Artículos

Palabra de músico: Óscar Avendaño

Esta vez es el gallego Óscar Avendaño el que pasa por esta sección para repasar las canciones de su Perros Negros (Milana Música), que pasó un buen tiempo guardado en un cajón y ha visto la luz este 2021. Estas son sus palabras…

«Jacksonville»: Cuenta la leyenda que en Jacksonville se conocieron Henry Lee Lucas y Otis Toole. También es la ciudad en la que Ash Williams quería retirarse. Y además,  de allí eran Lynyrd Skynyrd. Al protagonista de la canción esto le sirve como punto de partida para emprender, junto a su chica, un viaje durante el cual tal vez puedan aprovechar para cargarse a cuanto hijo de puta encuentren por el camino…

«Pudridero»: Yo crecí en una taberna, viendo a la gente pudrirse lentamente y esperar el final. Cada 1 de enero, mi viejo acostumbraba a decir aquello de «me da a mi que muchos de los que hoy estáis aquí ya no vais a llegar al próximo año». Un día fue él el que no llegó, claro. Hay sitios de los que solo se sale con los pies por delante…

«Los Chicos»: ¿Os acordáis cuando quedábamos todos en casa de un colega a fumar porros y escuchar a Thin Lizzy y a Cheap Trick? Muchos de esos chicos ya no están… unos han tenido hijos, otros se han mudado y alguno que otro… pues eso: ya no está.

«Entre El Cielo y La Miseria»: Tal vez el personaje que protagoniza esta canción sea el mismo que protagoniza «Jacksonville». Y es posible que ella, si realmente no ha conseguido encontrar nada mejor, también lo sea. Es un blues tan cerdo como los propios protagonistas, que en mi cabeza se parecen bastante a Otis Driftwood y Baby Firefly…

«Aves Migratorias»: Es jodido, a veces, ver como parten las aves migratorias mientras tú te quedas atrás. Todos las hemos visto alguna vez… pero quiero pensar que a veces, solo a veces, son otros los que nos ven partir a nosotros. Me recuerda un poquito a Pink Floyd. O a lo mejor es a los Sadies.

«Laguna del Norte»: Esta canción a mitad de disco, en mi imaginación, es un lugar apacible dónde descansar antes de continuar el camino. Dan ganas de quedarse para siempre, pero la vida no funciona así.

«El Camino»: Ya sabemos todos que lo que importa no es el destino si no el viaje, y en el que estamos haciendo no hay destino. Se trata de disfrutar el camino tanto como podamos, porque se habrá acabado antes de que nos demos cuenta. Hasta Martin Sheen bailó «Love is Strange» con Sissy Spacek antes de que todo se fuera a la mierda…

«Las Bestias»: Una canción protesta, creo. Se me ocurrió viendo «Anarchy», aunque finalmente no tengan nada que ver estas bestias con aquellas. Como decía antes, el mundo está lleno de hijos de puta de esos que no necesitan planchar de madrugada pero aún así salen con cacerolas a la calle, a reivindicar su derecho a la libertad (y a ir a misa, por supuesto).

«Casas Rotas»: Cuando mi madre murió por fin, tras una agonía de 5 meses, vi su casa de otro modo. Tal vez aún no estuviese tan destartalada como la que describo, pero su espíritu sí lo estaba.

«Arde el Mundo»: Ahora ya ha quedado bastante claro que el verdadero héroe, frente al fascismo representado por Batman, es El Joker… pero cuando grabamos la canción aún no existía esa película que lo ha dejado tan claro. Por supuesto que «hay gente que solo quiere ver arder el mundo», pero eso es porque vivimos en un sistema de mierda. Durante años nos han hecho creer que Batman era el héroe, pero Batman es multimillonario: ¿de verdad crees que los intereses que defiende son los tuyos? No, amigo: los tuyos los defiende El Joker. No lo dudes: Batman vota a VOX.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter