Encuentros

Estrenamos el nuevo video-single de Diavlo

En el local que frecuentaban Dover antes de poner punto final a su historia, empezaron a juntarse Jesús Antúnez (batería encargado de aporrear una y otra vez el Devil Came To Me) , Edu de la Mata (guitarra y voz) y Mario Díez con muchas ideas en la cabeza. El tiempo pasó hasta que los dos se pusieron uno frente al otro y decidieron dar forma a lo que hoy ya tiene nombre y hasta apellido. Estrenamos el primer video “Malahierba”, primer single de su reciente LP, “Diferente”.

Acabáis de llegar de Estados Unidos… ¿Qué os ha llevado allí?

Jesús: Hemos estado en Estados Unidos grabando un videoclip, para una futura promo. El próximo single va a ser ‘Malahierba’ y nuestra compañía, que tiene contactos allí, nos dio la oportunidad. Ha sido una paliza, ir a grabar el videoclip y volver, pero eso para nosotros es un auténtico privilegio.

Diferente es un disco con muchas intenciones, desde el título hasta el último acorde… ¿Qué habéis intentado con este disco?

Edu: Pues hacer la música que queríamos tocar y escuchar, básicamente, pero también superar las primeras canciones que ya teníamos: habíamos sacado dos singles al principio y luego nos pidieron hacer más canciones… El objetivo ha sido siempre mejorar lo que habíamos hecho.

Jesús: Yo no veo un álbum conceptual e intencionado, pero obviamente cuando trabajas en ello, pertenece a una época, un proceso… Pero no es una obra cerrada, ha habido canciones que han entrado y otras se han quedado fuera.

Al final es un ejercicio de introspección…

J.- Totalmente. Tenemos mucha experiencia y creo que sabemos bastante por donde queremos tirar y el sonido que queremos tener. Aún así, trabajas las canciones de forma individual para hacer algo más global. Cada canción es una pequeña historia, al fin y al cabo.

¿Habéis querido marcar algún tipo de margen con este disco respecto al resto de bandas?

J.- Suena un poco pretencioso decir que somos diferentes.

E.- Sí. Al fin y al cabo, ‘Diferente’ es solo el título de una canción que nos gustaba mucho. También queríamos el nombre de banda y de disco que no se repitiera.

J.- Nos gustó mucho desde el principio. No es una declaración de intenciones para nada. Tenemos muchísimas influencias y no pretendemos hacer nada nuevo, solo canciones que nos muevan por dentro y poder disfrutarlas, también en directo.

¿Hasta dónde queréis llegar con este trabajo?

E.- Paso a paso. Lo que tenemos es ahora. Yo soy mucho de ponerme con muchas cosas a la vez, pero este proyecto es para ir paso a paso. Hacer exactamente esto que estamos haciendo… antes de pasar a lo siguiente.

J.- Poco a poco. Me encantaría llegar lejos con este disco, este es el primer objetivo y me encantaría poder hacer muchos discos y muchos conciertos. Somos una piña, nos entendemos a la perfección tanto musicalmente como personalmente, así que ojalá compartamos muchas cosas.

¿Cómo ha llegado Diavlo hasta aquí?

E.- Jesús y yo nos conocimos en un proyecto anterior, de música electrónica, curiosamente. El batería que estaba se fue, y entró él.

J.- Justo acababa de terminar Dover.

E.- Sí, de hecho yo estuve la última vez en el local de Dover contigo… Luego estuvimos haciendo música durante algo más de un año, pero ese proyecto se diluyó. Tiempo después contactó Jesús conmigo para hacer una canción y a partir de ahí empezamos a sacar más temas. Así empezó Diavlo. Acabamos de arrancar, vaya, pero ya llevamos meses juntos.

J.- Este proyecto ya anda, no es un embrión…

 Y como curiosidad… ¿por qué no os dio por continuar con la electrónica?

J.- Por mi parte, eso fue una experimentación. Con Dover ya hicimos algo de ese rollo pero creo que no es lo mío.

E.- No, lo mío tampoco.

J.- Lo que se nos da bien es lo que estamos haciendo.

“Creo que cualquier banda que toque rock con fuzz, va a sonar a Queens Of The Stone Age… Pero este sonido se lleva haciendo mucho tiempo. Beatles, Jimi Hendrix…” Edu de la Mata

Vaya, pero el sonido que hacéis podría tener su contextualización más electrónica…

E.- Sí, nos hemos pegado nuestras fiestas.

J.- Son temas muy bailables… pero no sé, es lo que nos ha salido. Hay baterías muy electrónicas, y creo que es un concepto que quería plasmar: quería que las bases fueran muy sencillas (también un poco como la electrónica…)

Hablemos de influencias. Está claro que QOTSA está presente en este disco, Jack White, rock noventero, guitarras más añejas…

E.- Creo que cualquier banda que toque rock con fuzz, va a sonar a Queens Of The Stone Age… Pero este sonido se lleva haciendo mucho tiempo. Beatles, Jimi Hendrix…

J.- La comparación es inevitable, claro, pero por ejemplo las influencias de Edu (guitarrista), vienen más del metal: Metallica, Pantera… y de cosas más antiguas.

E.-Y de voz me gustan bandas que tengan armonías, la verdad. Y a Mario, si le preguntaras, estoy seguro que te diría The Beatles, Deep Purple… Lo que hemos escuchado de chavales.

J.- Yo estoy más metido también en cosas más actuales y soy más ‘grungero’. Soy muy fan de QOTSA pero no los escucho todos los días.

E.- Yo soy más fan de Kyuss -que siempre les he llamado “kius” (risas)- y creo que hicieron unos discos de la leche… Pero llevo mucho tiempo sin escucharlos, realmente.

Vuestro estilo es muy melódico. Es evidente que hay muchos grupos que han dibujado vuestras ideas, pero ¿cómo se consigue sonar con personalidad?

E.- Dejándonos ser unos a otros. Es lo que nos sale. Vamos arreglando hacia un lado u otro, pero al final queda lo que más nos convence.

J.- No decimos “vamos a hacer algo melódico, vamos a buscar más esto o lo otro”… Es lo que vamos haciendo, lo que nos mola.

E.- Desechamos, claro, todo lo que no nos convence, porque al final es tocar las canciones muchas veces y si no te gustan…

J.- Edu como no quiera tocarlo, no lo toca (risas).

“Son muchos discos con Dover. Eso se nota, al fin y al cabo, pero cuando algo se acaba es porque se tiene que acabar. Dover tardó mucho en acabarse… se tenía que haber acabado mucho antes” Jesús Antúnez

Es fácil componer… ¡Y también poder cansarte de tus propios temas! Es un reto…

J.- En los procesos creativos hay muchos altibajos: te gusta, lo odias, te vuelve a gustar, dudas…

E.- Nunca estamos conformes hasta que cerramos completamente los temas. El último golpe.

J.- Claro, pero también tienes que saber plasmar el momento y cerrar las cosas. Tienes que tener esa seguridad, no se puede tomar a la ligera. Ojalá nos cansemos de escucharlo, lo que querría decir que la cosa habría ido bien.

Todo proceso creativo se nutre de experiencias pasadas… ¿Cómo ha influido eso?

J.- Eso es parte de tu música. Todo lo que haces es parte de tu experiencia.

E.- En todas bandas, o bien uno comete errores, o le pasan putadas. Las experiencias anteriores nos sirven para la convivencia, para saber en qué no se puede fallar… y cuando te marcas unos objetivos, más aún.

J.- Todo es experiencia.

Y tener una experiencia pasada, con otros grupos como Dover, zanjarla y empezar otro proyecto… ¿Es fácil?

E.- Lo que ha aprendido Jesús, también en producción, se nota mucho.

J.- Son muchos discos con Dover. Eso se nota, al fin y al cabo, pero cuando algo se acaba es porque se tiene que acabar. Dover tardó mucho en acabarse… se tenía que haber acabado mucho antes. Y claramente ahí tienes que empezar algo nuevo, lo que es bueno por la ilusión, sobre todo cuando ves que puede funcionar… Hay mucho ‘orgullo y satisfacción’ (risas). El proyecto de Diavlo nos apasiona, nos rejuvenece. Después de varias décadas en Dover, de varios discos (en mi caso)… Creo que esto nos viene muy bien.

E.- Currar, currar y currar.

Sois exigentes

J.- Hemos apostado mucho por el nuevo proyecto, por lo que queremos hacer. El disco acaba de salir, pero ya hay recorrido con tranquilidad pero sin causa. Las primeras pruebas fueron en inglés… y luego las cambiamos. Malahierba, Diavlo, Paraíso y Fugaz fueron los primeros temas.

“La tendencia está ahora en sacar singles…” Edu de la Mata

En una anterior entrevista en Ruta 66 os preguntaron sobre el futuro y dijísteis que sacaríais un EP. Al final os habéis decantado por un largo…

E.- Había más canciones, creemos que la expectación había subido y, además, nos habían tratado muy bien Virginia Díaz y Julio Ródenas, poniendo nuestros temas en Radio 3. La cosa fue así y al final salió de otra manera.

J.- De hecho, los planes estaban más por la labor de ir sacando singles, pero como empezaron a sonar los temas en radio y en promociones en otros medios, al final pensamos más a lo grande. Nos hemos pegado buena paliza… Tienes muchas ideas, descartas, te quedas con otras… Pero al final es un trabajo a la altura de nuestras expectativas.

E.- Virginia puso un tema y se empeñó en que estrenáramos otro a los pocos días.

J.- Y dijo: “esperamos que saquen un disco pronto”.

Esos empujones son los que valen

J.- Sí, pero además sirve mucho la presión.

Habéis hablado de los singles. En otros estilos se está optando mucho por esta fórmula actualmente… Parece que prima lanzar ‘cápsulas’ que forman un pack en sí, pero ¿es este el futuro?

E.- La tendencia está yendo por ahí.

J.-Sí, es cierto, pero yo pensaba que funcionaba más hacer singles, pero al final nos pedían un disco…Nos han preguntado mucho.

Parece que el trabajo es más “entero”

J.- Claro. No sé si nuestro género había aguantado mucho el formato largo. A mí me pasa que cuando un grupo que me gusta saca un adelanto, quiero escuchar el disco entero.

También habéis trabajado mucho el lado visual de vuestros singles…

J.- Obviamente ahora es todo más visual, se consume más rápido, desde el móvil… Si pudiéramos, sacaríamos un vídeo por cada tema.

E.- Nos encantaría. Los artistas que cuentan con muchas visitas…

J.-Hay muchas fórmulas, pero el videoclip que hemos grabado para Malahierba es otra cosa.

“El panorama ahora, comparado con hace veinte años… ¡Es brutal! Bandas cojonudas, suenan que te cagas… Creo que hay una escena brutal y eso es un orgullo” Jesús Antúnez

Explicadme cómo ha sido la paliza que os habéis metido para grabar vuestro último videoclip en Estados Unidos

E.- Fue una locura. A los veinte minutos de salir del aeropuerto un coche se estampó contra nosotros, en dirección contraria… Pero bueno, estuvimos grabando en la “zona chunga” de Los Ángeles, donde estaba el antiguo Hard Rock Café, que es donde hicieron la foto del disco del Morrison Hotel de The Doors. En la casa en la que grabamos el clip Michael Jackson grabó el vídeo de Beat it. Estábamos alucinando. Cada estancia era un tesoro. Fue increíble, curramos con mucha gente. Salíamos a la azotea y veías toda la ciudad. Impresionante.

Ahora hablemos de los próximos directos, ya hemos visto ahí varias fechas pero, ¿de qué tipo de bandas os gustaría rodearos?

J.- Con Sexy Zebras nos encantaría, la verdad. Son super colegas, nos hicieron un vídeo cojonudo. Somos muy fans.

E.-King Sapo, que son muy amigos, Los Vinagres…

J.-Morgan, Vetusta Morla…

E.- Rufus T. Firefly…

 ¿Y cómo véis el panorama ahora en el Estado español?

J.- Ahora, comparado con hace veinte años… ¡Es brutal! Bandas cojonudas, suenan que te cagas… Creo que hay una escena brutal y eso es un orgullo.

Aunque suene a cliché: ¿Mainstream o underground? ¿Qué preferís?

J.- Estaría orgullosísimo de ser conocido.

E.- No creo que haya una banda que sea mainstream que no le guste.

J.- Eso de “sentirte culpable por tener éxito” se fue con Kurt Cobain…

E.- Claro, y el éxito siempre es relativo. Lo que importa es estar contento y que la gente esté contenta.

Lo importante siempre es sentirte cómodo… ¿Hay que hacer un disco para gustar o para sentirse cómodo?

E.- Si tu meta es gustar… Estás perdido.

J.- En eso no hay sinceridad. Te conviertes en algo que busca únicamente lo que funciona. Una banda creo que no debe buscar eso, sino encontrar algo que realmente le guste. Llevamos mucho tiempo en esto, y tiramos muy alto, pero siempre que nos mole lo que hacemos.

E.- Tenemos libertad para hacer lo que nos gusta y de la forma que nos gusta.

“No creo que haya una banda que sea mainstream que no le guste… Y el éxito siempre es relativo” Edu de la Mata

¿Tenéis más planes dentro de estudio, más temas…?

J.- Claro, necesitamos más temas, estamos pensando en nuevas creaciones y ya tenemos varias cosas hechas.

Entonces, a disfrutar.

E.- Sí, ahora tenemos varios conciertos y además el 20% de la taquilla la destinamos a causas benéficas… Eso también se disfruta, la verdad. Fue una propuesta que nos hicieron, nos pareció cojonuda.

J.- En otros países se hace y vamos a probar.

 

Texto: Jose Verdú

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter