Encuentros

Sarria, debut solista de un guitarrista excepcional

Falta poco para que pueda disfrutarse en su integridad el contenido de su primer álbum como líder de un proyecto bautizado con su nombre. Con su canción “Gitana” circulando desde hace semanas, contactamos con él para que nos hable de su etapa en Los Labios, de sus primeras experiencias como músico y de lo que nos deparará su disco…

Te conocimos como guitarrista de Los Labios. Entraste en la banda sustituyendo a Álvaro Suite, supongo que supuso toda una experiencia, militar en un grupo que funcionaba a un nivel desacostumbrado por estas tierras, con un presupuesto tremendo…

Realmente mi aventura con Los Labios comienza antes de tocar con ellos. Durante la última etapa con Álvaro, aproximadamente un año antes de su marcha, trabajé como roadie para los que serían mis futuros compañeros. Tenía diecinueve años cuando me llamaron y no me podía creer que me estuviera pasando de verdad. Recuerdo llegar a casa y contarle a mi familia que dejaba los estudios y que volaba a Miami la semana siguiente. Mi pobre madre se puso blanca… Más tarde me llamaron para unirme la banda, y sin duda ha sido la experiencia más transformadora de mi vida. Tuve que ponerme las pilas para estar a la altura. Al principio me costó gustarme en la banda, sentía mucha presión. Con el tiempo encontré mi sitio y aprendí de los mejores. Al quite de todo, como el niño de Casi Famosos… El disco con Craig Ross fue la guinda del pastel, les estaré eternamente agradecido. Me cambiaron la vida.

Y supongo que compartir tareas de guitarrista con Charlie Cepeda también que algo digno de tener en cuenta…

Antes de incorporarme a la banda Charlie me parecía el guitar hero ibérico por excelencia y a día de hoy sigo pensando lo mismo.

¿Experiencias previas?¿Qué puedes contarnos de tu trayectoria anterior, de tus primeros pasos en el mundo de la música?

Empecé a tocar la guitarra en bandas desde muy pequeño, a los nueve años ya estaba obsesionado con la música. Me sentía un extraterrestre total. En los primeros años pasé por formaciones de rock psicodélico, pop, glam, versiones nacionales… todo lo que se me pusiera por el camino. Era como vivir una doble vida. Entre semana iba al cole, y los findes me montaba en la furgoneta. El contraste entre el colegio religioso y el ambiente de la sala de mala muerte de turno me parecía muy divertido. Una vez me llamó el subdirector para leerme la cartilla sobre la temática erótica de ciertas letras, y a mí me encantó. Más adelante empecé a escribir mi propio material y por consecuencia a cantar, o al menos a intentarlo. Justo cuando empezaba a sacarlo adelante me llamaron Los Labios. En todas las bandas mis compañeros siempre han sido bastante mayores que yo, desde aquí les doy las gracias por obligarme a dar el callo y a sonar como si no fuera un crío.

Pasemos a tu estreno como líder de un proyecto bautizado con tu apellido… Hace unas semanas estrenamos en nuestra web el clip de tu primer sencillo, “Gitana”. Rock de raíz clásica, como se espera de ti… ¿fuentes de inspiración para componer los temas del álbum?

“Gitana” tiene un sonido muy conservador, pero el álbum sorprenderá por su variedad de colores. Algunas canciones tienen un enfoque más tradicional y otras están construidas buscando totalmente lo contrario. He intentado encontrar un balance entre lo clásico y lo futurista, y creo que sólo podrá apreciarse cuando el disco salga al completo y se oiga en conjunto. Adoro el rock de los 60´s y 70´s, pero no le veo la emoción a seguir replicándolo al pie de la letra. Es como ver una película por primera vez y saber qué va a pasar en cada momento antes de que pase. No obstante, soy fiel a mis raíces y no me escondo de ellas. Desde McCartney a Morrison mis ídolos forjaron una identidad propia y llevaron la música a su propio terreno, y esa ha sido mi mayor inspiración y aspiración con el álbum.

Por cierto… ¿título del disco? Está prevista su edición ya mismo, ¿es correcto?

Será un álbum homónimo, me he sumado a la tradición de no titular el primer trabajo. Se publicará exclusivamente en vinilo (de momento) y me consta que ya está admitido en fábrica, por lo que cuento los días para cumplir ese sueño que tenemos los nostálgicos de ver nuestro propio disco girando en analógico.

¿Qué puedes contarnos de las sesiones de grabación del mismo? Tengo entendido que algunos de los músicos invitados son antiguos compañeros de Los Labios, ¿puedes presentarnos a tus colaboradores?

Tuve un equipo maravilloso. Por un lado mis hermanos de Los Labios, Ricky Candela y Fernando Reina. Ellos aportaron la base rítmica, y Ricky es en gran parte responsable del sonido del álbum. A las teclas conté con José Vaquerizo y Fran Rosado, clásicos de la escena sevillana. La producción estuvo en manos de Paco Lamato, a quién descubrí por el fantástico trabajo que hizo con Riverboy en su álbum debut. Las sesiones fueron muy divertidas y también agotadoras. En el pasado, cuando acudía al estudio sólo tenía que preocuparme de mis partes. Con este trabajo sentía la obligación de tener los ojos puestos en cada detalle, y gracias a la tutela de mis compañeros conseguí aguantar el tipo. No te mentiré, hubo momentos en los que pensé que se me venía grande, pero terminamos el álbum muy satisfechos. Paco hizo un gran trabajo estrujándome, me pinchó hasta sacar lo mejor de mí.

¿Sientes vértigo al asumir el papel de responsable absoluto del proyecto?¿Cómo tienes planteado desarrollarlo, funcionando con una banda base o recurriendo a colaboradores diferentes según las necesidades de casa momento?

Muchísimo vértigo, pero soy adicto a esa sensación. Me aburro muy rápido de todo, y enfrentarme a este proyecto de esta forma me mantiene la cabeza ocupada casi constantemente, lo cual es muy positivo para mi salud mental. Me encanta retarme, aunque eso también me agobia a veces. Tengo una banda base, todos paisanos míos y excelentes instrumentistas. Alfon López al bajo, Ale Hidalgo a la guitarra, Edu Díaz-Miguel a las teclas y Maxi Resni a la batería. Conocernos ha sido lo mejor de esta pandemia, en ellos he encontrado una gran amistad. Para el futuro no descarto añadir más manos al proyecto, tengo muchos sonidos en la cabeza que ojalá pueda llegar a desarrollar.

Por último, y teniendo en cuenta la situación actual… ¿planes para presentar el disco?

La idea es presentarlo en directo para finales de abril/mayo. A pesar de la que está cayendo es importante que demos la cara, así que haremos lo posible para estar presentes allá donde nos dejen. Personalmente llevo desde febrero del año pasado sin hacer mi trabajo y no hay nada en el mundo que me apetezca más que volver a sentirme yo mismo. Gracias por darme este espacio Alfred, siempre quise tener algo que contarle al Ruta. Un abrazo enorme desde Málaga.

 

Texto: Alfred Crespo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter