Vivos

Los Pepes – Planta Baja (Granada)


El punk no está muerto, está muy vivo y eso es lo que se vio y escuchó por cortesía de Los Pepes en la sala Planta Baja el pasado miércoles 8 de mayo. Unos punks londinenses que llevaron bien eso de la puntualidad británica presentando su último trabajo “Positive Negative” (Wanda Recrods, Adrenalin Fix Music, 2019) en un tour del mismo nombre que ha recorrido once provincias del estado.
El cuarteto lo forman Ben Perrier a la guitarra y voz principal, Guiltherme Rujao a la guitarra, Killer Kris Kowalski en la batería y Seisuke Nakagawa al bajo eléctrico. Interpretaron temas de ese último disco para una audiencia diversa de alta fidelidad underground. No faltaron los gritos y ánimos por parte de los treinta videntes. Un saludo de un ya despeinado Perrier y ejecuto el rock n’ roll mientras meneaba la
cadera poniendo la vista fija al público. Arrancaron con “Still belong to me” con una puesta en escena poco usual con el cantante a la izquierda del escenario para un despliegue con identidad peculiar. Break del batería y sonó de empalme “Positive Negative” del álbum homónimo con subidas del bajo, notas marcadas y rasgueos de los guitarras que colmaban la lírica. Con “Anyway” se fueron a lo sentimental cantándonos a coro los tres instrumentistas del cordófono una historia profunda sobre la ambición.
Dos golpes de la guitarra y con la armoniosa “This loves war” llegaban temas de su LP “For Everyone” (Wanda Records, 2014). Siguió “Inconsolable” con ese solo de notas conjuntas y melodía pegadiza a lo largo de toda la canción. En “Unknown” tocaban y cortaban sus acordes mientras adornaban con riffs para terminar con un grito del cantante. Los guitarristas se dejaron la muñeca con “Guilty pleasures”, un bloque de distorsión, empujones y baile.

Redobles de nuestro drumman Kowalsky y tocaron “I just don’t Know”, punk californiano que bien podía pegar como tema introducción de serie veraniega adolescente. Por fin un descanso para afinar y llegó “The Trap” que estuvo llena de potencia. “Let me tell you something” es la canción de su último videoclip en el que aparecen chicas vestidas con uniforme militar, un tema con aire bravo donde destacaba el marcaje del charles de la batería. Después de un suspense presentaron “Automatic”, un tema corto que no está grabado en ningún disco. “Ain’t life easy” fue otro rock n’ roll pero de corte bastante frenético. “Tonight” del EP del mismo nombre (Wanda Records, 2014) fue animosa con motivos en los que destacaba el bajo y estribillos donde coreaban sus fiestas nocturnas. Se pusieron reflexivos con “Too late too late”. Rindieron tributo a Slaughter & the Dogs con “Cranked up really high”. “Let’s Go” estuvo cargada de energía y alaridos decididos. Se despidieron con “Action”, la misma que cierra su reciente plástico. Tema con un toque western.

Los Pepes son de escasas palabras en las tablas. Hablan poco pero transmiten mucho carácter con sus canciones. Un sonido crudo y armonías vocales que hay a quien recuerda a aquellas girls groups de los sesenta y a aquellos grupos con los que se inició el punk en los setenta. Incluso estéticamente, pues el batería supo mantener su gorra de cuero en la cabeza todo el concierto como guiño a aquella que solía llevar Joe Strummer de los Clash. Disfrutamos de auténtico punk británico que solo edita en acetato de manufactura germánica.

Texto y fotos: Antxonio Madueño

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter