Encuentros

Ben Vaughn, Charlie Feathers me puso una pistola en la cabeza

 

 

«The world of Ben Vaughn» es el nuevo disco de este polifacético amante de las esencias de la música norteamericana, que hizo una aplaudidísima minigira española en 2019 con parada especial en el Funtastic Dracula Carnival. Cantante, guitarrista, compositor, productor y locutor de radio (dirige y presenta un programa desde un lugar secreto del desierto de Mojave, The Many Moods of Ben Vaughn), ahora vuelve en formato quinteto para actuar en Tomelloso (viernes 27 de mayo, Sala Beat), Valencia (sábado 28, Surforama), Pamplona (domingo 29, Central), Liérganes (lunes 30, Los Picos), Bilbao (martes 31, Antzokia), Madrid (miércoles 1 de junio, El Sol), Palma de Mallorca (jueves 2, Es Gremi) y Alcalá de Henares (sábado 4, Alcalá Suena).

 

¿Cómo describirías el trabajo detrás de ‘The World of Ben Vaughn’? ¿Qué buscaste en el proceso de escritura y grabación?

Una colección de nuevas canciones comenzó a llegar a mi cerebro e hice planes para ir a un estudio con músicos para grabarlas, pero llegó la pandemia y eso no fue posible, así que hice algunas reparaciones en el estudio de mi casa y comencé a grabar las canciones allí. Había pasado mucho tiempo desde que hice mi último disco en solitario, por lo que el trabajo adquirió una energía emocionante de inmediato.

El disco salió el 20 de mayo en CD y digital, pero hiciste una edición en vinilo que salió en abril por el Record Store Day. ¿Eres de los que vive el ‘revival’ con ilusión?

Para mí es algo genial. Cuando hice mi primer álbum en 1986, el vinilo era el único formato que existía, así que es divertido volver a esa forma de arte. Componer pensando en un Lado A y un Lado B es mi forma favorita de trabajar. Y me gusta la idea de que haya un “intermedio” entre los dos. Le da al oyente un descanso.

Hay algunas letras con una fuerte carga de introspección, como «In My Own Reality». ¿Has tenido mucho diálogo interior en este proceso creativo?

Siempre he podido escapar de los problemas a través de la música, ya sean problemas en mi propia vida o los problemas más grandes del mundo. Ese escape puede durar solo unos minutos, pero siempre me ha ayudado a restaurar mi fe en la humanidad y fortalecer mi voluntad para seguir adelante. Espero que todos tengan algo así en su vida y «In My Own Reality» es mi intento de compartir esa idea. Es una invitación sincera.

¿Cuál es el mensaje detrás de «Wayne Fontana Was Wrong»?

Estaba en una tienda de comestibles y escuché «Game Of Love» por los altavoces y pensé: “Wayne Fontana estaba equivocado. El amor NO es un juego”. ¡En serio! A medida que ganamos más experiencia en la vida, nos damos cuenta de que esto es definitivamente cierto. Me salió la canción entera en cinco minutos.

¿Qué recuerdas de tu última visita a España? ¡Estuviste en uno de los festivales más molones del país!

Fue una experiencia increíble. Y el Funtastic, alucinante. Salir a ese escenario sabiendo que todos estaban allí para rockear fue increíble. Por un momento me sentí como Gene Vincent tocando en una casa llena de alocados delincuentes juveniles. Ese festival es la prueba de que el rock and roll nunca morirá.

Hablando de locuras… en 1997 grabaste un disco entero dentro de un coche. ¿Cómo demonios se te ocurrió esa idea?

La idea se me ocurrió cuando estaba grabando en un estudio profesional y no estaba contento con los sonidos que obteníamos. En broma dije: “Puedo hacer un disco mejor en mi Rambler”. Entonces comencé a pensar… ¿es eso cierto? ¡Necesito averiguarlo! Trasladé mi estudio a mi auto y comencé a grabar. Ese experimento se convirtió en un álbum. Me gustan mucho los resultados.

He leído que Emitt Rhodes fue una gran influencia cuando eras adolescente. ¿Puede hablarme de este artista y por qué fue tan importante para ti? ¡No lo conocía!

Cuando tenía quince años, un amigo mío compró una grabadora de cinta de carrete a carrete y quería saber qué podía hacer. No era músico, así que me pidió que lo ayudara a explorar las posibilidades de la máquina. El primer álbum de Emitt Rhodes y el primer álbum de Dave Edmunds acababan de salir y eran discos grabados íntegramente por ellos solos. El primer álbum de Paul McCartney también fue así… El caso es que mi amigo y yo nos inspiramos en esos discos y decidimos convertirnos one-man-band. Grabé canciones de Doug Sahm y Chuck Berry y creo que algunas instrumentales. Nos volvimos un poco locos y decidimos hacer la edición con cuchillas de afeitar. Desafortunadamente esas cintas se perdieron en el tiempo, pero así fue como comencé a grabar.

¿Quién es para ti el artista más infravalorado de la historia de la música americana?

¡Doug Sahm! Un multitinstrumentista tejano emblemático de la música tex-mex.

Has producido discos para Arthur Alexander, Charlie Feathers, Alex Chilton, Nancy Sinatra, Ween, Mark Olson, Barrence Whitfield o Los Straitjackets. Estoy especialmente interesado en Charlie, Alex y Nancy. ¿Qué me puedes decir sobre sus procesos de grabación? ¿Con quién fue más difícil trabajar?

Charlie Feathers fue el desafío más grande al que me he enfrentado. Hubo un día en el que me apuntó con un arma a la cabeza en el estudio. Pero era solo para chulearse, créeme. Quería que yo supiera que él era el jefe. Arthur Alexander era mi favorito. Él fue todo un caballero. Nos hicimos buenos amigos. Estuve triste durante mucho tiempo después de su muerte, era un gran ser humano.

He leído que uno de tus grandes sueños es producir a Van Morrison. ¿Qué te han parecido sus desvaríos con la pandemia?

Van la persona versus Van el ser humano siempre ha sido un asunto problemático. ¿Por qué la pandemia no iba a darle otra excusa para ponerse tan beligerante? Creo que era predecible, la verdad.

Háblanos de tu programa de radio, The Many Moods of Ben Vaughn.

Ya llevo haciéndolo durante casi 15 años. Pongo todo tipo de música y me encanta. La emisora WEVL en Memphis me dio la idea de crear un radio-show y así empezó todo. El podcast tiene muchos seguidores, lo que me hace muy feliz. Amo el vinilo, pero la idea de que la música también sea portátil también me gusta.

Ha hecho varias bandas sonoras y música para anuncios, ¿algún proyecto a la vista en este campo?

No. Me retiré del trabajo para cine y televisión al mismo tiempo que empecé a hacer mi programa de radio. Era muy divertido, pero también requería mucho trabajo. Era el momento de cambiar de aires.

 

Texto: Nacho Serrano

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter