Artículos

El mundo del rock dice adiós al Cabrero

Foto de Xavi Mercadé

El Cabrero dice adiós. Un nombre que aparentemente se sale del contenido de esta Ruta, pero que no es la primera vez que transita. Porque el cantaor, uno de los más grandes que ha dado la música flamenca, tiene espíritu rock, casi punk. Y ahora ha anunciado que nos deja. Se baja de los escenarios, no sin previa gira (y larga) de despedida para dedicarse a cuidar de sus cabras y su familia. Y a nosotros se nos mezcla la pena con la alegría. Esa que da el ser consciente de la suerte de haber convivido con la carrera musical de alguien tan grande. El mundo del rock también quiere decir adiós al Cabrero. Estas son sus palabras…

 

CHARLIE RIVERBOY (THE MILKYWAY EXPRESS): Todos mis respetos y mis buenos deseos al Woody Guthrie andaluz en su retiro al “Olimpo de la Fantasy” en vida. Sus fandangos fueron en mi vida los primeros ejemplos de protesta y rebeldía del ser humano. Recuerdo vivamente sus críticas al poder y a nosotros mismos por permitir que nos la metieran doblada, al igual que sus letras bucólicas del campo andaluz y su vida en él. “Se la hora por el sol y si hay lluvia por el viento..”… A fuego. ¡¡Suerte maestro!!

 

ANDRÉS HERRERA, “PÁJARO”: José Domínguez, El Cabrero. Artista del pueblo . Antagonista de señorito; cabal y antiguo, de esos hombres que miran a tus ojos cuando te dan la mano. Mezcla de Clint Eastwood y Víctor Jara. Un día estuve cerca de él y olía a campo. Autentico de los que ya no quedan. Poeta, luchador, “animalero”, esos que saben hablar con los pájaros, pero sobretodo una persona buena donde las haya. Nos apena tu retiro, pero bien merecido lo tienes, señor de las cabras y del Romero. Salud!!!

 

FERNANDO MADINA (REINCIDENTES): El Cabrero es un tipo muy especial. Hay cantaores que se han relacionado con el rock. Pero no hay casi nadie que durante la semana cuide sus cabras ¡y el sábado llene el Olimpia de París! Su ideología no viene de años de lectura ni de influencias externas en forma de propaganda. Sale de dentro. De la reflexión. Es una persona admirable como artista y como persona. Reincidentes le estarán eternamente agradecidos.

 

HEREDIANS: Hay cuatro palabras que definen a El Cabrero: pureza, nobleza, arte y magia, tanto dentro como fuera del escenario. El Cabrero tiene la sabiduría que no se aprende en los libros, es un ser puro que hace lo que hace porque lo siente, sin ningún tipo de filtro, un ejemplo viviente de cómo debe ser un artista.

 

NARCO: Se retira de este sucio mundillo uno de los pocos auténticos que ha habido en esta tierra. Uno de los pocos que se creía lo que hacía y que se ha mantenido en sus trece hasta el final. Gloria pa tí Cabrero. Un abrazo gigante de los Narco.

 

QUENTIN GAS (QUENTIN GAS & LOS ZÍNGAROS): No ha habido ni habrá un cantaor más anarquista como El Cabrero. Anarquista de corazón y carnet, pero también del cante jondo. Uno de los pioneros en hacer suyo el flamenco, siempre desde el respeto y la ortodoxia, pero suyo, escribiendo sus propias letras y su propia forma de hacer esos palos intocables para muchos. Pero José, cabrero de verdad, salvaje y libre, no rinde pleitesía a ningún convencionalismo y hace siempre todo como dictan sus ideales. Tanto es así que no duda en colaborar con artistas supuestamente tan alejados como la banda de rock Reincidentes y salir vencedor. Me cuenta mi padre Rafael que siendo él presidente de la peña flamenca de Écija interpretó un recital de más de 40 fandangos, sin parar, todos diferentes, letras llenas de rabia, dolor, pero también de esperanza y latigazos a las injusticias de la sociedad. Ya solo podemos dar gracias por su extenso y rico legado y recoger lo que José nos ha querido decir: «canta como vivas y sientas». Hasta siempre cabrero.

 

GUILLERMO ALVAH: Qué difícil en esta vida es ir con el pecho al descubierto y la verdad por delante. Con la boca, la lengua y las botas llenas de tierra; llamando a las cosas por su nombre. Hay un cantaor en el tablao, vestido de negro y con un pañuelo rojo al cuello. Si le prestamos atención escucharemos su voz de sangre: “No se debe condenar a un hombre por pedir tierra, porque la tierra es el plato de toa la humanidad, y no siempre de unos cuantos”. José Domínguez Muñoz, “El Cabrero”, se baja de los escenarios. Él puso voz al drama campesino en nuestra Andalucía, a la lucha de los menos afortunados por encontrar la fortuna, a las nubes y al campo que lo mecían a él y a sus cabras en cada jornada. Una vida luchando, encima y debajo de los escenarios, tanto a nivel social como artístico; una vida con la garganta rota, haciendo frente a quienes le negaban el respeto, a quienes repetían que no respetaba los palos, que no tenía compás, que sus letras nada tenían que ver con el flamenco. José ha demostrado toda su vida que los escollos en el camino no solo no lo perturban, sino que le inspiran a seguir adelante. La eternidad está reservada a los valientes. Larga vida.

 

Eduardo Izquierdo

4 Comments

  1. Dina Aranzazú Correa

    No se puede decir adiós a lo que guardas en el corazón, siempre José, siempre Cabrero, siempre…

  2. Bolichero84

    Sus letras son flamenco, resistencia y ataque de la clase trabajadora andaluza, amo al Cabrero y amo el flamenco. Que nunca muera muera el flamenco, apoyemos a la cantera que no se vende. VIVA ANDALUCÍA LIBRE Y VIVA JOSÉ DOMÍNGUEZ¡!!

  3. Una descripción perfecta del maestro, irrepetible, Cabrero solo uno,jose domuingue z ,muñoz.

  4. Grande en el arte de los palos!
    Grande en el arte de expresar!
    Grande en sus letras de dentro!
    Grande por juntar a gente!
    Tu no te iras nunca de nuestra manera de pensar
    Salud!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto: jorge@ruta66.es
Suscripciones: suscripciones@ruta66.es
Consulta el apartado tienda

Síguenos en Twitter