Artículos

Tom Petty – Desmenuzamos “Wildflowers and all the rest” (Warner)

 

Foto: Sergi Fornols

Hay pocas verdades absolutas. Pero, si preguntas a cualquier fan del malogrado norteamericano, cual es su disco favorito, un 99,9% responderá, entusiasmado y con una sonrisa de oreja a oreja, “Wildflowers”. Y quien suscribe es uno de tantos. Fue el disco que se vendió más rápido y consiguió triple platino en 1994. Dos millones de copias en un par de meses.

La reciente publicación de “Wildflowers and all the rest” auspiciada por rumores y batallas entre herederos es finalmente una realidad que muchos ya tenemos en nuestras nerviosas manos. Es una auténtica pena que Tom no hay podido monitorizar y ver esa publicación tras su repentino fallecimiento en 2017 que nos dejó tan descolocados y apenados. Su hija Adria Petty se ha encargado de controlar y confeccionar el lanzamiento del boxset e, incluso, participar en un vídeo en streaming el mismo día de la publicación. Casi una hora y media muy jugosa charlando con periodista y locutor David Fricke, George Drakoulias o Ryan Ulyate que participaron en la grabación del álbum, además de ilustradores y diseñadores de la caja en cuestión (ver link del vídeo abajo el artículo).

Ante tal magna revisión, el fan se encuentra de nuevo ante una duda existencial muy profunda, casi existencia me atrevería a decir: ¿qué versión compro? Hay ediciones para todos los gustos y bolsillos. Pero uno ha de reflexionar y considerar, cómo quiso Petty publicarlo un lejano 1994 cuando estaba sufriendo la llamada “midlife crisis” con cuarenta y tantos años a sus espalda y al borde del precipicio emocional. Tom pretendía un disco doble, con 24 temas (algo que a la discográfica le pareció excesivo y Lenny Waronker, Presidente de Warner, convenció a Petty, pero también al afamado productor Rick Rubin para que el disco fuera publicado en formato sencillo). Por una vez, la discográfica parece que dio en la diana. Petty ya lo había intentado con el álbum “Hard Promises” de 1981.

Para ser francos, la edición más fiel a la voluntad del artista es la edición 3LPS ahora publicada: el disco original remasterizado y temas jamás publicados junto a otros que más tarde se publicaron en el indispensable y siguiente disco de Tom, léase, la banda sonora del film de Edward Burns “She’s the One” (“California”, “Climb that Hill” , “Hope you never” y “Hung Up and Overdue”). Ante la negativa de la discográfica, Petty incluso pensó en publicar un “Wildflowers2”. Sabemos que eso no ocurrió. Ahora tenemos ese tercer LP para reflexionar largo y tendido si ese disco hubiera aguantado la comparación con el disco sencillo en su formato original. Pese a las inmensas canciones de “She’s the One”, un servidor opino, sinceramente, que no.

“Wildflowers” forma parte de nuestras vidas, de nuestro imaginario y está tan interiorizado en nuestro ADN que tras escuchar las distintas versiones de la brillante reedición con todos sus extras la conclusión sigue siendo la misma: estamos, sin lugar a dudas, ante el mejor disco del de Gainsville (al menos para quien suscribe y los referidos 99,9% de los fans) y, sigo pensando, que se publicó como debía publicarse pese a la pugna entre el artista, Rubin y el sello – aunque quizás el tema “California” debió entrar ahí dentro ¿no creen? – . No hubiera adulterado para nada el resultado final, pero el formato cd no permitía la inclusión de más temas y Adria Petty nos cuenta en el vídeo del lanzamiento del boxset que eran conscientes que por aquél entonces un cd sencillo valía 15 “bugs” y no podían vender un doble a 30 porqué eso hubiera sido algo muy exigente para la base de fans (curiosa contradicción con los precios actuales del boxset que son un auténtica locura).

Repasamos a continuación la versión 5 cds que incluye el disco original tal y como se publicó y remasterizado para la ocasión; un segundo cd con “All the rest”, esto es, los temas que no entraron; las excelsas demos en acústico grabadas por Petty en su casa; un cuarto cd titulado “Wildflowers Live” con algunos temas del álbum en directo y un quinto cd con versiones alternativas en estudio llamada “Finding Wallflowers”.

CD 1 Wildflowers

Y con esas, se cruza Rick Rubin en la vida del californiano. El Príncipe y salvador de cualquier carrera musical que se precie. En la biografía escrita de Warren Zanes, Rubin explica que la única cura para Tom en aquel momento era el estudio. Prácticamente vivía en él cuando se grabó “Wildflowers”. Fue su tabla de salvación. En el libro literalmente se dice que “el estudio fue para Petty como el refugio antibombas del jardín trasero, y no quiso que se acercasen ni Stan Lynch ni Jane Petty”. Entre 1992 y 1994 Tom y Rick Rubin se encerraron en el estudio con una enorme fe acerca de los temas que el primero estaba componiendo. Rubin volvería a trabajar con Petty. En el disco “Echo” pero en dichas sesiones Rubin dice que Petty ya era otro, esto es, Petty ya no era ese tipo entusiasmado que te hacía regrabar un tema terminado y que ya se había mezclado, era un tipo que entraba en el estudio como un oficinista.

Esa melancolía, pérdida, sufrimiento del artista se refleja muy bien en “Wildflowers” en algunos temas claves del disco como “To find a friend” (con Ringo Starr), “You don’t know how it feels” o “Only a Broken Heart”. Pero curtido en mil batallas, Tom se dice así mismo que es momento para despertar (“Wake Up time”) y tirar para adelante “Time to move on” (con la orquestra de Michael Kamen), o incluso para reflexionar y arrepentirse de dejar atrás un matrimonio (“Honey Bee” con Carl Wilson de estrella invitada). En definitiva, “Wildflowers” sigue siendo el disco que precede un divorcio, de un matrimonio fallido (cuando terminó la gira de presentación del disco, Tom y Jane lo dejaron estar). Como describía el propio Warren Zane en la biografía del artista, el disco es un “flujo de sus estados de ánimo”. Adria Petty ha comentado que cuando Tom se sentó con su familia a escuchar el álbum ya terminado, fue muy consciente que el matrimonio entre sus padres estaba sentenciado.

“Wildflowers” empezó a grabarse en los míticos Sound City Studios de L.A. donde antes Tom ya había grabado “Damn de Torpedoes” (1979) en un momento crucial de la vida de Tom. Venía de publicar dos discos de notabilísimo éxito producidos por Jeff Lynne que brillaban por sí solos, repletos de luz y alegría: “Full Moon Fever” y “Into the Great wide open”. Petty había girado por su país, día sí día no, había conocido y tocado con sus héroes (Dylan, Harrison y Orbison) junto con el citado Lynne, sí, con los estupendos Travelling Wilburys, y su matrimonio con Jane– juntos desde los 17 años- hacía aguas por todas partes (pese a que la cita en los créditos del disco original). Además, Tom estaba peleado y muy furioso con el Heartbreaker, Stan Lynch (que todavía aparece en los créditos de algunos temas extras del boxsest y que intentó boicotear el disco desde el primer minuto de entrar en el estudio). Lynch fue sustituido (con el consentimiento expreso del resto de Heartbreakers) por el inglés Steve Ferrone- bailarín de claqué desde los tres años-. Al terminar el disco Ferrone no era todavía un miembro oficial y cuando Tom con los Heartbreakers tocó en el mítico programa Saturday Night Live para presentar algunos temas del nuevo disco, quien se puso al frente de la batería fue Dave Grohl (puede visualizarse esa grabación en Youtube). Tocaron “You don’t know how it feels” y la potente “Honey Bee”.

A día de hoy sigo impresionado con el siempre excelente trabajo de Mike Campbell, fiel escudero de Tom. Pero la producción y el sonido que Rick Rubin (y no se olviden por favor del enorme Steve Ferrone a la batería) es tan excelso que, sumado a la enormidad de las composiciones incluidas en el disco original, incluso remasterizado este 2020, todo el álbum sigue sonando igual de bien que cuando fue publicado un 1 de Noviembre de 1994. Haceros notar que ningún disco anterior o posterior suena como “Wildflowers” , un auténtico diario abierto de Tom Petty en el que página a página, tema a tema, puedes elucubrar su estado de ánimo, sus miedos, sus dudas en el primer lustro de los noventa.

CD 2 All the Rest

Muchos de los descartes de “Wildflowers” fueron utilizados en la banda sonora del film “She’s the One” protagonizada por Cameron Diaz y Jennifer Anniston. Por ese motivo el disco suena tan bien, pero sin alcanzar ni mucho menos la excelencia del álbum predecesor. George Drakoulias, al referirse a los descartes de “Wildflowers” incluso llegó a decir que “hasta sus canciones pasables son buenísimas”. Y estas son lo que, en definitiva, te encuentras en “all the rest”, léase diez temas (las versiones alternativas ya citadas que aparecen en “She’s the One” y cuatro temas nuevos (porque “Somewhere Under Heaven” es un tema de la banda sonora del film “Entourage” de 1995 en la que Campbell prácticamente lo toca todo junto a Tom).

De todas esos temas, destaco por encima de todos el tema “Harry’s Green”, una composición dedicada a un compañero de colegio que falleció joven y que dejó huella en el artista. Tom cuenta que ese tipo iba a clase de español con él y en una ocasión le defendió ante un abusón. Hay que mencionar también que “Leave Virgina Alone”, fue un tema cedido por Tom a Rod Stewart para su disco “Spanner in the Works” de 1995, que suena horrible en boca de Rod pero muy bien cuando la interpreta Tom Petty.

CD 3 Home Recordings

No se me antoja mejor manera que definir esas Home Recordings como las “Esther Demos” de Tom. Sí, las “Easter” como muchos lectores sabrán son las demos de los Beatles grabadas en acústico en casa de George Harrison antes de pasar por el estudio y justo cuando habían aterrizado de su periplo en India con el Maharishi y antes de grabar el disco blanco.

Estas “Home Recordings” de Tom son excelsas, deliciosas. El CD se inicia con “There Goes Angela (Dream Away)” un tema inédito y prosigue con versiones acústicas de “You don’t know how it feels”, “Califorina” y tantas otras publicadas en el álbum original. Pero destacan las inéditas “A Feeling Peace” (tema de 1992 cuya parte de su letra aparece en “It’s Good to be king” del álbum original “Wildflowers”), “Leave Virginia Alone”, “Confusion Wheel” (Benmont Tench escribe en los créditos del tema que es un tema “muy Tom, tiene un poco de Byrds, de Neil y mucho de Buffalo Springfield” o el tema “There’s a break in the rain” (Have Love will travel) – nada que ver con el tema del álbum “The Last Dj”.

CD 4 Wildflowers Live

La guinda del pastel, de la caja versión 5cds. Memorables interpretaciones de los principales temas del álbum grabadas en la gira del disco, pero también en 2020 o 2017 (“Crawling Back to You” de la gira del 40 aniversario, la última gira de una añorada estrella que se marchó demasiado pronto.

Todo me hace pensar que poco a poco los herederos se encargarán de esquilmarnos más con directos gloriosos con todo tipo de extras.

CD 5 Finding Wallflowers

Espectacular recopilación de versiones alternativas del disco con distintos baterías (Lynch, Aronoff y Ferrone), con una versión del tema “Girl on LSD” – cara b del single “You don’t know how it feels”), y la banda tocando prácticamente en directo como si fuera un “live album” con tomas alternativas que son un auténtico delicatesen. De hecho, Drakoulias cuenta en los créditos de este tema que Tom lo compuso en el coche yendo a los estudios Sound City Studios (al igual que el tema “Swinging” otro descarte de “Wildflowers” publicado en el magnífico “Echo” de 1999).

***

«I belong among the wildflowers, I belong somewhere I feel free».

Texto: Jordi Sánchez

2 Comments

  1. Una pena que Warner nos castigue teniendo que comprar en USA la versión de 5cds del mejor disco de la historia del Rock and roll.

  2. El estribillo de “There’s a break in the rain” es justamente el de “Have love will travel” del last DJ, así que podemos considerarla con un primer borrador de la joya que acabó convirtiéndose años más tarde

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter