Encuentros

Biznaga, «al final el futuro no era lo que esperábamos»

Faltan pocos días para su concierto en el Festival Tomavistas (viernes 20 de mayo) donde jugarán en casa y se reencontrarán con su público, ya que aunque su mensaje es universal, Biznaga han calado muy bien en la capital (será por sus himnos??). Presentan un disco que dará que hablar en el que, tras la claustrofobia tecnológica y social de su anterior Gran Pantalla (2020), regresan a las calles sin ocultar un amargo sentimiento de expectativas no cumplidas. Nos encontramos con Álvaro (voz y guitarra), Jorge (bajo y letras) y Milki (batería),  para contarnos de la gestación de Bremen no Existe (Montgrí, 2022). La cita es en un antiguo bar asturiano por la zona de Conde Duque en Madrid.

 

Dadme detalles de la grabación del disco.

A: Hemos vuelto a los estudios La Mina en Sevilla, donde grabamos Gran Pantalla, esta vez con más participación de Raúl. Fuimos en dos tandas: La primera en agosto de 2021 y la segunda se hizo en octubre de ese año. Fue un total de once días.

J:  Todos los discos los hemos grabado recluidos. Es la manera en la que trabajamos. Se nos haría raro ahora grabar un disco en Madrid, estar en el estudio e irte a casa por la noche.

Gran Pantalla era ya un disco elaborado, pero se nota que habéis dado todo un salto hacia delante ¿no?

J: Es un salto cualitativo. Es apostar por diferentes factores como puede ser grabar con metrónomo, que nunca se había hecho. Buscar un sonido de guitarra más grande, por decirlo de alguna manera, con más músculo. Por eso nos hemos tomado más tiempo para grabar, eligiendo amplis de la guitarra, la batería. Ha habido por primera vez una preproducción del disco.

A: A nivel sonoro y tanto en la manera de cantar, hemos metido coros con armónicos cuando siempre hemos sido una banda sin coros. Queríamos una mejora melódica y de sonido.

Está claro que concedéis gran importancia a las letras. Volvéis a tener verdaderos himnos

A: Fíjate que creo que las letras de este disco son mejores. Están hechas pensadas mucho más para la canción y condensan las cosas que se quieren decir de manera fácil. En ese sentido, Gran Pantalla es más difícil, pero también se estaba jugando a eso.

M: Sí letras sencillas con unas metáforas de crítica a esos años gloriosos y a esa narrativa del Estado en los 90 que son para mí verdades como puños. Siempre de modo mordaz e inteligente.

Detecto cierto desánimo general o incluso nostalgia con la edad

M: No es nostalgia ni echar la vista atrás sino contextualizar. De un sentimiento actual echamos la vista atrás o hacia adelante. Nos mostramos desanimados con el futuro, también con el presente y hablamos del pasado, pero no es nostalgia.

J: Yo creo que sí que hay un poco de nostalgia al final, un revisionismo. En “Cómo escribimos Los Adalides de la Nada”, hay un aurea melancólica de mirar hacia atrás y proyectar lo que imaginábamos que iba a ser el futuro en el pasado, que finalmente no se ha materializado, que al final no fue. El disco está impregnado de ese futuro cancelado o perdido.

¿Señaláis culpables de todo ello?

J: “Contra mi generación” es un poco eso, un tirón de orejas, pero es un poco tramposo echarle la culpa a la sociedad. Al final el principal responsable es uno mismo. No se puede cargar todo a agentes externos.

M: Hombre, culpables no.

A: Siempre hemos hablado de situaciones en las que nosotros mismos nos vemos metidos o de la que somos culpables. Nunca hemos apuntado con el dedo. Hablamos de problemas en los que estamos dentro y no tenemos una solución.

Pero está claro que describís desencanto

A: Dicen que somos buenos observadores. Esto es lo que hay y hablamos de lo que sabemos. Creo que este disco es el más sincero en ese sentido. Estamos hablando de nuestras vidas, del día a día. Sin embargo, en Gran Pantalla sí que podía haber mucha más carga filosófica, sociológica o intelectual, pero ahora estamos hablando de la calle, de cómo nos sentimos. Es también muy emocional, de cómo nos vemos, lo que ocurre a nuestro alrededor, pero ¿quién tiene la culpa de esto? ¿cómo hemos llegado hasta aquí?

En su momento os trajisteis a Juana Chicharro para dar un aire flamenco a “Los Duelistas” y ahora tenéis a Isa de Triángulo de Amor Bizarro para “Domingo especialmente triste”.

J: Con TAB había respeto mutuo y admiración por el trabajo del otro, pero sin más. El contacto empezó cuando participamos en su disco de versiones. Tiempo después en un festival en Canarias les conocimos personalmente. Muy buen rollo. Al componer la canción, Álvaro comentaba que no se veía cantando en el estribillo, que quedaba mejor una voz femenina. Nos gusta mucho el color de voz de Isa y la canción le iba como anillo al dedo

M: Probamos a hacer falsetes y era horrible.

A: También Santi García, el productor, metió mucha mano en esa canción porque no terminaba de cuajar la cosa. Añadió una guitarra barítona y un par de detalles y funcionó.

Habéis cambiado totalmente el registro con la portada de este disco

J: Creo que hemos desembocado en esta portada después de hacer cosas diferentes. Ahora hacemos ilustración, dibujos animados. Al ver que el tono que iba cogiendo el disco era pop, melódico y luminoso nos planteamos algo pretendidamente infantil, pero triste. Nos decidimos por la serie de animación española Los Trotamúsicos. Cutre, como no podía ser de otra manera, pero con un punto generacional. Manuel Donada se la lleva a la parte marginal como le gusta a él. En el cuento los músicos nunca llegan a su destino. Bremen es lo que no termina de llegar, que no sucede, que no existe. Como las expectativas no cumplidas de las que hablamos en el disco.

Madrid nos pertenece. ¿Sentís que hay que reclamarlo? ¿A quién?

J: No, no va por eso. Es una especie de referencia velada a una película de la Nouvelle Vague que se titula París nos Pertenece. Un título que me hacía gracia y que me sorprendía que nadie hubiera utilizado antes. Marcelo Criminal tiene una canción que se titula “Murcia nos Pertenece”.

De cualquier manera, vuestras letras están llenas de referencia a la ciudad, siendo como sois Álvaro y Jorge malagueños.

A.: Ya, pero llevamos muchos años ya viviendo en Madrid. Al final todo sale porque es la ciudad en la que vivimos y al ser un disco callejero inevitablemente salen bares de Madrid.

M: De Hortaleza a Carabanchel. Un poco de identidad.

A.: Eso es porque Milky es de Carabanchel y Jorge y yo de Carabanchel. Es un guiño a donde vivimos.

En algunos momentos del disco sonáis a los Cure más luminosos

A: Sí, The Cure ha sido una referencia. Son capaces de sacar un tema super brillante pero con nostalgia te deja triste. Hemos intentado que el disco sea brillante y luminoso y que deje un poso melancólico.

J: En el local de ensayo cuando estamos sacando los arreglos, los punteos sobre todo, nos dijimos, esto es muy The Cure. Y no es el único nombre porque también sale R.E.M.

En lo que se refiere a vuestra imagen, la que proyectáis en vídeos como el de “Contra mi Generación” uno piensa en The Clash, T.N.T o Stiff Little Fingers.

Todas ellas han sido bandas que nos han servido de referencia, pero The Clash ha estado con nosotros desde siempre.

Por cierto, hablando de videoclips, algunos de los que habéis hecho están muy bien.

J: ¿Tú crees? (risas) Yo soy muy radical con eso. Los videoclips me parecen un coñazo que no aporta nada y del que nadie se acuerda pasados dos días. Entiendo que para C Tangana sea muy importante eso, pero lo que no puede hacer un grupo de nuestra posición es ir siguiendo esa mecánica, esas dinámicas que marca la industria porque lo que vale para un grande obligatoriamente no tiene por qué valer para un pequeño. Y esto vale también a sacar cuatro singles, como todo este rollo que marcan las plataformas. Todo eso lo marca la industria y la industria son los grandes. Los que somos más pequeños vamos a rebufo adaptándonos a eso.

A: Hombre, depende, hay vídeos guapos. Yo creo que sirve para reforzar un poco la canción. No lo veo tan mal. Estamos jugando a lo que juega todo el mundo. Es cierto que luego te metes a hacerlo y te lo pasas bien. No hace falta hacer grandes cosas, como hace C Tangana pero que acompañe un poco. El último lo hemos grabado con un móvil de mala manera, en un día, coste cero, lo ha montado un colega. Sí al videoclip, pero no que de repente sea más importante que la propia canción. Es que somos un grupo de música, no actores.

M: Es algo que da algo de impacto. Se trata de hacer un poquito más de ruido cuando sacas algo. Un poco funcional pero que sirve para reforzar un poco el disco.

J: Íbamos a grabar el segundo videoclip y un rato antes de que llegara el director se metieron con el móvil en el cementerio y ya está.

Para la edición de Bremen no Existe habéis cambiado de sello. ¿Qué ha pasado?

A.: Llevábamos ya dos discos con Slovenly. Pete Menchetti, su responsable, es un tipo de puta madre lo que pasa es que saca muchas bandas, un día vive en Holanda, otro en México y queríamos a alguien más cercano con el que hubiera comunicación fluida y rápida. Montgrí es un sello nuevo de músicos que está sacando poco catálogo y con muchas ganas.

M: Queríamos un poquito más de piña más comunicación.

J: Queríamos el ímpetu y la energía de alguien que empieza.

Por cierto, os vais ahora a México a completar el Viva Latino que no pudisteis hacer en 2020, ¿enriquecen a Biznaga estas salidas internacionales?

A: México sí, pero EE.UU..

J: Los viajes a Puerto Rico y México sí han sido enriquecedores. En EE.UU. nos los pasamos en grande pero lo que fuimos a hacer allí, la música… fue todo una pantomima.

M: También es cierto que hay que estar dispuesto a picar piedra y nosotros no lo estamos

J: Es que se me hace complicado el hacer una gira por EE.UU. No sé, me cuesta verlo, quizás me equivoco. Pero igual que por Europa… ¡por Alemania, Suiza, Holanda! No sé qué nos va a aportar a nivel musical.

A: También será por la experiencia que tenemos porque yo he hablado con gente a la que le ha parecido maravilloso y la ostia tocar por EE.UU. A lo mejor volvemos en otro momento con otro promotor que nos propone otros bolos…

Texto: Tomás González Lezana

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter