Vivos

Sami Yaffa – Sala Azkena (bilbao)

Hay quién vive del Rock´n´Roll y quién vive para el Rock´n´Roll. Y si puedes compatibilizar ambas posibilidades, eres una persona con suerte. Y también hay artistas que prefieren una experiencia más personal que girar con bandas consagradas. Porque ya lo han hecho o porque ahora necesitan mostrar su música de una manera más directa. Este es el caso de quién nos ocupa, Sami Yaffa, un forajido de esto, bajista mítico de Hanoi Rocks, ex miembro de New York Dolls (tras su vuelta a los escenarios la década pasada) y acompañante de otros como Michael Monroe, Joan Jett, Iggy Pop, Jetboy, The Hellacopters, Demolition 23 y así podría seguir y seguir.

Pero el bueno de Sami comenzaba gira por aquí acompañado de varios compinches, presentando el que es su álbum debut en solitario, «The Innermost Journey to Your Outermost Mind», que lleva en circulación desde septiembre del año pasado. Y presentar el disco con todas las de la ley porque lo hizo tal y como es en sí, once canciones, del tirón, todas seguidas y en el mismo orden. Así que el medio centenar de asistentes tuvimos la sensación casi de estar en el clásico pase privado de presentación a la prensa. Pero no, fue lo que fue y lo que esperábamos, un concierto más o menos íntimo y de presentación de gira. Hay que ajustar mucho pues al principio, la voz se escuchaba baja y había algún problemilla de coordinación pero todo fue solventando rápidamente, y  la experiencia fue tan positiva para el público como para la banda.

Sami se encontraba cómodo (hasta parloteó en castellano, explicaba el por qué de algunos temas y agradeció varias veces la presencia del público) y le dio duro para comenzar. “Armageddon Together” sonó potente, el bajo siempre por encima de todo el conjunto (es Sami, es un bajista mítico, nos gusta eso) y derrochando actitud a raudales. Uno de los definitivos Gipsy Rockers que existen no podía decepcionar, clase y elegancia de rockero (en una de sus visitas con los Dolls por aquí hace años nos queda esa imagen bebiendo una copa de vino), sombrero, zapatos de leopardo y presencia escénica magnética. Siempre apoyaremos esto.

Las cuatro cuerdas de su bajo marcaban el tempo tanto en “Selling me Shit” como en “Fortunate One” o la intensa “Germinator”. Pero también hubo momentos de más calma (“Down at St.Joe´s”) y dedicatorias, por ejemplo al fallecido Sylvain Sylvain, ex compañero de los Dolls, con un tema en el que nos explicaba la visión de este mundo –de mierda- por parte de un niño de seis años (“I can´t Stand It”).

La lenta “You Gimme Fever” daba paso al que parece que es el Hit del disco, “The Last Time”, y de ahí la cabaretera “Look Ahead” y la extensa “Cancel the End of the World” para finalizar el concierto. Escasos cincuenta y tres minutos, vamos, lo que dura el disco más speechs varios y pequeños parones, lo habitual en todos los grupos salvo que seas un Ramone.

Pero cómo no, bis hubo y fue un bis nostálgico y de homenaje, como debe ser en una figura de este calibre. Cuatro temas para acabar y todos ellos versiones de grupos o músicos que han compartido vivencias con el finlandés. Unos tequilas para la banda, brindis entre ellos y al lío, no se puede comenzar con más clase. Primero con “Temptation to Exist”, un tema de cuando él formaba parte de la última formación de los New York Dolls, del disco “Cause I Sez So” del 2009. Y de ahí un clásico de Johnny Thunders & The Heartbreakers, “I Wanna Be Loved”, muy acelerada para disfrutar de lo que es este tema, pero bueno, por lo menos hubo guiño con un fragmento del “Tequila” de The Champs.

Y para acabar el único tema de Hanoi Rocks que sonó en la noche, “Lost in the City”, largo, con protagonismo para los teclados, con el mejor sonido de la voz de Sami hasta el momento. Y ahí no acabó la fiesta, quedaba “Pills”, otro tema eterno de las muñecas de New York, también muy acelerado para lo que es este himno, pero siempre se agradece recordar las grandes canciones de nuestra vida interpretadas por alguien que las ha tocado tantas veces en directo. Buena noche, Sami nos volvió a recordar que la enfermera del Rock´n´Roll sigue entrando en nuestra cabeza.

Texto: Michel Ramone

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter