a preparar el nuevo álbum, pero todos ya sabemos lo que ocurrió en marzo de 2020… La pandemia complicó y retrasó mucho todo el trabajo de composición y grabación del disco: la banda compone junta en el local, y sencillamente fue imposible hasta que pasaron las restricciones. Tras meses de composición y arreglos, finalmente entramos al estudio en otoño de 2021 para grabar las demos. A partir de entonces, hemos dedicado casi un año a grabar, mezclar y masterizar el disco, preparar el diseño y todo lo demás. Ahora mismo, estamos listos para girar de nuevo y presentar el resultado de todos estos meses de trabajo. ¡Estamos encantados de estar de vuelta!

¿Cómo ha ido el proceso de composición y arreglos de los nuevos temas? ¿Trabajáis entre todos las canciones o tenéis un compositor principal que os lo da todo hecho?

Nuestro proceso de composición es totalmente colectivo: primero hacemos la música todos juntos en el local de ensayo. Cada uno trae ideas, riffs o esbozos preparados en casa, y en el local le damos forma entre todos, hasta que tenemos una canción. Después, Martin Kerfoot (el letrista de la banda) escribe la letra, y por último Jacin compone una melodía de voz para esa letra. Este es, a grandes rasgos, el método que hemos seguido para Goin’ Fat.

Dani Alcover es el productor. Un tipo que ha trabajado con artistas del calibre de Dover, Sex Museum, Arizona Baby o Héroes del Silencio. ¿Satisfechos con su trabajo y con el resultado final del álbum?

El trabajo de Dani ha sido doble: por una parte, ha pre-producido y arreglado todas las canciones, y por otra parte, ha mezclado todo el álbum. Estar a 600km de él ha ralentizado un poco todo el proceso, pero finalmente la conexión Madrid-Barcelona ha funcionado, y el resultado ha valido totalmente la pena. Estamos encantados de haber trabajado con Dani, ¡y el disco suena atronador! Por otra parte, queremos hacer una mención especial a Javier Roldón, que ha hecho un trabajo de mastering sencillamente excelente en su estudio de Zaragoza. Tenemos muchísima suerte de haber podido trabajar con semejantes monstruos.

 Contáis con colaboraciones de lujo. Nombres como Santiago Campillo (M-Clan), Dani Nel·lo (Los Rebeldes, Los Mambo Jambo), David Gnaposs (Gnaposs, Jarabe de Palo) o Héctor Martín (A Contra Blues) hacen su aparición para colaborar en algunos de los cortes del disco. ¿Lo teníais planeado así o surgió sobre la marcha?

La verdad es que no teníamos nada planeado hasta que empezamos a grabar el disco en el estudio. Se nos ocurrió invitar a varios musicazos de primer nivel a participar, mandarles las demos y “a ver qué ocurría”. ¡Nos alegramos mucho cuando muchos de ellos nos dijeron que sí! Fue una sorpresa en muchos casos, y la verdad es que es un honor para nosotros contar con todos estos maestros. Una vez más, somos muy afortunados.

 Habéis seguido una práctica muy en boga en la actualidad que parecía haberse perdido hace un tiempo. Lanzar sencillos de avance. Antes del lanzamiento del disco completo hemos tenido varios temas en audio y vídeo. ¿Creéis que es una buena estrategia de promoción?

El hecho de lanzar varios singles cada pocas semanas es un poco estresante para la banda (en otras palabras: da mucho trabajo), pero la verdad es que funciona. Los singles de avance nos han servido para “calentar el ambiente”, y para que la gente se fuera haciendo una idea de cómo iba a sonar el disco. En cierto modo, si se hace bien, se crea un efecto “bola de nieve” que hace que la publicación del disco entero sea todo un acontecimiento.

El disco sigue vuestra línea. Pero se percibe algún cambio, la búsqueda de mejores melodías, un trabajo instrumental muy pulido… ¿Qué diferencias principales veis entre los Sinners que grabaron Let It Ride y los que ha facturado Goin’ Fat?

Let It Ride se compuso y se grabó muy rápido. Es un disco con un sonido y un estilo muy de la “vieja escuela”. Para nosotros, Goin’ Fat es algo totalmente distinto. Además de haber mimado la composición y la grabación de cada canción hasta el más mínimo detalle, el estilo de la banda también ha evolucionado. Las nuevas canciones tienen más luz, más aire, más vida. Creemos que, a pesar de ser un disco eminentemente de rock, es algo fresco y puede gustarle a prácticamente cualquiera que lo escuche, venga del rock o no. Los Sinners de Goin’ Fat son una banda más madura, con las ideas claras, y con algo entre manos que creemos que realmente vale la pena contar.

Y resulta muy variado. Desde el rock clásico de «Kill The Mood» o «Lady Of The NIght», el acento sureño de «Another Flavor» o «Dear Mary Jane», el sonido más contemporáneo de «She Who Must Be Obeyed»,  el puntito hard de «Trouble», la guitarra blues de «You Are The One» o el groove R&B de «Being Me»… ¿Todos esos estilos os definen? ¿Encajar esas influencias es vuestro objetivo?

Hemos dejado atrás las etiquetas, y hemos añadido soul, blues o funk, sin miedo y sin prejuicios. Las influencias de cada miembro de la banda son muy distintas, y eso nos gusta y se refleja en las canciones. Sin embargo, creemos que todas las canciones tienen una identidad en común, y que además tienen “nuestro sonido”, por decirlo de algún modo. Escuchar todo el disco del tirón es, sin duda, la mejor forma de experimentarlo y darse cuenta de ello.

¿Las letras se han visto afectadas por la situación vivida por la pandemia y sus consecuencias? Veo cierta preocupación por nuestro futuro en temas como «Oh Futility»…

Las letras son obra casi en su totalidad de Martin Kerfoot, el letrista de la banda. Es un enamorado de la música que disfruta escribiendo canciones, un tipo con muchísimo talento. Es probable que el estado de ánimo creado por la pandemia haya influido en la elaboración de las letras, pero creo que de ser así, habrá sido de un modo inconsciente.  La letra de «Oh Futility» (el single de salida del álbum) es más una “canción protesta ecologista” que un “grito de angustia”. Al fin y al cabo, nosotros hemos sobrevivido. Ahora viene algo más difícil: lograr que sobreviva el planeta.

 Me ha llamado la atención el diseño de la portada. Muy flower power y psicodélico. ¿Cómo surge la idea y quien es el artista?

La portada del disco (y todo el diseño interior del CD y del vinilo) son obra de Doctor Juanpa, un diseñador que nos encanta y nos vuela la cabeza. Respecto a la idea, simplemente le pasamos las canciones, y su inspiración hizo el resto. Nos dejó alucinados, y creemos que es la mejor imagen que puede acompañar al puñado de canciones que hay detrás. Os recomendamos encarecidamente echarle un ojo a su trabajo.

 

Cuando esta entrevista vea la luz ya habrá pasado la presentación oficial del álbum en la sala Wolf de Barcelona. ¿Qué planes de gira tenéis previstos?

Hemos estado tan ocupados con la finalización del disco que apenas hemos tenido tiempo de preparar una gira de presentación. Por el momento, nos vamos a centrar en la presentación del disco en Barcelona, y después nos pondremos “serios” con el asunto. Nuestra intención es presentar el disco inicialmente en Madrid y en Bilbao, y luego en todas las ciudades que podamos. Tenemos muchas ganas de carretera, así que os prometemos que habrá noticias muy pronto.

Venga, para acabar y huyendo de los clásicos… ¿Qué bandas contemporáneas nacionales o internacionales os tienen robado el corazón?

Como te decía antes, todos tenemos influencias y bandas favoritas diferentes. Te podría mencionar bandas o artistas como Rival Sons, DeWolff, Fantastic Negrito, Marcus King, Vintage Trouble, Nicki Nicole, The Black Keys, The Temperance Movement…

Manel Celeiro

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter