Encuentros

Hitmakers, con el punto de mira en la melodía perfecta

 

Foto: Jesús Amodia

Con la ilusión del que empieza un proyecto musical por vez primera, pero con la experiencia que da una dilatada carrera musical a sus espaldas, un cuarteto de viejos conocidos de la escena nacional se ha puesto como objetivo componer punk rock de melodías que atrapan. La banda madrileña Hitmakers lleva trabajando casi entre bastidores bastante tiempo, pero no es sino ahora cuando se lanzan decididos al exterior para presentar los temas que tienen preparados.

Ahora que ultiman los detalles de la edición de su trabajo de debut, nos ponemos en contacto con ellos para que nos cuenten los detalles de la formación del grupo y de la historia que hay detrás de unas canciones que enganchan desde el mismo momento de su escucha. Dejamos que Enrique (voz y guitarra) y Rafa (batería) se encarguen de las presentaciones.

¿Cuándo nace exactamente Hitmakers?

Enrique: La banda nace en 2017, a raíz de hacer un alto en el camino con Ramonster, grupo de versiones de Ramones adaptadas al español, con la que nos divertimos bastante, por cierto.

¿Quiénes formáis la banda?

En la formación somos cuatro componentes, Rafa PPM a la batería, Pedro a la guitarra, Manolo UVI al bajo y voces y Enrique Bastante guitarra y voz.

Contadme por favor, en caso de que haya algún despistado en la sala en qué grupos habéis tocado cada uno.

Enrique: Venimos de bandas muy diversas y diferentes musicalmente hablando. Pedro, por ejemplo, viene de Hamlet, Manolo de La UVI y Comando 9mm; Rafa de PPM y Únete al Commando, y Enrique de Flash Strato, La Frontera y Gabinete Caligari.

¿Cómo os juntáis para montar Hitmakers? Imagino que ya os conocíais de antes, pero ¿cómo salta la chispa para juntaros los cuatro y poner en marcha el grupo?

Rafa: De manera casi improvisada; al finalizar un ensayo con otra banda que compartimos formación, Enrique comenzó a tocar una idea que tenía desde hace tiempo y como era una melodía bastante provocadora (de esas que te enganchan a la primera) comenzamos Manolo y yo a seguirle. A todo esto, llegó Pedro y asintiendo rítmicamente con la cabeza, se apresuró a incorporarse a la improvisación. Cuando acabamos, nos miramos los cuatro con satisfacción. ¡Qué bien suena esto! Fue entonces cuando decidimos darle una continuidad…

Foto: Jesús Amodia

¿Tenéis en mente algún sonido concreto o una línea a seguir para el nuevo proyecto desde el principio o va surgiendo ensayo a ensayo?

Rafa: La idea del sonido sí la tenemos bastante clara… Bases sencillas pero muy compactas y contundentes, bajo y guitarras potentes y bien armonizadas, todo mezclado con melodías muy cuidadas. De esa idea partimos, pero efectivamente, es ensayo a ensayo cuando se va fraguando el sonido final de una canción.

¿Cómo seleccionáis el nombre del grupo?

Rafa: Como si fuéramos a tener un Baby (sí, le tenemos mucho cariño a nuestro pequeño proyecto… ¡Ja, ja!). Pusimos encima de la mesa algunos posibles nombres y elegimos el que nos pareció que iba a suponer un reto constante a la hora de hacer canciones.

¿Seguís un procedimiento específico para la escritura y composición de las canciones?

Enrique: No tenemos una formula en concreto, de hecho, cada canción, aunque sí guardan una similitud sobre todo en sonido y ejecución, es un estado de ánimo del momento en que nace. Hay días de pie izquierdo y tardes de café y té o mañanas de cerveza y tardes de gin-tonics, y eso se refleja a la hora de componer.

¿Cuántos conciertos habéis dado? ¿Cuál fue vuestra actuación de debut? ¿Qué sensaciones tuvisteis con vuestro estreno?

Enrique: Bien, aquí, aunque parezca mentira (por lo que amamos nuestra profesión y lo que nos gustan los escenarios), aún no hemos tocado demasiado, por no decir casi nada. Nuestro primer directo fue en el cumpleaños de Pedro (guitarra de la banda), en el que nos juntamos varios amigos a tocar en el Gruta 77 y aprovechamos para enseñarles parte del trabajo que estábamos haciendo… También dimos un concierto a medias con unos amigos que hacen psichobilly, Generador. Luego por motivos profesionales tuvimos que hacer un parón y cuando lo retomamos, al poco de grabar, empezó la pandemia (ésta que nos tiene la vida parada y a la espera de que todo mejore para poder empezar a darlo todo en directo).

Querría saber acerca de la grabación del disco. ¿Dónde, cómo y cuándo la hicisteis?

Rafa: El disco se ha grabado en Estudios Corleone con Jaime Zamora como técnico y los temas han sido mezclados por Pablo Ochando («Bangladesh» y «Promesas») y por Ángel Martos (resto de temas).

La dinámica que usamos a la hora de grabar es bastante sencilla. Hacemos una canción, vemos que está lista y la grabamos. Pensamos que al principio de crear un tema hay una frescura que tenemos que aprovechar en la grabación ya que, si pasa tiempo desde que se hace hasta que se graba, puede desaparecer.

¿Cómo se decide la edición del mismo?

Rafa: Por ahora sólo está editado en formato digital y se puede descargar en las principales páginas musicales. Decidimos esperar a editarlo en formato físico porque aún no tenemos claro cuántos cortes va a tener el disco. Estamos grabando más canciones que con seguridad, se añadirán.

Oyendo vuestras canciones uno piensa en que dais importancia a las buenas melodías, que son un detalle que cuidáis. No sé si estoy en lo cierto

Enrique: Así es, cuidamos al máximo las letras y sus melodías. Tratamos de buscar estribillos que te entren y se te queden en la cabeza, dando muchas vueltas a cada canción antes de plasmarla en una grabación. Es un proceso cuidado y metódico, intentando que sea lo más objetivo posible a la hora de terminar un trabajo (cada nota o cada arreglo es importante, hasta que nos gusta y convence no paramos).

Me resulta difícil decir qué tema me ha impactado más, pero una canción como «Bangladesh», por ejemplo, atrapa desde la primera vez que la oyes. ¿Cómo la compusisteis?

Enrique: Bueno, éste es el primogénito de Hitmakers. Es un tema que tenía escrito hace muchos años, lo rescaté sobre todo por el estribillo que, lo tenía dando vueltas de siempre en la cabeza. Recuperé la letra y lo actualicé, le hice algunos cambios en la melodía hasta que decidí llevarlo al local de ensayo… Ahí lo rematamos, lo arreglamos y nació la primera canción de Hitmakers.

¿Qué os lleva el incluir una versión de Fangoria, que por otro lado conseguís a mi juicio darle un toque realmente especial?

Enrique: Bueno, llevo trabajando con ellos 15 años y, este es un tema que siempre me gustó por una curiosidad… Me recordaba la introducción a un tema de los Stones (de los que siempre he sido fiel seguidor), en particular al «Sympathy for the devil» (aunque no se le parezca ni un carajo). La intro me recordaba a la canción y es por ello, que decidí planteárselo a la banda.  Imagínate las caras cuando les dije que podíamos versionear una canción de Fangoria, el asombro fue grande, pero cogimos la canción por las patas y le dimos nuestro sonido y forma; para nosotros es un temazo. De hecho, le comenté a Nacho Canut que qué le parecía que lo versionáramos a nuestra manera y le encantó la idea. Al escucharlo, el adjetivo que nos dijo fue el de “potente”.

No sé si es algo buscado a propósito, pero esa combinación de las guitarras y voces, como en «Revolución», me parece impresionante. ¿Podría ser una buena definición del sonido que hacéis? ¿Qué creéis que caracteriza la música de Hitmakers?

Rafa: Es un tema en el que las guitarras, con sus armonías, tienen un protagonismo evidente junto con la melodía de voz.

Intentamos construir siempre las canciones cuidando esa fórmula. Se podría decir que canciones como «Revolución» definen y marcan el prototipo de sonido que buscamos y efectivamente caracterizan el sonido de la banda.

Foto: Rafa Gómez

Sois músicos ya experimentados con una larga trayectoria a vuestras espaldas. ¿Qué representa Hitmakers en este momento de vuestras carreras? ¿Qué lo diferencia por ejemplo de vuestros proyectos previos?

Rafa: Representa y, creo que puedo hablar por todos, algo nuevo y emocionante. Desde el primer ensayo improvisado que dimos, siempre ha habido muy buena vibración entre todos.

Verás, Hitmakers lo forman cuatro amigos con gustos musicales en general muy afines pero, si profundizamos en cada uno de los componentes, nos encontramos con pequeñas diferencias respecto a dichos gustos. Lejos de ser un inconveniente, hemos conseguido ensamblar todas nuestras idiosincrasias dándole un sonido particular a la banda.  Esto precisamente, es la diferencia más notable con otros proyectos que podamos haber tenido… En mi opinión, una conexión increíble tanto en lo musical como en lo personal.

¿Qué expectativas tenéis puestas en la banda?

Rafa: Estamos muy volcados con el proyecto, queremos divertirnos todo lo que podamos como mínimo y por qué no (y en tono jocoso), hacernos de oro como máximo.  Impacientes estamos por mostrar todo el curro que hemos hecho al respetable, pero desgraciadamente ahora mismo eso es bastante difícil. Por ello, nuestras expectativas ahora se enfocan en seguir componiendo y grabando canciones y, cuando esta dichosa pandemia (y lo que no es la pandemia) nos lo permita, tocar en directo (que, sin duda alguna, es lo que más nos gusta hacer).

Texto: Tomás González Lezana

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter