Encuentros — 21 diciembre, 2018 at 9:27

Hawks & Doves, “los géneros están casi todos inter conectados”

Poco antes del verano, Kasey Anderson anunciaba que tenía nuevo proyecto, que este iba a llamarse Hawks & Doves, como el disco de Neil Young, y que iba a publicar su debut, From a White hotel, en julio. Ahora, meses después de ese lanzamiento del que se encargó Julian Records hablamos con Kasey para que nos explique sus sensaciones respecto al disco y este nuevo grupo.

 

Aunque el disco esté firmado por Hawks & Doves ¿podemos considerarlo un disco de Kasey Anderson?

La organización y grabación del disco fue un proceso muy colaborativo, por lo que no me parecía justo lanzarlo bajo mi nombre cuando todos los miembros de la banda habían participado tan activamente en su realización. Yo escribí las canciones, pero más allá de eso fue un esfuerzo brutal. Así que es un álbum de grupo.

 

Detecto varios nombres propios como influencia en diferentes puntos del disco. Voy a ellas. En primer lugar, detecto mucho la presencia de Steve Earle en el ambiente.

Ciertamente. Steve Earle ha sido una influencia básica en mi manera de escribir desde el principio. Es uno de los mejores compositores que existen, y alguien a quien admiro mucho.

 

En cambio «Bulletproof Hearts» me parece un tema cargado del sonido de Tom Petty.

La canción la escribí poco después de la muerte de Petty, así que intenté encontrar formas de integrarlo en la canción porque, curiosamente, está escrita sobre Laura Jane Grace de Against me!, una banda que, como Tom Petty & The Heartbreakers, empezaron su carrera en Gainesville, Florida.

 

A partir de «Lithium Blues» me aparece otro nombre: John Mellencamp ¿qué opinas?

Al final son influencias. Creo que suena básicamente a Hawks and Doves, y ese es el objetivo final.

 

¿Quién te inspiró más para convertirte en compositor?

Mi madre y mi padre, y su colección de discos fueron mi primera inspiración.

 

Escuchando el disco con calma, me atrevería a decir que se sale estrictamente del country alternativo o americana y puede considerarse más como un simple disco de rock ¿cómo lo ves?

Creo que, en general, los géneros son construcciones muy tontas para personas que, por cualquier razón, necesitan tener la música clasificada para poder apreciarla. Los géneros están casi todos interconectados y la superposición de influencias es inmensa. No veo razones para categorizar a una banda de una u otra manera.

 

¿Qué fue lo más duro y lo más gratificante del proceso de grabación del disco?

Lo más duro fue tomar la decisión de que íbamos a sacar un disco, después de haber estado en prisión, y quemado una serie de puentes entre amigos, seguidores y compañeros. Durante mucho tiempo pensé que era pedir demasiado a la gente que me volviera a escuchar, pero tuve muchos amigos que me convencieron de lo contrario. La parte más gratificante fue ver cómo la gente parece apreciar las canciones, y comprobar que sigue habiendo púbico ahí.

 

La nueva manera de escuchar música en streaming o en base programas online ¿cómo te ha beneficiado o perjudicado?

Como artista no creo que la estructura de pago sea justa, pero entiendo que esa es la forma en la que la gente escucha música hoy en día, por lo que también nos beneficiamos, al menos, porque sabes que vas a ser oído después de todo. Aunque yo como oyente no escucho muchas cosas a través de streaming.

 

¿Tienes algún consejo para la gente que empieza?

Solo que trabajen duro. Es la única manera.

 

Eduardo Izquierdo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: