Encuentros

Whatitdo Archive Group, soñando con Cinecitta

 

Completamente abducidos por la edad dorada de la música cinematográfica italiana, y por ende europea, el cuarteto de Reno, Nevada, homenajea a sus héroes en su debut discográfico, The Black Stone Affair.

Son muchas las referencias en las que se han basado estos cuatro experimentados músicos norteamericanos para pergeñar su primer disco, un amplio abanico que aglutina a vacas sagradas del firmamento del celuloide (Antonioni, Sergio Leone) a los inevitables Morricone o Alain Goraguer. Pero no se circunscribe al tópico este intenso primer paso, que desde sus inspirados surcos nos proponen una visita al Chicago donde se cocinaba el mejor funk de los setenta y alargar la mirada a otras latitudes más templadas para añadir sabrosos toques cariocas y tropicalistas. Aaron Chiazza (batería), Alexander Korostinsky (bajo), y los hermanos Sexton, Mark y Christopher, guitarra y Hammond respectivamente, nos dejan bien claras sus intenciones

A pesar de vivir en un mundo totalmente globalizado, me resulta curioso que cuatro músicos norteamericanos centren sus intereses musicales en reivindicar la época gloriosa de los scores italianos

Lo entiendo perfectamente, también nos parece raro a nosotros; pero lo cierto es que somos los clásicos rastreadores de los cajones de discos en rebajas y liquidación, por lo que era cuestión de tiempo que centráramos nuestra atención musical, entre otras cosas, en la época dorada de la música italiana para películas.

El apellido de vuestro batería hace pensar en algún ancestro italiano en la banda, es así?

Sí, pero tanto él como sus padres son nativos americanos, no sabemos cuantas generaciones habría que remontarse para encontrar esa raíz latina.

¿Cómo se formó la banda, teníais experiencia musical previa?

Mark y yo nos conocemos desde niños, hemos compartido campamentos de verano muchas veces y llevamos metidos en la música más de veinte años, involucrados como compositores principales en The Sextones, nuestra banda de soul. A Aaron lo conocimos en el instituto, entonces yo tocaba en una banda de jazz y lo invité a unirse a nosotros en algunos conciertos en casas particulares. Tocando juntos reparamos en que nuestros intereses musicales coincidían en gran medida, por lo que decidimos tirar adelante.

El nombre del grupo es un tanto misterioso, intrincado, por que lo elegisteis y me gustaría que nos revelaseis si tiene algún significado oculto

Hasta hace un año la denominación de la banda era solo Whatitdo, simplemente un nombre gracioso y pegadizo; le añadimos Archive Group cuando tuvimos clara la dirección a la que nos encaminábamos; algunos nombres de grupos no tienen ningún sentido, pero en nuestro caso pienso que Whatitdo Archive Group trasmite el concepto de que somos una especie de sanadores de sonidos, y nos gusta jugar con esa idea.

Amén de una preciosa y muy trabajada portada, es justo comentar como os habéis currado la hoja promocional, que es un pequeño cuento acerca de vuestra recuperación de una pieza maestra del cine italiano de los sesenta, como surgió la idea?

De alguna manera nos vemos a nosotros mismos como nostálgicos, algunas veces pensamos que hubiese sido mejor haber nacido en otra era. Nos gusta el material antiguo, no por simplemente ser antiguo, sino por que muchas veces trasmite una idea llena de belleza que te permite viajar mentalmente a otras etapas temporales, en la que la gente escuchaba con atención los discos enteros. Nos gusta crear una estructura musical que personalmente nos intriga, y buceando en la historia de la música nos sentimos especiales, pensamos que es una labor que merece la pena.

Algunos de los temas llevan el acompañamiento de toda una sección de viento que acentúa la carga dramática…

Todos esos pasajes con sección de viento están inspirados por los maravillosos y preciosos discos de Burton y KPM, editados en la década de los setenta. Sus grabaciones más populares están impregnadas por un sentido dramático y era muy importante para nosotros reivindicarlas de alguna manera, vimos que como tú comentas aportaban una profundidad tremenda a algunos de nuestros temas, con los que encajaban muy bien.

Son muchos los nombres ilustres que mencionaís como influencias, tanto musicales como Morricone o cinematográficos, caso de Sergio Leone o Antonioni. Que os inspira más a la hora de componer, el score o las imágenes?

Pues un poco de cada cosa, aunque pienso que la música es lo que más nos impacta, las imágenes lo que hacen es subrayar el mensaje que la banda sonora trasmite. Si te fijas los grandes compositores crean las partituras teniendo en cuenta los caracteres de los personajes y su personalidad, una tarea que se me antoja muy laboriosa.

Fuera del ámbito meramente italiano, no os olvidáis de otros grandes compositores europeos, como el gran Alain Gorager

¡Faltaría más! La primera vez que vi Le Planete Sauvage, hace ya quince años, inmediatamente se convirtió en una de mis películas favoritas. Algo parecido pasó con su banda sonora, a cualquiera que le preguntes te confirmará que es una de las cumbres de la historia de música para películas. De hecho todo nuestro disco es un sentido homenaje, una carta de amor cuyo destinatario es cada compositor que nos ha inspirado, y de paso a cualquier músico involucrado en esta particular pasión que es la música cinematográfica.

La mayoría de los temas tienen un fuerte componente emocional, trasmiten tensión. En este sentido creo que destaca <<Ethiopian Airlines>>, que también se abre a influencias africanas.

Estoy profundamente influido por algunos músicos, y cuando descubrí a Mulatu Astatke a mediados de la pasada década me obsesioné con él, cada vez que tengo ocasión voy a verlo en directo; entonces, cuando mi profesor de bajo jazz me invitó a componer un tema en el estilo de alguno de mis héroes no dudé ni un minuto en que la figura en la que me iba a fijar era Mulatu, famoso por ser el principal valedor del género Ethio Jazz. Me estuve currando el tema cerca de cinco años antes de presentarlo a mis compañeros como posible single del disco, y al final creo que hay consenso dentro de la banda en el sentido que es una de las joyas de The Black Stone Affair, aunque esté mal que yo lo diga: la emoción que trasmite el jazz etiope es increíble.

En <<Italian Love Triangle>> os salís un tanto por la tangente, haciendo un tema que mezcla hábilmente lounge y bossa nova.

Me alegro que lo señales, ya que es uno de mis temas preferidos, es una melodía que suena antigua y clásica al mismo tiempo; si te fijas el piano añade una capa de romanticismo que solo se puede lograr si comprendes bien el espíritu de la bossa nova

Ahora mismo es impensable, pero no sé si cuando grababais el disco teníais en mente la posibilidad de presentarlo en directo; si llegase esta posibilidad, ¿cómo plasmaríais sobre el escenario una música con tantos arreglos?

En principio éramos músicos muy habituados a tocar en directo, pero al formar Whatitdo Archive Group empezamos a dar importancia al trabajo en estudio, a la grabación en si misma, un poco al estilo en que se creó el Pet Sounds; en todo caso no nos podemos quedar circunscritos al estudio, y cuando registramos The Black Stone Affair teníamos en mente que en algún momento había que llevarlo al directo, pero tal y como quedó la grabación necesitaríamos ser quince músicos sobre el escenario, lo que parece irrealizable. Pero por otro lado es un reto que cada uno de los cuatro componentes nos tendremos que esforzar por multiplicarnos y hacer sobre el escenario la lectura más fidedigna de lo que se plasmó en el estudio.

Texto: Manuel Borrero

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter