Artículos

Adiós a Alan White, el motor de Yes

Tras una breve enfermedad no especificada, moría ayer a los 72 años Alan White, batería de Yes. Hacía años que sufría problemas físicos, sobre todo de espalda, y en varios conciertos llegó a compartir baquetas con Jay Schellen. Y sí, desde hacía tiempo ya no era el gran batería que fue (en algunos conciertos de las últimas giras ni siquiera tocó).

Además, mucha gente considera que los Yes de los últimos años, sin su cantante Jon Anderson, no son más que un grupo de tributo, a pesar de contar también con el guitarra Steve Howe o el teclista Geoff Downes (miembros históricos de la banda) y de haber grabado un disco recientemente (“The Quest”, 2021). Pero en el súper culebrón de la historia de Yes, Alan White fue uno de los componentes del grupo más estables junto al bajista Chris Squire, mientras otros miembros como Anderson, Howe o el teclista Rick Wakeman marchaban y volvían. De hecho, desde su entrada en 1972 y hasta su muerte, Alan siempre ocupó la plaza de batería en todos los discos en estudio del dinosaurio de rock progresivo.

Alan White (14 de junio de 1949, Pelton, Inglaterra – 26 de mayo de 2022, Seattle, Washington, EEUU) empezó tocando el piano a los seis años, pero no es de extrañar que a los doce se pasara a la batería (su primer kit se lo regaló su tío), ya que su profesora le pegaba en los nudillos cada vez que tropezaba con las teclas… A los trece ya tocaba con los Downbeats versiones de los Beatles y Gerry and the Peacemakers y luego llegó también a acompañar a gente de renombre como Ginger Baker, Steve Winwood o Joe Cocker. Alan estará siempre asociado a Yes, aunque conviene recordar que, fuera del combo progresivo, llegó a tocar en una cincuentena de discos de gente como Billy Preston, Donovan o colegas directos suyos como Howe o Wakeman.

Pero su colaboración más importante se produjo con dos ex Beatles, algo de lo que muy pocos músicos podrían presumir: John Lennon (“Imagine”) y George Harrison (“All Things Must Pass”). Con Lennon la relación vino de antes: Alan tocaba en un club con un grupo desconocido, Griffin. Lennon le vio y le llamó para decirle si querría tocar con su banda en un concierto en Toronto, junto a Yoko, Eric Clapton a la guitarra y Klaus Voormann al bajo. De ahí salió el disco “Live Peace in Toronto 1969”, y luego siguió colaborando con John en el mítico álbum “Imagine” y en el single “Instant Karma!”. Y una curiosidad poco conocida: fue Alan quien propuso que la canción “Imagine” empezara solo con piano, reservando la entrada de la base rítmica unos compases después.

En 1972, Yes habían grabado el referencial “Close to the Edge” pero, antes de salir de gira, su magnífico batería Bill Bruford prefirió marcharse con King Crimson. Un puesto realmente difícil de cubrir, porque Bill siempre tuvo un claro acento jazzy muy personal que no muchos baterías rockeros podrían emular. Pero Alan supo estar a la altura de las circunstancias y de esa primera gira con Yes salió el triple “Yessongs”. Su primera incursión con el grupo en el estudio fue el controvertido doble “Tales From Topographic Oceans” (1973). Para mucha gente, demasiado material y con un trasfondo harto esotérico (el propio Wakeman hizo su primera espantada del grupo tras la gira). Para otra gente (entre los que incluyo), una maravilla que sigue sorprendiendo a cada escucha, y con un Alan White realmente inspirado aportando ideas a raudales.

Y es que Alan fue un poco como Ringo con los Beatles: el batería idóneo  para el grupo tanto a nivel personal como musical. Siempre se avino bien con todos, presenciando a menudo guerras de egos desde una posición conciliadora, y además adaptándose a los cambios musicales que los principales compositores iban aportando. Así, tras otro disco tan barroco (y fantástico) como “Relayer” (1975), con arreglos de percusión realmente originales, poco a poco fue adaptando su batería haciéndola sonar más rockera, caso del disco “Drama” (1980) o “90125” (1983, el que contiene su hit “Owner of a Lonely Heart”).

En solitario, Alan solo grabó un disco, el normalito “Ramshackled” en 1976 (aparte de otro también muy discreto con la banda que llevaba su propio nombre, White, en 2006), pero participó en 1981 en unas sesiones de un grupo que, desgraciadamente, nunca grabó nada oficialmente: XYZ. Era un trío formado por Alan, Chris Squire al bajo y ni más ni menos que Jimmy Page a la guitarra. Pero la muerte de John Bonham y la disolución de Led Zeppelin estaban demasiado recientes, por lo que tras unos pocos ensayos el grupo pasó a mejor vida. Alan también estuvo involucrado en otros proyectos, como The Syn (también junto a Squire), Circa (junto a otros dos Yes: Tony Kaye y Billy Sherwood) o el interesante trío Levin/Torn/White, de música más experimental.

Este verano, Yes iban a salir de gira conmemorando el 50º aniversario de “Close to the Edge”, y el grupo anunció que Alan no podría salir con ellos, justo tres días antes de su muerte… Dejó viuda a su mujer de toda la vida, Gigi (más de 40 años juntos), con quien tuvo dos hijos. Y quien piense que Alan solo fue un músico secundario en Yes, conviene recordar que además de su amplio espectro de registros con la batería ayudó a componer y arreglar varios temas de la banda, como muchos momentos de los citados “Tales…” y “Relayer”, o grandes canciones como “Turn of the Century”, “Future Times”, “Machine Messiah”, “Changes”, “Our Song”, “I’m Running”, “Homeworld” o “The Game”, además de tocar algunos momentos de piano en el disco “Magnification” (el último gran trabajo de la banda, publicado en 2001). Sí, por las filas de Yes han pasado muchos instrumentistas fabulosos, pero sin la presencia constante y la estabilidad que aportaron Chris Squire y Alan White, el grupo quizás no hubiera sobrevivido a tantísimas turbulencias internas ni hubiese tenido una carrera tan longeva.

Texto: Jordi Planas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter