Encuentros

Rodrigo Ramos: Amables tormentas

Rodrigo Ramos comenzará en marzo los conciertos de presentación (ver fechas al final de esta entrevista) de su nuevo álbum «Sol de invierno», que además de servir como título al segundo disco del gallego, ahora en solitario tras dejar atrás su periplo en la banda Barrio Rojo, es un término que transmite de forma bastante acertada el ambiente musical y emocional que contiene el trabajo en cuestión. Bajo lo que parece ser ya la constatación de un estilo particular, visible desde su debut «Mirabas almas», su naturalidad para plasmar un intimismo que no tiene complejos en mostrarse, por momentos, especialmente atormentado se intuye como el establecimiento de una voz propia que además navega sin ataduras entre el pop, el rock más eléctrico e incluso la música de raíz estadounidense. Una variable paleta referencial con la que construir canciones de una cálida melancolía sobre las que charlamos con su creador…

Tras haber pasado por la banda Barrio Rojo, ¿se siente uno más solo y desprotegido en un proyecto individual o por el contrario resulta más gratificante ser el único responsable de todo?

Te sientes más solo, eso es indudable, pero a la vez no tienes que soportar la falta de implicación o cosas por el estilo. El mundo de la música es complicado, y te tienes que rodear de gente que sume. En un grupo no tienes esa libertad para cambiar las fichas si uno deja de funcionar a nivel implicación. Ahora si un día cuento con un bajista y al otro decido trabajar con uno distinto, no pasa nada. Aunque la verdad es que en este momento me siento muy bien rodeado.

¿Cómo de importante resulta entonces el plantel de músicos con el que te haces acompañar para una grabación, eres permeable a su influencia?

Tienes que intentar llevar músicos que se adapten al formato que buscas, si llevas un guitarrista que solo ha tocado Heavy Metal y que no sale de ahí, va a ser un desastre para un disco de pop-rock, y viceversa. Tienes que buscar a la persona ideal para el género de música que estás haciendo, para este disco por ejemplo tengo dos baterías, las canciones me pedían cosas distintas y necesitaba a gente que conozca el estilo que necesitaba cada una de ellas y que lo tocase de una forma natural.

Musicalmente este trabajo es más melódico, más cálido que su predecesor…

Nada más terminar de grabar «Mirabas almas», mi anterior disco, ya me puse a componer para el actual. En ese momento tampoco tenía nada clara la forma en la que iba a funcionar ese anterior trabajo, pero sí que sabía que necesitaba un álbum un poco más alegre melódicamente. El otro era bastante depresivo, sobre todo en la parte de las letras, y no quería transmitir lo mismo dos veces.

Podríamos hacer una lista interminable de frases que aparecen en el disco que son realmente lapidarias anímicamente. Vistas todas ellas parece que no tienes ningún complejo en mostrar tu parte más desesperanzada…

Yo no soy demasiado positivo en general, y Galicia por su clima también ayuda a eso. Los primeros discos que me impactaron fueron el «Nevermind» de Nirvana, el «Ten» de Pearl Jam y el «Dirt» de Alice in Chains, eso sumado a que mis referentes en cuanto a lectura también van por ese estilo, creo que hace imposible que sea menos lapidario. Pero es cierto que me gusta poder soltar lo que se me pasa por la cabeza sin complejos.

Desde el título del disco hasta un repertorio que viaja de la rabia de “Martes de carnaval” hasta el romanticismo de “La luz del amanecer» parece evidenciar un ambiente de antagonismos…

Creo que la música al final son sentimientos encontrados. Si estás muy contento te apetece tocar, y si estás muy triste, igualmente. «Sol de invierno» es un poco eso, una sensación agradable, que te alivia de los nubarrones, de la lluvia y el frío, aunque siguen ahí, y si te despistas acabas empapado.

¿Hasta qué punto el aspecto musical de un disco es el reflejo de un estado de ánimo?

Supongo que en un porcentaje muy alto. Yo creo que puedo conocer a muchos artistas por el contenido de sus letras. Músicos de carreras largas como Bob Dylan tienen distintas etapas vitales, «Nebraska» de Bruce Springsteen es un canto a la depresión, mientras que «Born in the USA» es mucho más festivo. Cuando lees las historias que hay detrás de esos discos los entiendes mucho mejor. Y este disco nace de una absoluta dualidad en cuanto a mi estado de ánimo.

Otra característica común en estas canciones son unos arreglos musicales muy cuidados y elegantes, donde tienen mucha presencia los teclados e incluso las cuerdas…

En el momento en el que voy al estudio de grabación con una canción ya la he tocado un millón de veces, entonces ya me he imaginado en infinidad de ocasiones la instrumentación que la puede vestir bien. Por ejemplo tengo muchas ganas de tener alguna canción con un saxo, y de hecho tenía un par de ellas en las que podía encajar, pero no se quedaron entre las que iban a formar parte del disco definitivamente. En el trabajo anterior no usamos casi teclado, y en este tenía mucho interés en que fuese un instrumento protagonista, ya que las canciones se prestaban para ello. Igual sucedía con las cuerdas, cuando escribí «Sueño hermoso», por ejemplo, ya vi que había unos espacios en los que tenía que meterlas para que sonase como yo quería.

También me parece notar que en este álbum tu voz toma mayor protagonismo, no sé si es un paso que has dado conscientemente…

Me he sentido más cómodo cantando, creo que en el primer disco estaba un poco más tímido e inseguro, pero en este he visto que las canciones eran ideales para dar un paso adelante, y por lo menos lo he intentado.

Otro aspecto de este disco es que resulta más compacto, con una mayor unidad sonora, ¿ha habido alguna diferencia sustancial respecto al debut en su proceso de escritura?

Evidentemente con los años vas perfeccionando la forma de escribir. También te das cuenta de que necesitas componer un gran número de canciones para luego hacer descartes, buscar que el álbum suene compacto y funcione. De hecho he descartado algún tema que me gusta mucho, pero no era para este disco.

“Quedaches sen nada” es una canción que interpretas en gallego ¿es diferente escribir en este idioma, te induce a hablar sobre otros temas o de otra manera?

Escribir en gallego es distinto sobre todo porque la música que yo escucho en tal idioma es de otro estilo y me evoca otras cosas. Yo en mi día a día hablo gallego, por lo tanto mi primer impulso es escribir en esa lengua, pero bueno….finalmente he elegido hacerlo en castellano. Mi próximo disco quizás sea totalmente en gallego, pero me tiene que salir natural.

Tu sonido parece estar cómodo en un lugar intermedio entre el ambiente americano y un pop-rock más clásico, ¿alguna de esas dos influencias crees que es dominante en tu estilo?

Mis dos mayores referentes son Nirvana y Bob Dylan, creo que mi estilo puede andar por ahí. Evidentemente tengo referentes que cantan en castellano, como por ejemplo Gustavo Cerati, que es algo más melódico, aunque mi vocalista favorito es Chris Cornell. Entre todo ello supongo que debe andar mi estilo.

En “La luz del amanecer” pareces transmitir que te encuentras bien en la soledad, leyendo, con tus vinilos.. ¿en tu forma de escribir necesitas ese estado de intimidad?

Soy incapaz de componer de día, soy muy nocturno, soy hijo único y soy bastante solitario. Me sale de una forma muy natural sentirme bien en la soledad y poder expresarme.

Pronto comenzarás la presentación en directo del disco, ¿cómo vives ese particular mundo de las giras?

Al final los discos son una excusa para poder tocar, es un gran esfuerzo publicar un álbum, pero luego con los conciertos se te olvida lo duro que ha sido y se convierte en una experiencia muy gratificante.

Texto: Kepa Arbizu

 

PRIMERAS FECHAS GIRA 2020

7 de marzo / Sónar / Santiago de Compostela

14 de marzo / Sala Costello / Madrid

21 de marzo / Cotton Club / Bilbao

28 de marzo / New Fizz / Barcelona

16 de abril / Tio Vivo / Salamanca

17 de Abril / Café Avalón / Zamora

24 Abril / Sala El Contrabajo / Vigo

15 de mayo / Sala Mardi Gras / A Coruña

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter