Vivos

Morgan. Palau de la Música (Barcelona)

La última cita de una servidora con Morgan, el viernes 4 de febrero, se perpetró en un lugar emblemático y mágico, el Palau de la Música Catalana de Barcelona.

He perdido la cuenta de las veces que he visto a Morgan en directo y nunca me han decepcionado. La primera fue una sorpresa ver la formación, la posición de los músicos en semicírculo, la energía que creaban con cada canción… Ahora ya no es novedoso, ahora lo espero y me encanta que sean diferente a la mayoría.

Y con estas expectativas, me siento en una de las butacas del Palau de la Música, observando el espacio, las vidrieras y mosaicos, que también me parecen fascinantes, y pocos minutos después de la hora acordada empiezan a aparecer los esperados músicos. Nina se sienta al piano y suenan las notas de “Hopeless prayer”, primer tema de The River and the Stone, el tercer trabajo de estudio y el motivo de la gira The River Tou”, que empezó en noviembre y les está llevando por multitud de ciudades de todo el país.

El concierto sigue con “River” y luego con temas de sus discos anteriores, North y Air, sus “grandes éxitos” como dice Nina en broma en una de sus siempre divertidas intervenciones. “Blue eyes”, “Goodbye”, “Oh Oh” y “Home”, son algunos de ellos. Aunque el protagonista de la noche es el último disco, el momento de los temas en castellano es especialmente emotivo con “Volver” y “Un recuerdo y su rey” y, en el bis, la conocida “Sargento de hierro” que el público se sabe al dedillo.

Y es que ni Nina ni la banda han perdido un ápice de frescura, positivismo, honestidad y espontaneidad, recuerda los inicios en el club Jamboree  y a Alejandro Ovejero, al que aunque haya escogido la apicultura en vez de los escenarios, no olvidan, mientras agradecen hasta el infinito todo lo que les está pasando.

Morgan vuelven a hacer un concierto excelente mezclando el rock, el soul y el blues constantemente. La energía que desprenden en el escenario llega al público y éste se la devuelve a la banda. Así lo siente Nina, y así lo expresa en una de sus intervenciones.

Y después de dos horas de emociones, tal y como Nina nos había anunciado minutos antes, llega el final y nos regalan un “Marry you” a capela que provoca una de las ovaciones más emocionantes que una servidora ha podido vivir nunca. La magia de Morgan en directo continua.

 

Texto: Raquel Sánchez

Fotos: Sergi Fornols

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter